Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

“La Rosa”, un lugar que siembra cultura

Este multiespacio de El Talar cuenta con bar y vivero propio, ofrece ambientes para realizar talleres, cursos de arte y pasar hermosos momentos con música y atención personalizada. Silvana Bof y Pablo López, dueños del lugar, detallan las cualidades que lo hacen único.

  • Por Florencia Gil y Emiliano Pesasi. 4°A IMVA.
  • Valentina Schiavelli y Candela Muntaner. 4°A IMVA.
  • periodico@elmilenio.info
“Queremos que el arte abarque todo y se le dé un espacio al teatro, a la pintura, a la fotografía, a la música, también a la poesía narrativa”.

El Milenio: ¿Por qué crearon este multiespacio?

Pablo López: A mí siempre me gustaron las plantas, salió para darme el gusto de tener un invernadero propio y además, como tenemos un ingreso desde la ruta E-53, decidimos empezar a vender. Así empezó todo; también a los dos nos gustaba la idea de tener un bar, así que después empezamos a edificar en el parque, un espacio que funcionara como tal.

EM: ¿A qué se debe el nombre del lugar?

PL: Se llama multiespacio “La Rosa” en honor a mi mamá que se llamaba así. Ella está en el cementerio a pocas cuadras de aquí; decíamos con Silvana que mi madre nos había juntado para que yo la fuera a visitar; por eso le pusimos La Rosa. 

EM: ¿Qué tipo de actividades se ofrecen hoy?

PL: Además del bar y el vivero, ahora se dictan talleres, como, por ejemplo, de stand up; está por empezar un curso de fotografía que se viene dando desde el año pasado, y otro taller de velas. Ofrecimos cursos de bordado mexicano y ahora hay un curso para niños sobre medio ambiente.

EM: ¿De qué se trata ese curso?

PL: Lo dicta una arquitecta de la zona, ella está involucrada en un grupo ambientalista de Mendiolaza y trabaja con técnicas adaptadas a los chicos, para que puedan reconocer las distintas plantas autóctonas que tiene un lugar, también sobre los animales, y todo lo que se refiere a fauna silvestre.

EM: ¿Cómo se les ocurrió la idea de incluir las artes en el vivero?

PL:  Silvana es profesora de artes plásticas y yo también he hecho cursos de escultura, los dos estuvimos siempre involucrados en ese mundo, fue casi inconsciente y natural mezclar los cuadros y productos de colage que hacemos y exponerlos en el bar.

EM: ¿Dónde producen los cultivos?

PL: En el mismo lugar, acá, cerca del invernadero hay una zona donde trabaja Silvana, ella va cultivando y vamos haciendo plantas nuevas, hay algunas que traemos, pero también recolectamos semillas y vamos armando pequeñas siembras, distintas plantas, palmeras, pimientos; vamos produciendo así, de a poco.

EM: ¿Cómo es la atención al público de su lugar?

PL: Tenemos comidas rápidas como pizza, empanadas, a veces cazuelas; los domingos algún plato especial que armamos al mediodía y también tacos.

EM: ¿Ustedes elaboran las comidas?

PL: Las comidas son todas elaboradas por nosotros, comidas artesanales, los panes también se hacen acá, y la repostería -que la hace Silvana- ofrecemos tiramisú con crema, dulces caseros, y los domingos y sábados al mediodía tenemos desayunos y a la tarde meriendas con pan casero, dulces, hacemos un té medio campero con mate, salame picado; todo es de acá.

EM: ¿Los beneficia el ingreso por la ruta E 53?

PL: Hemos gestionado en la municipalidad el permiso para que el público pueda ingresar por la ruta, estamos a punto de conseguirlo.

EM: ¿Tiene alguna exigencia/apoyo del municipio?

PL: No, las exigencias son las que tiene que tener un bar o un lugar donde va gente que son las de bromatología, de seguridad. En cuanto a la municipalidad tuvimos muy buena aceptación, nos han dado el apoyo. Los clientes de la zona, ya no quieren salir hacia Córdoba ni hacia otros lugares por el tema del control de alcoholemia, la gente busca un lugar donde relajarse, a la vez vienen al bar y se entretienen viendo un espectáculo.

EM: ¿Usted, su esposa y su familia son nativos de Mendiolaza?

PL: No, nativos no, Silvana hace 20 años que está acá y yo hace 4 años.

EM: ¿De dónde son ustedes?

PL: Yo de Córdoba y Silvana de Entre Ríos.

EM: ¿Hace cuánto tiempo tienen el bar?

PL: El vivero tiene 2 años y el bar tiene 1 año y medio.

EM: ¿Cómo se ven a 5 años con este proyecto?

PL: Te cuento una historia: acá vinieron dos chicos que eran artesanos y habían estado en Colombia, ellos nos comentaron sobre un lugar que conocieron en ese viaje y que se llamaba “Andrés carne de res” y cuando vieron nuestro bar les pareció idéntico, sólo que más chico. Nosotros apuntamos a ser como “Andrés, carne de res”: un lugar donde todo está reciclado, un espacio privado donde se baila, se hacen exposiciones, donde se dispone de lugares para chicos; en 5 años queremos ser algo parecido.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: