Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Sabores serranos

EMPRENDEDORES/ RÍO CEBALLOS 


Paso a paso los alimentos con mayor valor nutritivo y bajos en grasas se van instalando en nuestras rutinas. En esta oportunidad, El Milenio entrevistó al fundador de los snacks saludables “Del Árbol”, Diego Falabella, quien contó cómo llevó adelante su emprendimiento en Río Ceballos.

La implementación de los kioscos saludables, del cuidado integral de la salud y de los buenos hábitos, son las nuevas tendencias en el mercado.

El Milenio: ¿Cómo surgió la idea? ¿Cómo fue el desarrollo al cabo de los años?

Diego Falabella: La idea surgió simplemente por tener ganas de comer una barra de cereal, pero que sea sin cocción y sin que se pierdan los nutrientes en el horneado. Hemos aprendido a hacer barras de cereal con avena, sin saber nada del tema, pero sí interesados en la alimentación natural. Básicamente eran muchos ingredientes con azúcar adentro del horno, mis ganas y mi necesidad de ese momento me dieron por pensar de qué manera podía hacer una barra de cereal, pero sin que pase ese proceso de horno que estropea los aceites naturales y demás. Así fue que pensé en algo que se pueda comer crudo, pensé en la avena, pensé en algo que la pueda aglutinar, que sea natural y pensé en la miel, y ahí dimos la primera prueba, la primera receta modelo, fue hace unos 6 años en la ciudad de Córdoba.

Desde Sierras Chicas, productos con procesamientos sin cocción, sabrosos y saludables…

EM: ¿Cómo es el desarrollo de un emprendimiento en las Sierras Chicas?

DF: Nosotros nos desarrollamos muy desde abajo, muy de a poco, en realidad siempre tuvimos una visión puesta en vender tanto en toda la ciudad de Córdoba como afuera de Córdoba, porque si no, no nos da el caudal de ventas para trabajar solamente con Sierras Chicas, pero bueno, a nosotros esto nos gusta, porque es comenzar un trabajo lindo, con un buen objetivo, en un lugar con un entorno natural muy lindo, a diferencia de estar pensando siempre los proyectos desde las ciudades más grandes.

EM: Además de la avena y la miel ¿Qué ingredientes lleva este producto?

DF: Tiene semillas de chía, girasol y sésamo, después la variedad de siempre: almendras y pasas de uva, y la variedad nueva: cacao puro y maní, a diferencia de la otra variedad, pero también contienen avena, miel y todas las semillas.

EM: ¿Cómo se lleva a cabo la producción?

DF: Se reciben los ingredientes, se seleccionan sacando impurezas, como las pasas de uvas, se revisan las almendras también para sacar cáscaras y palitos, y después de una preparación en seco, fraccionando los ingredientes en baldes, se mezcla con miel, a una temperatura de 45 grados, para que esté tibia y se pueda manejar, no más de eso, porque se arruina, y después se amasa y se hace una tira muy larga como de 2m y medio y se lleva todo a un mismo nivel para terminar cortándola, con cortantes tipo panadería, redondos, así llega el producto y se envasa en la envasadora

EM: El envasado es el único proceso mecánico industrializado del producto, lo demás es artesanal, ¿Verdad?

DF: La forma de llegar a esa pieza era artesanal, después este año, en febrero, comenzamos a usar esta envasadora que resuelve mucho las cuestiones del envasado, durante mucho tiempo fue manual, la mayoría del tiempo, era con varios procesos con etiqueta pegada y un sellado.

“El aporte es de 196 calorías, a diferencia de otros alfajores que son supuestamente sanos pero en verdad son industriales”

EM: ¿Qué relación tiene el producto con la nueva tendencia de alimentación saludable?

DF: En realidad no fue pensado del punto de vista del marketing, sinceramente hay una nueva oleada de alimentación, como conté, por interés personal y por la necesidad de generar algo de dinero en nuestra nueva vida en Córdoba, ya que procedemos de Bs As. Concretamente tuvimos ganas de que eso que habíamos logrado llegue a la mayor cantidad de gente posible, está bueno que haya nueva información y nuevas formas de ver la alimentación, a su vez hay un montón de cosas que son “mucho más envoltorio que otra cosa”.

“Un crecimiento inesperado. Desde las sierras hacia Buenos Aires, La Pampa, Rosario, Mar del Plata y también Mendoza”

EM: ¿Se puede calcular la demanda que está llevando el producto?

DF: Sinceramente septiembre es muy raro, porque está complicada la cosa, tenemos un promedio de 250 cajas semanales.

EM: ¿Tienen planeado ampliar más allá de alfajores hacia otros productos?

DF: No como plan, sinceramente, puede surgir por supuesto, no como algo pensado. En algún momento pensamos en hacer una granola, empezamos a hacer pruebas, recetas, pero todavía no hemos definido elaborar eso, porque hay mucha granola en el mercado y no es tan fácil salir con algo de lo que hay mucho, pero esa es una idea. Otra de las ideas es algún producto más dulce, tipo postre, en base a otra receta, hemos pensado, sin cocción. Si hay unas ideas.

Un emprendimiento motivacional y amigable…

EM: ¿Las personas pueden conocer tu fábrica? ¿Cómo es la vía de conocimiento del producto?

DF: Por la visita no hay ningún problema, mientras sea pactada con previo aviso, constantemente nosotros ahí elaboramos y no tenemos posibilidad de que la gente nos visite de forma espontánea, por el lugar, pero si es algo pactado yo los atiendo y los recibo.

EM: ¿Cuáles son las vías de acceso para conocer más?

DF: Hoy en día, la página está bastante armada dentro de lo poco que estuvo armada durante mucho tiempo.

Página Web: www.delarbolaargentina.com. Instagram: delarbolarg. Facebook: delarbolargentina

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: