Anuncios

El Club Unión de Unquillo

Con 75 años, esta institución no para de escribir la historia deportiva de la ciudad.


Por Mabel Tula | periodico@elmilenio.info

Colaboradores: Franco Gastaudo, Fabricio Paganelli e Ignacio Avin. 4°A IMVA


El club Unión tuvo destacadas actuaciones en fútbol, bochas y básquet; es recordado por la memoria de mucha gente que disfrutaba los torneos de verano, donde venían equipos de Córdoba con renombrados participantes, deportistas reconocidos del básquet cordobés. De las bochas se puede decir que han tenido una rica experiencia por lo que se advierte en cuadros y trofeos expuestos dentro del club. El fútbol también ha tenido una época brillante en los años 90.

La institución funcionó primero en un domicilio que se encuentra cerca de la vieja estación, al frente de Villa Camila. Cuatro años después, con la ampliación de las actividades, se mudaron a donde están hoy, en Azopardo y Alberdi.


Rememorando los inicios del Club


No hay texto alternativo automático disponible.

Armando Biassotto pasó toda su juventud en el Club Unión; jugaba al fútbol desde los 10 años para Independiente y al básquet desde los 16 en el Club de Unquillo, allí encontró a quienes siguen siendo hoy sus grandes amigos. A sus 75 años ya es socio vitalicio y se dedicó en los últimos tiempos al juego de las bochas.

“Como integrante de los pioneros del club tengo muchos recuerdos, como cuando se pusieron los mosaicos en la cancha de básquet alumbrando con un farol, el trabajo se hacía solo de noche porque los hombres que lo armaban venían después de haber trabajado todo el día en las obras. Hubo gente que si había que destapar un desagüe iba y los destapaba, otras que subían a arreglar  los techos; no todo se contrataba y se pagaba. Mucha gente dejó años de su vida en el club y en el caso mío, como en el de varios, interveníamos trabajando en la Comisión Directiva”, rememora Biassotto.

“La historia de las bochas en el club es una historia muy rica, se puede decir con toda tranquilidad. Se hicieron campeonatos interprovinciales y hasta hace un tiempo atrás, llegaban jugadores de primera línea  a participar en amistosos. Y hoy podría decir que tranquilamente debe haber más o menos entre 20 – 25 bocheros en Unquillo que van a diferentes clubes a jugar”, agrega Biassotto.


La historia reciente


El 90% de quienes integran hoy la comisión son personas que han llegado a vivir a Unquillo cerca del año 2000. En ese momento la cantidad de socios rondaba las 100 – 120 personas. La crisis del 2000 afectó también a los clubes del interior y el Unión no fue la excepción, sufrió déficit económico e institucional, disminuyó notablemente su cantidad de socios, participantes y de actividades, pero por suerte pudieron mantenerse independientes y hoy han llegado a normalizar la parte institucional y jurídica y se sostiene gracias a sus socios.


El presente del Club


En octubre renunció el presidente a cargo Antonio Jorge y asumió Fabián Pérez, que hasta entonces era vocal primero. “Nosotros arrancamos en octubre, en ese momento sólo se ofrecían  cuatro disciplinas, hoy por suerte ampliamos eso. Tenemos patín, a cargo de la instructora  Soledad Cáceres (con reconocimiento internacional, quien en mayo participó en un torneo en Italia). También Karate, a cargo del profesor sensei Leonardo Santucho de conocida trayectoria y uno de los profesores seleccionados de Córdoba. Tenemos Handball dirigido por Gabriel Moreno;  Básquet con la profesora Lorena Romano y Sebastián Tabares; Esgrima con el instructor Lucas Ramallo para el entrenamiento funcional, pero está a cargo la profesora Eliana Cabrera;  Folclore a cargo de Giselle Zapata y fútbol, que se da los domingos, pero no con carácter competitivo ya que lo que se busca es enseñar cuáles son las técnicas, las normativas, las reglas, y está dirigido a todos aquellos chicos que les cuesta o que no han tenido la posibilidad de un aprendizaje en competencias de colegios. A partir de noviembre empieza arquería”, remarca Fabián Pérez.

La imagen puede contener: exteriorHoy tenemos alrededor de 350 socios y el valor de la cuota es de 100 pesos; a partir de 2018 va a tener un pequeño ajuste debido a todos los incrementos y la inflación. Los beneficios que se le dan al afiliado son bastantes, por ejemplo, el hecho de acceder a distintas actividades en las que pueden participar, ya que si no estás asociado no se permite. Otro tipo de beneficio es que cuando se necesita alquilar una instalación del club, un salón o una cancha para hacer algún evento particular, se les hace un precio especial”, remarca Pérez.

Por otra parte, hay una gran demanda de espacios y tiempos, ya que nuevas actividades están golpeando las puertas como gimnasia rítmica, aikido, tela y una escuela de danza y música afroamericana, a las que todavía no se les puede decir que sí. “Hemos decidido avanzar sobre el lugar donde estaba anteriormente el sector de bochas y vamos a trabajar con un piso especial que va a ser temporal, mientras seguimos gestionando para hacer un playón de multidisciplinas en la parte de atrás, donde recuperamos terreno. La cancha de bochas sería trasladada a otro sector del club, hacia el frente; hay que hacer reformas y recuperar espacios, pero cuesta mucho dinero”, concluye el presidente Fabián Pérez.

Anuncios

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

Otras noticias de elmilenio.info

Deja un comentario

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: