Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

“Subite que te llevo… al cine”

“La Combi” es un proyecto social liderado por dos unquillenses que tiene la finalidad de llevar la experiencia del cine a aquellas ciudades que no tienen el privilegio de contar con salas cinematográficas. Agustín y Cristian comenzaron este viaje hace unos meses, recorriendo el país para brindar este servicio a todos los poblados.

  • Por Vicente Schechtel. periodico@elmilenio.info
  • Tomás Antoun y Tomás Bertocco. 4°A IENM.
  • Antonio Bianco y Nicolás Artal. 4°B IMVA.
Cristian Balestro y Agustín Truccone junto a “La Combi”.

Travesías, lugares, emociones, experiencias. La sensación de viajar es una de las actividades más gratificantes de la vida, libera el cuerpo y genera anécdotas que pueden durar para siempre. Conocer nuevos lugares, personas, culturas abre tu mente hacia otras vivencias alejadas de la cotidianeidad.

La naturaleza aventurera de cada uno nos lleva a encaminarnos hacia destinos que no conocemos. En este recorrido esperamos poder encontrar algo que nos motive a seguir aventurándonos y lograr aquello que deseamos realizar alguna vez.

La provincia de Córdoba, sus sierras, su naturaleza, su fauna, la hacen un lugar único para explorar las diversas zonas que promete esta región. Sus paisajes nos pueden llevar a emprender otros rumbos, caminos donde se generen nuevas historias como la de “La Combi”.

Cristian Balestro y Agustín Truccone son dos vecinos de Unquillo que hace unos meses decidieron llevar a cabo una idea que produciría gran impacto por su finalidad. Incentivados con la propuesta de un proyecto solidario, partieron hacia diferentes localidades de la provincia para propagar la experiencia del cine.

Estos dos viajeros y amantes de las películas, motivados por las ganas de recorrer el país, querían aportar algo para lograr una mejor sociedad. De esta manera, decidieron desplazarse por las ciudades, para proyectar filmes, en aquellas poblaciones que no contaban con salas cinematográficas.

“Pensamos en la idea del cine móvil, porque hay muchísimas localidades del interior que no tienen salas, entonces decidimos llevarles el cine allí”, explicaba Cristian en entrevista con El Milenio. Su objetivo es claro y están dispuestos a realizarlo en la provincia, aunque seguramente se animen a más.

Un mensaje inclusivo

Cristian y Agustín son dos amigos que los une sólo una cosa: el cine. “Somos cinéfilos, o sea, no tenemos ninguna formación que tenga que ver con ello, sólo somos apasionados”. Este interés por las películas es lo que los llevó a crear el proyecto de “La Combi” para transmitírselos a todos.

Su intención era que la gente salga un poco de las pantallas de su casa y puedan tener otro tipo de experiencia. Esta idea generó que cada vez más localidades se contactaran con ellos, para que arriben a sus poblados y puedan lograr esa meta.

Agustín recordaba: “Una vez fuimos a un pueblo que tenía 200 habitantes y cumplía 80 años el lugar. Había 150 personas en la plaza, que llegaban con almohadones y reposeras para ver la peli. Todos estaban en silencio y luego se escuchaban las risas desde los más ancianos hasta de los más chicos. Era una animación para toda la familia y me generó mucha alegría ver a toda la gente con sus cosas”.

Para ellos, la iniciativa de un “cine móvil” es una propuesta amigable e inclusiva, que “se puede hacer en un asilo de ancianos, en un jardín de infantes o en la misma plaza del pueblo”. Esta es una de las ventajas que tiene el proyecto, poder entretener a personas de todas las edades y, al mismo tiempo, difundir un mensaje solidario.

Ambos creen que el cine es una de las pocas formas que existen de impresionar a las personas, unirlos en un solo lugar y volverlos espectadores de un arte único. “Ver la cara de asombro de los niños que nunca han visto una peli, o en los asilos donde muchos de los abuelos hace 15 años que no van al cine, es gratificante para nosotros”.

Cine para todos

Esta iniciativa requiere la adquisición de todos los equipos técnicos y audiovisuales para realizar las proyecciones en cada lugar. Entre estos, los más imprescindibles son las películas. “La Combi” posee una gran variedad de filmes para poder entretener a públicos de todas las edades.

“Cuando se comunican con nosotros, les pasamos un catálogo con 300 películas y de ahí nos ponemos de acuerdo con lo que vamos a proyectar. Nosotros les sugerimos cual película según el público, pero siempre decide la institución”, explicó Agustín.

En este catálogo se pueden encontrar filmes de tipo nacional, independiente y extranjero. La idea es poder despejarse de lo que es la cinematografía comercial y llevarles a los espectadores una filmoteca diferente de la que están acostumbrados a ver. “Queremos que la gente se empape de cultura nacional y cosas diferentes”, enfatizaron.

Además, buscan que las personas se alejen un poco de lo que es Netflix y todo el circuito comercial que los rodea hoy en día. Volver a los viejos tiempos, en donde toda la familia se reunía para ir al cine. Sin embargo, son conscientes de que esta opción se ha vuelto muy costosa para un grupo familiar de cuatro o cinco integrantes, por tal razón, consideran que lo que hacen es una buena alternativa para esto.

“La Combi”

“La combi es amigable, la gente te saluda y te hacen señas de luces en la ruta”, comentaron. Se trata de una Volkswagen modelo 86, un vehículo que siempre se caracterizó para aquellos que deseaban realizar un viaje sin un destino en particular. Irónicamente, el cine es quien ha familiarizado esta idea con la sociedad.

“El viaje comenzó cuando compramos la combi, desde ese momento venimos puliendo esto. Estaba muy deteriorada y fue difícil de conseguirla, pero necesitábamos un vehículo grande donde llevar todas las cosas que íbamos a utilizar”. La combi se había convertido en una de sus prioridades para emprender esta aventura, lo cual requería de mucho trabajo para ponerla en condiciones.

La restauración se inició hace casi dos años, en la cual empezaron a repararla y equiparla para viajar. Al mismo tiempo, comenzaron a investigar sobre otros proyectos similares y todo lo que necesitaban saber para el viaje: la logística, cómo llegar a los distintos lugares, entre otras cosas. Finalmente, el 1° de Mayo “La Combi” fue estrenada oficialmente.

“Estamos constantemente haciendo proyecciones en Córdoba y en las Sierras Chicas, también viajamos por el Valle de Punilla, las zonas de Río Cuarto, Alpa Corral, Achiras, La Carolina El Potosí, algunas de las localidades que ni siquiera figuran en el “googlemaps”. Después estuvimos por Alcira Gigena, Coronel Baigorria, Río de los Sauces y ahora estamos esperando que pase el invierno para arrancar nuevamente hacia Miramar y toda esa región”.

La hoja de ruta es planeada de acuerdo con cada poblado que se comunica con ellos, su intención es poder “incluir la mayor cantidad de proyecciones posibles” en todo el territorio. Por esta razón, esperan que su mensaje sea difundido en la mayor cantidad de medios posibles para cumplir con el objetivo.

Un proyecto autogestionado

Los viajes, las restauraciones, el equipamiento, la comida, todo esto conlleva un sacrificio económico para lograr su propósito y mantener el volante en curso. Pero aún así, ellos se sustentan a través de sus ahorros y las donaciones que han conseguido de muchos seguidores.

“Es un proyecto totalmente autogestionado, todo sale de nuestros ahorros, esfuerzo y laburo. Por eso, es bueno el contacto previo, así podemos armar la ruta y optimizar los gastos en movilidad y viáticos que sale de nuestro bolsillo. Tratamos de hacer que este trayecto sea lo más lineal posible”.

Simultáneamente, están introduciéndose en un nuevo emprendimiento para poder sostener los gastos que se generan día tras día. Este negocio consiste en la venta de calcomanias, stickers y bitácoras estampadas con ilustraciones de “La Combi”.

Según señalan, muchos artistas se han interesado por esta temática, lo cual fue algo que los sorprendió. Pero esto les dio una idea. Enviaron a cada uno el concepto de lo que significaba el proyecto y así cada ilustrador representaría a su manera la idea de “La Combi”. Estas gráficas son las que utilizan ahora, para ilustrar los artículos de su negocio. “Tratamos de ir incluyendo cosas en el itinerario que puedan ser de fácil venta y que nos sirvan para la nafta, el peaje y el viaje en sí”.

También tienen la suerte de recibir donaciones de todo tipo, que los ayuda a restaurar la combi y apoyar solidariamente a las localidades que llegan. “Cuando vamos a lugares de bajos recursos empezamos la cadena de favores y entregamos ropa, útiles escolares y comida a los que lo necesitan. Aprovechamos para hacer todas estas colaboraciones”.

“Proyectar en un glaciar…”

“¿Cuál es su sueño como fundadores de este proyecto?” Fue una de las últimas preguntas que se hizo en la entrevista. Generalmente, la respuesta siempre implica una de las aspiraciones más grandes que uno quiere lograr con algo. Lo que contestaron, superó las expectativas.

“Viajar. Proyectar en un glaciar o en la Garganta del Diablo, sin ir más lejos, proyectar en el Dique La Quebrada “. A su vez agregaron: “Queremos generar un espacio abierto para todo el mundo. Acá en Unquillo hay lugares hermosos, el palacio es un lugar bellísimo o poder proyectar sobre un buen paredón. Ahora vienen los días lindos, tal vez podamos coordinar.”

Agustín y Cristian anhelan poder cumplir este sueño a medida que recorren el país. Por el momento, continúan esperando que cada vez más localidades se contacten con ellos para preparar un nuevo viaje hacia dichos destinos. Llevando consigo un catálogo de películas de todo tipo, para proyectar sobre otro paredón.


  • Turismo Solidario,
  • una nueva forma de viajar y ayudar.

Hoy en día las posibilidades de viajar se han multiplicado y cada vez más jóvenes se animan a explorar el mundo. Europa, América Latina, Indochina y Oceanía son algunos de los lugares favoritos de los turistas para emprender rumbo hacia nuevos destinos.

El “Work and Travel” se convirtió en una de las opciones más económicas para conocer algún lugar y trabajar al mismo tiempo. Pero actualmente se volvió muy popular la experiencia del “Turismo Solidario”.

Se trata de una nueva forma de recorrer una región y poder colaborar, a través de diversas prácticas, con los habitantes de ese lugar. Este tipo de actividad promueve la idea de ayudar al prójimo y a las personas que se encuentran en zonas de escasos recursos.

La iniciativa es fomentada por diferentes organizaciones sin fines de lucro – ONG´s – de todo el mundo. Su interés es buscar adeptos que sean responsables, solidarios y comprometidos con la tarea de cooperar con estas poblaciones. La ventaja de esta nueva tendencia es que combina el goce de conocer otra cultura y el espíritu solidario de cada uno.

Para llevar a cabo la actividad, primero es necesario contactarse con alguna de las fundaciones que promueven esta experiencia. Argentina, España, Bolivia, Colombia, Honduras, México, son algunos de los países que ya implementan el “Turismo Solidario” y envían voluntarios a diferentes continentes para que emprendan esta práctica.

En Córdoba se pueden encontrar algunas de ellas. Estas instituciones reciben jóvenes de todo el mundo que buscan recorrer las sierras y los paisajes de la provincia, y al mismo tiempo, aportar su trabajo con esta tierra.

Se trata de una propuesta enriquecedora en la que cada vez más viajeros se inscriben para poder conocer otras culturas, trabajar en equipo y aprender más sobre cómo se relacionan otras comunidades.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: