fbpx
Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

La escuela primaria María Elena Walsh

Incentivadas por padres de sus alumnitos del jardín “El reino del revés,” la seño Carolina Proietto, junto a su colega Ximena Celador, se lanzaron al desafío de ofrecer una nueva escuela primaria para Río Ceballos en el año 2011.

  • Por Mabel Tula | periodico@elmilenio.info
  • Matías Alassia y Tomás Ullúa. 4°B IENM.
  • Tomás Touriño y Nazareno Avellaneda. 4°B IMVA

La flamante institución logró la autorización del Ministerio de Educación y la promesa de la donación de un terreno del por entonces intendente Sergio Spicogna. El sueño duró poco ya que el cambio de gobierno municipal y la inundación del 15 de febrero de 2015 ahogaron las posibilidades.

El Milenio: ¿Cómo surgió la idea de crear una escuela nueva para Río Ceballos?

Carolina Proietto: Yo tenía el jardín maternal “El reino del revés” en el año 2007 y a los papás le gustaba mucho la propuesta educativa que teníamos, por lo que nos propusieron crear la salita de 5 años; entonces fui a averiguar al Ministerio de Educación y me dijeron que para fundarla necesitaba un proyecto de escuela primaria. Conversando con las mismas familias de la institución dijimos: ¿por qué no hacer una escuela? y sabiendo que en Río Ceballos y alrededores la falta de escuelas es importante, me decidí –junto a mucha gente que me apoyó- y empecé a armar el proyecto, que en 2011 lo presentamos en DGIPE (Dirección General de Escuelas Privadas) y salió la aprobación en 2012. Ese año abrimos la salita de 5 y primer grado de nivel primario.

EM: ¿Qué relación tienen con la fundación Mayu Wichay y qué significa?

CP: La fundación Mayu Wichay fue creada para dar sustento legal a la escuela. Mayu Wichay significa “río arriba”; el nombre es por Río Ceballos y el objetivo de la fundación es educativo y cultural, para el crecimiento de Río Ceballos y alrededores. La fundación sigue activa, ahora estamos dando capacitaciones para adultos en Unquillo, Carlos Paz, Jesús María y Córdoba. La fundación y la escuela son dos cosas separadas; la fundación la autoriza y abarca mucho más que la escuela.

La imagen puede contener: 1 persona, sentado e interior

EM: ¿Dónde funcionó el jardín o guardería?

CP: En un edifico que alquilábamos en la zona de Ñu Porá, en la esquina de la pileta Arco Iris; ahí comenzamos a funcionar. Cuando se nos hizo difícil sostener el proyecto, tuvimos que salirnos del área privada y comenzamos a funcionar como escuela libre. Empezamos a gestionar en Córdoba la categoría que se conoce como “escuela de gestión social”; es una nueva categoría en la ley de educación que no está todavía en la provincia de Córdoba.

EM: ¿En qué situación se encuentra hoy la escuela?

CP: La escuela está cerrada, tomamos esa decisión debido a la cantidad de trabas que tuvimos a nivel municipal. La gestión de Sergio Spicogna nos había prometido un terreno para la institución, pero cuando terminó su gestión no dejó ninguna constancia para que esa promesa se concrete. También influyó la inundación del 15 de febrero, ya que terrenos de muchas familias fueron afectados y el de la escuela quedó relegado.

EM: ¿Cuánto tiempo funcionó?

CP: La escuela primaria funcionó hasta julio del año pasado y el jardín se sostuvo hasta diciembre, cuando decidimos cerrar definitivamente porque no se podía sostener más el gasto económico.

EM: ¿Qué sucedió con los alumnos? ¿Cuántos eran?

CP: Las familias sabían la situación de la escuela y se fueron antes. Llegamos a tener 50 niños.

EM: ¿La donación del terreno no fue aprobada por ordenanza?

CP: No, a nosotros nos habían destinado un terreno en barrio Bela Vista, en el ingreso a Río Ceballos, pero cuando asumió la nueva gestión de Albanese decidió que no se podía otorgar ese predio para la construcción de una escuela.

EM: La metodología educativa que ofrecían ¿tenía características particulares?

CP: Sí, tiene características particulares y con fundamentos de la metodología que se conoce como “escuela nueva”, muy parecida a la metodología usada en Finlandia; esa forma de educación es sólo nuestro referente, porque no trabajamos con una única línea pedagógica.

EM: ¿Por qué cree que hay pocas escuelas en Río Ceballos comparando con la cantidad que hay en Unquillo y que tiene menos población?

CP: Hay muy poco acompañamiento a la creación de nuevos proyectos educativos. Se presentan muchas iniciativas que lamentablemente no pueden seguir creciendo porque no reciben apoyo ni a nivel municipal ni provincial.

EM: ¿Quedan pasos por hacer, para construir el edificio o ya han abandonado el proyecto?

CP: La escuela se cerró porque fue un trabajo arduo que llevamos a cabo mi compañera Ximena Celador y yo. Ahora las dos estamos trabajando en el dictado de cursos de biodescodificación, formando a personas para ser terapeutas en esta temática.

La justificación oficial

Consultado por El Milenio, el director de educación de la municipalidad de Río Ceballos Damián Castro explicó la postura del municipio:

EM: ¿Tuvo algún tipo de intervención en las acciones relacionadas con el Colegio María Elena Walsh?

DC: No, no hemos tenido ningún acercamiento, hemos hecho mucho hincapié en tratar de establecer las relaciones con las escuelas provinciales y también con las privadas, pero siempre tratando de mantener una línea de trabajo en conjunto. Se cursó la invitación a esta escuela para que empiece a integrar una mesa, armar un equipo compuesto por todos los individuos que estamos encargados, que tenemos tareas educativas y tratar de hacer una autocrítica, tener conocimiento propio de cada una de las funciones que cumplimos dentro de un sistema educativo, no sólo desde lo formal, sino también, desde lo informal y poder sentarnos a planificar una mejora y una ampliación de la calidad educativa para los vecinos de Río Ceballos. El objetivo es tratar de crear un concejo educativo municipal donde nos podamos sentar a decidir las cuestiones del área en forma conjunta. Es una de las propuestas que vamos a estar sacando ahora.

EM: ¿Cuál es la situación actual del colegio?

DC: Al no ser oficial esa escuela, no podemos tener injerencia. Es un tema en el que no hay que interferir en cuanto a la decisión que tome esa institución sobre sus objetivos. Hoy estamos en esa posición, en que ellos puedan aclarar la situación en la que están y después sentarnos en una mesa a trabajar y ver como seguimos.

EM: ¿Qué hay de cierto sobre el rumor que indica que la municipalidad no permitió la apertura del colegio?

DC: En primer lugar, esto es una confusión. Nosotros tenemos que entender que los centros educativos dependen en su mayoría del Ministerio de Educación de la provincia, siempre respetando la ley de educación nacional. La provincia tiene sus propias legislaciones y nosotros tenemos que ayornarnos y tratar de hacer acuerdos para respetar eso. No hay ningún impedimento por parte de la municipalidad, siempre y cuando las autorizaciones del Ministerio de Educación estén a la orden del día.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: