Anuncios

El bailarín en Bollywood

Ariel Moreira, el bailarín independiente cuyo innegable talento lo llevó a la viña de Carlos Paz, para la temporada de verano, dialogó con El Milenio.


Por Amira López Giménez | amiralopez@elmilenio.info

Colaboradores: Agustina Gallego, Lara Rodríguez y Milagros Ocanto. 4°A IENM


La rama de la danza a la que me dedico no busca respuestas, sino generar cada vez más preguntas e interrogantes. Si tengo que hacer una síntesis personal, la danza es un medio de expresión de ideas o conceptos”, expresó sutilmente Ariel Moreira, bailarín oriundo de Unquillo que descubrió la danza en la EPA y la convirtió en un beneficio para sí mismo. “Me hacía muy bien bailar, me encontré con un aspecto mío del que no era consciente: mi cuerpo y lo que podía hacer con él”.

Moreira es bailarín independiente, creativo, se caracteriza por su formidable altura y su talento neto de expresión. Muchos le conocen no sólo desde la escuela EPA, sino también de otros espacios como la Ciudad de las Artes, los corsos y los múltiples salones y academias de baile regados por el corredor serrano. En cada lugar su personal danza fue sorpresa y admiración.

Fue la misma ciudad de Unquillo que con su mística de arte fue llevándolo suavemente hacia su vocación de vida, la danza contemporánea. Sin lugar a dudas fue la mejor elección. Recientemente José Muscari, reconocido director teatral, encabezó un casting en el Teatro Acuario de Carlos Paz y seleccionó artistas, exclusivamente cordobeses, para su espectáculo “Bollywood”, así es que entre doscientos actores presentados quedó seleccionado nuestro vecino de la ciudad, Ariel Moreira.

El experimentado bailarín contó su vivencia sobre el casting donde se presentó, pero como actor. “Soy bailarín contemporáneo y tengo un leguaje muy distinto, así que decidí audicionar como actor ya que he tenido alguna experiencia. Fue muy loco todo, hasta último momento no sabía si ir o no. Practiqué el monólogo que tenía que llevar aprendido y pedí ropa prestada porque había que ir muy extravagante. Lo viví de una manera muy linda, la audición fue muy relajada y natural”, detalló el bailarín sobre aquel día donde las cosas cambiaron. Además, Muscari lo felicitó por el talento y el nivel de profesionalidad.

Bollywood fue una de las obras más taquilleras en Buenos Aires y ahora se prepara para el verano en Carlos Paz. La obra será estrenada el 28 de diciembre a las 22:30 hs en el Teatro Acuario. EL MILENIO.

Bollywood fue una de las obras más taquilleras en Buenos Aires y ahora se prepara para el verano en Carlos Paz. Al respecto, el bailarín de Unquillo expresó: “Trabajamos a la gorra y eso nos pone ansiosos, porque no sabemos cuánto vamos a ganar, no hay una productora y nos movemos como teatro independiente. Creo que a la gente le va a gustar porque es una obra graciosa, dinámica y con mucho movimiento y cuerpo en escena, reivindica al teatro independiente en una ciudad invadida por el marketing”, y con entusiasmo agregó: “¿Cómo lo logré? Siendo yo mismo. Teníamos que aprender el monólogo y expresarlo, pero desde nuestra personalidad. En realidad, es lo más difícil que te pueden pedir en una actuación, porque uno siempre tiende a imponer un personaje. Fui lo más natural y original que pude y ¡quedé!”.

La obra será estrenada el 28 de diciembre a las 22:30 hs en el Teatro Acuario. Estará disponible todos los días hasta fines de febrero (excepto los martes). Obviamente, están todos invitados para ir y apoyar el talento del vecino unquillense.


Sobre Ariel Moreira

La imagen puede contener: una o varias personas
Fue la misma ciudad de Unquillo que con su mística de arte fue llevándolo suavemente hacia su vocación de vida, la danza contemporánea.

Dedicarse a la danza es una decisión de vida compleja, plagada de desigualdades y oportunidades. El bailarín sostiene que no es nada fácil este mundo de arte y movimiento. “Hay un predominio de lenguajes o expresiones que están muy impulsadas por los medios de comunicación, quizás son más comerciales y obviamente dejan más rédito. Si no te abocás a eso, lo independiente es muy difícil. No es un medio de vida fácil. Aún dentro de la rama más comercial, tampoco llegan todos. Hay mucha segregación, por cuestiones físicas y demás”.

Sin embargo, la danza contemporánea tiene ese algo especial, otorga libertad y rompe los moldes continuamente para dar lugar a lo nuevo, a lo impensado. “Es un género muy expresivo, permisivo, en cuanto a otros lenguajes que tienen códigos muy cerrados. La danza contemporánea permite una exploración muy personal, donde puedo crear mis propios pasos, y eso me gusta, poder ser yo mismo”.

Sobre tanta libertad cada persona puede buscar y encontrar lo que desee. Por su parte, Ariel Moreira sostiene estar en una búsqueda que va más dirigida a lo “político” de la danza, para dejar un mensaje de inclusión y aceptación. “Me gusta trabajar desde estéticas distintas, como desde lo grotesco, lo bizarro, no como esa cosa linda, lineal, perfecta, prefiero abrir una puerta a lo diverso”, explicó y agregó: “Voy por el lado de lo alternativo, en crear nuevas estéticas, en abrir nuevos interrogantes y me gustaría llegar a tener una compañía y trabajar en el ámbito estatal. Me parece muy importante que la danza tenga un lugar como un bien cultural, como patrimonio. Mi búsqueda va por ese lado: lograr instalar espacios que sean de bien común para la gente”.


En la vida hay que bailar

La imagen puede contener: una o varias personas y barba
“Me gusta trabajar desde estéticas distintas, como desde lo grotesco, lo bizarro, no como esa cosa linda, lineal, perfecta, prefiero abrir una puerta a lo diverso”

Si bien, el mundo de la danza ya tiene sus complejidades internas, también sufre de otras cuestiones que tienen que ver con la mirada social muchas veces sesgada por prejuicios y estigmas colectivos. Bailar parece ser una actividad exclusiva para la mujer, por sus movimientos y estilizadas técnicas, pero la realidad dista mucho de este prejuicio. Las estadísticas indican que tanto hombres como mujeres tienden en las mismas proporciones a bailar o formar parte de un grupo de movimiento expresivo.

Desde este ángulo, Ariel cuenta que hace falta salir más para superar estas ideas. “Para empezar, tanto para ver danza como para ver cosas en general, hay que salir de la casa y de la pantalla. Hay que salir de los programas que venden un estereotipo o un ideal de danza, de cuerpo, de mujer, de hombre, de farándula. Hay que ir al teatro, a los teatros, Córdoba está lleno de teatros independientes es enorme la red”.

“Tengo una visión bastante política y espiritual, aunque suene medio esotérico. La vida es movimiento. Donde hay vida hay movimiento. Cuando hay una planta por más que parece quieta tiene pequeños movimientos. El universo se mueve, todo se mueve. La danza es para mí esa manifestación del movimiento de todo. Mi visión de la danza es muy poética, refleja como uno puede moverse en una sociedad, como está bien visto, qué movimientos son bonitos o feos, hablan de ciertos valores y ciertas formas de pensar de la sociedad”, concluyó Ariel Moreira, el bailarín cuyos pies pisarán pronto las tablas de Carlos Paz.

Anuncios

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

Otras noticias de elmilenio.info

Deja un comentario

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: