ESPECIAL: A 5 AÑOS DEL 15F

Lo que dejó el festival Sierras Unidas por el Agua

El sábado 15 de febrero se llevó a cabo el festival conmemorativo Sierras Unidas por el Agua en Unquillo. El evento contó con múltiples artistas.

Nueva iniciativa para limpiar el dique La Quebrada 4

Unquillo. El pasado sábado 15 de febrero se llevó a cabo el festival Sierras Unidas por el Agua, donde habitantes del cordón serrano gritaron “la comunidad sí responde”, a través del arte y la búsqueda de concientización. A cinco años de la gran inundación, la convocatoria fue mayor que la realizada en 2019. Personas de todas las localidades e incluso de la ciudad de Córdoba, pasaron por el festival para apoyar la causa.

El evento giró en torno a visibilizar la situación que hasta el día de hoy, atraviesan 51 familias que todavía no recibieron las viviendas prometidas por el Estado. Además de resaltar la lucha contra el desmonte y el avance de la urbanización en zonas protegidas. De esta manera, distintas organizaciones de Sierras Chicas junto a vecinos y vecinas llevaron a cabo la jornada de una manera alegre y emotiva.

Crónica de una noche artística y multitudinaria

A las 18 horas aproximadamente los stands de artesanos y puestos ambientales estaban listos para recibir a la gente, mientras en el escenario la primera banda comenzaba a tocar. Siendo la ciudad de los artistas, no podía faltar la representación plástica. Anu Nasparteck comenzó a trazar unas líneas negras mientras los músicos hacían bailar a la gente, en pocos minutos, esas líneas tomaron más color y se transformaron en la perfecta representación de la Pachamama, cruzada por el monte y el agua.


NOTA RELACIONADA


Hoy 15 de febrero es una vivencia muy importante porque hace cinco años estaba perdiendo todo menos la vida, y hoy estamos en comunidad. Este festival es un éxito, en cuanto a armonía, en cuanto a defensa del medio ambiente, trabajo comunitario. Realmente lo que trabajamos fue algo que dio satisfacción. La gente está en paz, se entiende porque cuidados nuestro territorio y la vida, mientras las autoridades de gobierno no lo hacen.  –Rosa Cativa.

Uno de los stands más destacados fue la línea del tiempo llamada “Memoria comunitaria”, la cual databa desde el 15 de febrero del 2015 hasta el corriente año. La consigna conllevaba que toda persona que deseara compartir lo que recordaba de ese periodo de tiempo pudiera escribirlo.

Para esto había papeles de distintos colores que representaban las respuestas comunitarias, las acciones institucionales, el devenir familiar, lo sucedido en Unquillo, las acciones del gobierno municipal y por último las acciones del gobierno provincial.  Al final de la línea se observaba un espiral, en el cual se colgaban los deseos para el futuro. La forma de espiral representaba el deseo dinámico de la comunidad.

Antes de que el sol se ocultara, un grupo de mujeres realizó una intervención artística mientras una cantante las acompañaba con su voz y bombo. Durante la intervención, invitaron al público a que se uniera e improvisara junto a ellas, fue así como tanto niños, niñas, jóvenes y adultos se dispusieron a expresar lo que sentían a través de una danza espontánea.

Al caer la noche, Los de Unquillo comenzaron a tocar unas chacareras, incitando a todos los presentes a bailar. Fue cuestión de segundos para que se formara una ronda en la cual bailaban entre desconocidos, riendo y aplaudiendo. Niños sobre los hombros de sus padres chasqueaban los dedos, mientras la ronda continuaba girando.

Por supuesto tanto baile hizo que los estómagos comenzaran a rugir, por lo cual a las 23 horas el buffete ya estaba casi agotado. Con una gran variedad de comida como pizzas, empanadas, papas fritas y choripanes, consiguieron recaudar fondos para la lucha de todas las organizaciones con el objetivo de frenar el desmonte.

La música no se detuvo en ningún momento de la jornada, con una gran diversidad de géneros como el rock, el folklore y la cumbia mientras Nasparteck continuaba dándole vida al mural. Sin embargo, hubo una pausa para poder proyectar un vídeo realizado por Paula Spalleti, llamado “La diablada”, donde se plasmaban relatos de personas damnificadas.  



Cerca de la media noche, representantes de todas las organizaciones se unieron para leer un manifiesto y con eso darle fin a lo que fue una noche para la memoria de muchos. En el documento se vio representada toda la comunidad, ya que se les brindó la posibilidad de formar parte de la organización a quien estuviera dispuesto a sumarse. El trabajo colectivo fue lo que llevó a que el quinto aniversario de la gran inundación fuera recordado a través de distintas emociones, sin perder la esperanza y haciendo más grande la lucha colectiva.

Representantes de distintas organizaciones leyeron el manifiesto en conjunto.

Manifiesto Sierras Unidas por el agua

Hacer memoria hoy es sumamente necesario e importante: se cumplen 5 años de las terribles inundaciones de ese 15 de febrero de 2015 que arrasaron nuestras ciudades de las Sierras Chicas, que  nos costaron vidas, salud, bienestar, tranquilidad. Que se llevaron la vida de más de 8 personas, durante y después de esa jornada fatídica.

Hacer memoria es necesario y urgente. Así lo exigen las 51 familias unquillenses y otras de pueblos vecinos que aún esperan sus viviendas, que aún esperan la respuesta del Estado, de cuyos representantes solo reciben promesas vacías. 51 familias que a 5 años viven en condiciones habitacionales precarias, que con cada lluvia ven su vida cotidiana y su salud afectadas.

Hacer memoria es necesario y apremiante, porque los gobiernos continúan demostrando su incapacidad y su falta de voluntad política para atender y resolver problemas que se profundizan. Gobiernos que no se hacen responsables de la prevención, no trabajan en protocolos eficaces, ni obras ni planificaciones territoriales que de manera efectiva contemplen el riesgo de futuras inundaciones.

Hacer memoria es necesario porque los negociados inmobiliarios y mineros siguen destruyendo los bosques que nos protegen. Los destruyen con la complicidad de funcionarios y funcionarias de turno en cada municipio y en la Secretaría de Ambiente de la Provincia.

La comunidad sí recuerda lo que el Estado olvida. Fortalecemos la memoria como cada año, como en 2016, 2017, 2018 y 2019, nuevamente nos levantamos y organizamos para reclamar a las autoridades por el  estado de abandono y vulnerabilidad en que permanece la población. HOY hacemos memoria y exigimos:

*La entrega inmediata de las viviendas terminadas a todas familias víctimas directas de las inundaciones. Basta de ejercer violencia institucional, basta de arbitrariedades y basta de empujar a las familias a la espera desesperante. Las vecinas y vecinos tienen derecho a vivir en condiciones dignas, saludables y NO en estado de alerta y miedo constante.

*Exigimos la protección efectiva de las pocas zonas de bosque nativo que quedan en el corredor y en la provincia. El bosque es fundamental para absorber el agua y retener el suelo, para evitar aluviones de barro, para prevenir inundaciones, tanto como sequías. Ninguna obra puede reemplazarlo.

En Córdoba nos queda sólo el 3% del bosque nativo y gran parte está en nuestra Sierras, exigimos que sea protegido con medidas reales y no con intenciones y declaraciones, como la carta de intención que firmaron en 2018 varios intendentes, o como la Ordenanza 1186/19 de Unquillo que bajo el nombre “construcción sustentable” pretende tapar que entrega gran parte del bosque de la zona sur a la voracidad inmobiliaria.

*Exigimos un ordenamiento territorial que priorice el bienestar de la comunidad y no esté al servicio de los negociados inmobiliarios y la especulación; que se garanticen el acceso a la información pública que hoy se retacea, y que las instancias de participación ciudadana en las decisiones que nos afectan sean vinculantes.

*Exigimos un Ordenamiento Participativo Ambiental del Territorio que preserve los bienes comunes, el agua, el suelo, el aire, y que, en el caso de Unquillo, siga los lineamientos de Política Ambiental que se elaboraron en taller y que las autoridades se comprometieron a seguir durante la campaña electoral.

*Exigimos que se planifiquen ciudades socialmente integradas y respetuosas del entorno; que se desaliente el modelo de ciudad dormitorio y de segregación en barrios cerrados, haciendo respetar la normativa vigente que los prohíbe en Unquillo y Río Ceballos y tendiendo a generarla en las demás localidades. Que se promueva la integración social, la economía local, la identidad serrana, el cuidado del territorio y de todas las formas de vida.

*Exigimos Alertas Tempranas, protocolos de emergencia, obras que contribuyan a reducir las escorrentías sin destruir los ecosistemas, establecimiento de líneas de ribera, cuidado y mantenimiento de las cuencas altas y todas las medidas de seguridad seriamente planificadas para evitar futuras catástrofes. 

*Exigimos que se retiren todas las autorizaciones, factibilidades y licencias ilegales de proyectos inmobiliarios y mineros en zona roja de bosque nativo como el Montecito, Villa Candonga, la segunda parte del Terrón, Q3; que dejen de autorizarse desmontes, que se controle el cumplimiento de las leyes ambientales, que se reglamenten todas las reservas del corredor y se asignen recursos para su protección efectiva, que se protejan TODAS las áreas remanentes de bosques.

Vecinas y vecinos hemos tejido redes de trabajo, contención y planificación a lo largo de estos 5 años, haciendo frente a lo dejado por la inundación, buscando generar las transformaciones que creemos necesarias para habitar un territorio seguro y sustentable. Vamos buscando en nuestra vida cotidiana colectiva e individual un modo respetuoso y amoroso de convivir como parte de este ecosistema.

 Crece la conciencia, y convidamos a que crezca también en la ciudadanía la participación y el compromiso. Sin embargo, es preciso que los gobiernos también asuman sus responsabilidades. Ante un Estado que abandona, la comunidad Sí responde, sí se conmueve, se moviliza, se solidariza, se compromete.

Organizaciones de las más diversas hemos trabajado amorosa y afanosamente codo a codo para esta convocatoria. Nos une que compartimos el territorio, nos une el compromiso con la comunidad a la que pertenecemos. Nos une la búsqueda de formas más amorosas de vivir y convivir.

Nos une el agua, que nos inundó, nos une el agua que periódicamente escasea, nos une la preocupación por su contaminación, nos une con las comunidades de Mendoza, Chubut, Catamarca, de toda Nuestra América Latina, Abya Yala, donde estamos luchando para defenderla. Somos las sierras unidas por el agua!

A 5 años de las inundaciones del 15F la comunidad Sí responde.

  • Habitantes de Sierras Chicas
  • AQR- Agua que Resuena 51 familias
  • Arco Iris Fútbol Club –Fútbol Femenino
  • Asamblea del Monte de Unquillo
  • Asamblea de Vecinos del Chavascate
  • Asamblea Sierras Chicas sin Canteras
  • Asociación Civil Los Manantiales
  • Asociación de Trabajadores del Estado ATE-CTA Unquillo
  • Biblioteca Cawana
  • Biblioteca Popular Sarmiento de Unquillo
  • Casita Verde- Salón Comunitario
  • Cátedra Libre de Agroecología y Soberanía Alimentaria, UNC
  • Centro Vecinal de Cabana
  • Cerro Azul Despierta Asamblea
  • Cine Comunitario Unquillo
  • Colectivo por la Memoria Unquillo
  • Colectivo Rayuela
  • Colectivo Territorios Danza Sierras Chicas
  • Comunidad Indígena Chavascate
  • Cooperativa de Servicios Públicos de Cabana
  • Cuando el Río Suena
  • Cuerpo Nativo – Espacio de arte y lenguajes corporales
  • EPA- Espacio Popular de Arte
  • Feministas Andando Sierras Chicas
  • Feria Agroecológica de Río Ceballos
  • Feria Agroecológica de Unquillo
  • Fundación Recodo del Sol
  • Grupo Scout Tinku Huairaspa
  • Comunidad de Hermanas de San Antonio de Padua
  • ICEU –Iglesia Evangélica Cristiana de Unquillo
  • Mendiolaza Viva
  • Murga Agua de Luna
  • Ñuque Mapu. Semillas Agroecológicas
  • Propuesta Popular Unquillo
  • Radio Nativa de Unquillo
  • Rincón Teatro
  • Sembradores Serranos
  • Somos Pueblo
  • TAGUA Organización cultural comunitaria
  • Taller de Talleres –Espacio Multicreativo
  • Adhieren: Área Estado, Ciudadanía y Justicia Ambiental del IIFAP UNC
  • Asamblea en Defensa del Ambiente Córdoba Capital -Asamblea Río Cuarto Sin Agrotóxicos – Asamblea Vecinal del Balcón de Punilla
  • Club Social y deportivo de Agua de Oro – Comunidad Comechingona Timoteo Reyna –  Fundación Vertientes de Saldán
  • Vecinas y vecinos del barrio Los Torres de El Pueblito
  • VUDAS Fuera Porta – Tribuna Ambiental Córdoba – Observatorio de la situación de salud socio ambiental y económica de niños, niñas y adolescentes de las Sierras Chicas

Periódico El Milenio y la página web www.elmilenio.info son un Proyecto Comunicativo Escolar de la FUNDACION JOSEFINA VALLI DE RISSO, que gira con el nombre de fantasía Instituto Educativo Nuevo Milenio e Instituto Milenio Villa Allende.

0 comments on “Lo que dejó el festival Sierras Unidas por el Agua

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: