Génesis Álvarez (Río Ceballos) y Andrés Ponce (Unquillo), de 14 años, fueron preseleccionados para formar parte del equipo de tiro con arco que participará de los Juegos Olímpicos de la Juventud Dakar 2022. Los arqueros viajaron a Rosario el 25 de mayo para su primer torneo, donde obtuvieron el primero y el cuarto lugar, respectivamente.

Jóvenes promesas de la arquería 5
“Somos un equipo, por más que en el torneo estemos compitiendo”, afirmó Génesis Álvarez.

El pasado sábado 25 de mayo, las jóvenes promesas viajaron a Rosario para participar del primero de los cuatro torneos que reúnen a todos los preseleccionados del país (los próximos serán Buenos Aires, en septiembre, San Luis, fecha a confirmar, y Mar del Plata, en diciembre).

Andrés consiguió un puntaje de 266 puntos, obteniendo el cuarto lugar, y Génesis llegó a los 305 puntos, quedándose con el primer puesto.

En 2022 se disputan los Juegos Olímpicos de la Juventud en Dakar y Argentina ya ha comenzado la preselección para la conformación del equipo olímpico de tiro con arco. Para ello, el programa Jóvenes Promesas del Deporte reúne a 200 tiradores del país en cuatro torneos.

Los diez deportistas de cada género que sumen el mejor puntaje entre las cuatro competencias, irán a los Juegos Nacionales Evita 2020. Quienes consigan estar entre los cinco mejores de la competencia nacional, serán seleccionados para ir a las Olimpiadas de la juventud.

Dos de los preseleccionados son de Sierras Chicas: Andrés Ponce, tiene 14 años y es vecino de Unquillo, mientras que Génesis Álvarez, también de 14 años, vive en Río Ceballos. Ambos entrenan en el Club Unión de Unquillo, junto a su head coach, Damián Hrehorow, su monitora, Andrea Cerving y Miguel Ponce, monitor y capitán del equipo Ojo de Halcón.


“La gente opina que el tiro con arco es un deporte aburrido porque no lo conocen. Para mí es un deporte muy lindo”. Génesis Álvarez


“Se siente muy bien que los chicos tengan la oportunidad de competir, aunque para nosotros lo más importante es la formación del deportista, tanto en la disciplina que practiquen como en lo personal”, comentaron desde el Club Unión.

“Obvio que traer un triunfo es algo muy lindo, tener un trofeo le da prestigio al club y motiva a otros alumnos. Pero lo principal es que los chicos aprendan a competir, que sociabilicen, que puedan profundizar en la actividad y que aprendan a desarrollarse como deportistas. Para nosotros es importante que las actividades estén al servicio de la formación de la persona”, expresó Fabián Pérez, presidente del club.

Antes de que el equipo emprendiera el viaje, El Milenio conversó con ellos sobre las particularidades de la arquería y sus expectativas a futuro dentro de la disciplina.

Jóvenes promesas de la arquería 6
“La gente opina que el tiro con arco es un deporte aburrido porque no lo conocen. Para mí es un deporte muy lindo”. Génesis Álvarez

El Milenio: ¿Cuándo comenzaron a practicar este deporte?

Andrés Ponce: Cuando tenía 11 años, mi mamá me comentó sobre una escuela que iba a empezar a dar clases de tiro con arco.  Le dije que me quería anotar porque me gustaba y quería ver qué tal era, así arranqué.

Génesis Álvarez: Yo hago tiro con arco desde los 10 años. Fui a distintos lugares y ahora me llamaron desde el Club Unión para empezar a competir profesionalmente. Acepté porque quería ir más alto y no seguir estancada con los torneos pequeños. Ahora tengo la posibilidad de federarme y ver si puedo llegar a los Juegos Olímpicos.

EM: ¿Qué sintieron cuando les dijeron que fueron seleccionados como Jóvenes Promesas?

AP: Sentí mucha emoción. Siempre quise triunfar en el deporte, pero pensé que la oportunidad iba a llegar más adelante, no me lo esperaba ahora. Quiero sinceramente ganar y poder ser alguien importante en mi carrera.

GA: Me sentí muy bien porque es una gran oportunidad para seguir avanzando.

EM: ¿Cuál creen que es el principal desafío que implica esta oportunidad?

AP: El mayor desafío es ir a los torneos. Me veo bien, pero estoy un poco inseguro, porque me tuvieron que comprar un arco nuevo y lo tengo hace apenas dos semanas. Eso quiere decir que no tengo tanta práctica con él. Pero a medida que voy tirando, le voy agarrando la mano.

GA: Para mí el desafío más grande es seguir subiendo de nivel. Ahora estamos en 14 metros, después nos ponen en 18 y es toda otra historia. En los torneos van decidiendo a qué distancia tirás. Yo empecé tirando a 10 metros y salí primera en una competencia, a los 20 metros salí segunda y ahora estoy en 14 metros por ser de las Jóvenes Promesas. Vamos a empezar desde abajo hasta llegar a lo más alto, que son 50 metros. Mi expectativa y mi desafío es llegar allá, quiero llegar más alto.

EM: ¿Cómo se preparan para los torneos?

GA: Hacemos muchos ejercicios de elongación, usamos una goma de suero para estirar el cuerpo y antes de empezar siempre hay que calentar. Emocionalmente, trato de no pensar en nada, sino, fui. Tengo que estar tranquila a la hora de tirar, si estoy nerviosa la flecha va para cualquier lado porque no estoy concentrada en ese punto.

EM: ¿Cómo lo tomaron sus amigos?

AP: Les conté a muy pocos, creen que es mentira. No creen que acá haya una escuela de arquería. No me creen que esté en la preselección para los Juegos Olímpicos.

GA: Yo les conté a mis amigos, pero no les llama mucho la atención. A mi novio sí le interesó y me ayuda con los torneos.

Anuncios

EM: ¿Creen que se le da al tiro con arco suficiente importancia como deporte en Argentina?

AP: Creo que a la gente no le llama la atención venir a tirar con arco. Es un deporte que, por más que esté en las olimpiadas, no tiene mundiales como el futbol, el básquet u otras disciplinas. No está reconocido. Siempre se mantuvo a un lado de los demás deportes.

GA: No se habla, no se tiene en cuenta. No es lo mismo que otros deportes, este no se ve en muchos lados. Tenés que buscar un montón para enterarte de un torneo. La gente opina que es aburrido porque no lo conocen, para mí es un deporte muy lindo.

Jóvenes promesas de la arquería 7
“En el fútbol o en el básquet siempre tenés que prestar atención a los que están atrás o al costado. En este deporte no tenés que estar alterado, lo importante es la concentración”. Andrés Ponce

EM: ¿Cómo son los costos de practicar tiro con arco?

GA: Es bastante caro, sobre todo por el equipamiento del arco. Aun así, se puede empezar con algo barato y bueno. No se trata de tener el arco más caro, el valor está en el arquero. Si sos buen arquero, por más que el arco sea barato, te va a ir bien. Pero si llegamos a clasificar vamos a necesitar sponsor, así que estamos buscando. El club nos ayuda para organizar actividades y también nos dan espacio para entrenar más días.

AP: Nos vendría bien que nos ayuden a tener más arcos, más flechas, más contenciones. Que nos den algo de madera o cartón para poder armar las contenciones, todo nos sirve.

EM: ¿Cómo se sienten al competir entre ustedes?

GA: Vamos marcándonos detalles, nos retamos entre nosotros. Uno le corrige al otro para mejorar. Somos un equipo, por más que en el torneo estemos compitiendo.

EM: ¿Qué significa el tiro con arco para ustedes?

AP: Yo lo veo como una forma de disfrutar. Lo más lindo es que, por más que te exijan todo el tiempo, es algo que te apasiona.

GA: Si sentís pasión por algo, lo vas a hacer. Vas a querer que los otros te presionen y te corrijan a cada rato, porque sabés que es algo en lo que te podés superar cada día, para ser mejor arquero.

EM: ¿Se imaginan haciendo otra cosa en el futuro?

GA: No, a mí me gusta esto. Es el deporte más tranquilo. Cuando entrás al campo de tiro, estás solo con el arco. No tenés que estar pendiente de nadie más.

AP: En el fútbol o en el básquet siempre tenés que prestar atención a los que están atrás o al costado. En este deporte no tenés que estar alterado, lo importante es la concentración.

Hay equipo

Detrás de todo gran deportista, siempre hay un equipo que lo respalda. El de los jóvenes arqueros de Sierras Chicas está integrado por los padres de Andrés, Andrea Cerving (monitora) y Miguel Ponce (monitor y capitán del equipo), junto al head coach, Damián Hrehorow, quienes también opinaron sobre la importancia y los desafíos de esta gran oportunidad.

Jóvenes promesas de la arquería 8
Génesis Álvarez y Andrés Ponce junto a su head coach, Damián Hrehorow, y sus monitores, Andrea Cerving y Miguel Ponce.

EM: ¿Cómo afrontan los costos que implican los torneos?

Andrea Cerving: Los costos son bastante altos. Este torneo salió en poco tiempo y fue una sacudida para nosotros. Había que pagar la inscripción, federarlos y comprar la remera con la que van a competir.

También está el viaje. Tenemos que ir un día antes, porque no pueden llegar el día del torneo, cansados de un viaje de cinco horas y entrar directamente a competir. O sea que deben descansar, dormir una noche allá, lo cual también suma costo de hospedaje.

En septiembre tenemos el segundo y tenemos programado hacer un bingo en junio para juntar fondos, tanto para la escuela como para los gastos de los chicos en el torneo. El tema es que necesitamos donaciones para los premios y esas cosas.

EM: ¿Cuáles son sus expectativas?

AC: Las expectativas son muchas. Nosotros veíamos muy lejos los Juegos Olímpicos. No por la capacidad de ellos, sino porque nosotros somos una escuela muy chiquita, recién empezamos. Que nos sorprendan así, poder participar de la preselección, es emocionante. Necesitamos juntar fondos, porque la federación te cubre algo, pero no todo.

Como mamá y monitora, espero que vivan la experiencia de un torneo nacional y que den lo mejor. Si llegan, buenísimo, y si no, les queda la experiencia de haber participado, porque es muy lindo. A veces lo importante no es salir primero, sino llegar.

Miguel Ponce: Lo más importante para mí es que los chicos no se pongan nerviosos, transmitirles tranquilidad. Son muy buenos tiradores, allá también se van a encontrar con muy buenos deportistas. La expectativa es que reúnan la cantidad suficiente de puntos para mantenerse en ese nivel.


“Como mamá y monitora, espero que vivan la experiencia de un torneo nacional y que den lo mejor. A veces lo importante no es salir primero, sino llegar”. Andrea Cerving.


EM: ¿Cuál cree que es el mayor desafío para los chicos?

David Hrehorow: El desafío más grande para los chicos creo que va a ser la presión que tienen para este primer torneo, de este nivel. Tienen que concentrarse y enfocarse solamente en el trabajo que deben realizar, lograr que la flecha encuentre el punto amarillo.

EM: ¿Cómo los ve para esta nueva etapa?

DH: Los chicos están trabajando muy bien. Han seguido todo el programa, han entrenado y han sido consistentes en el tiro. Yo los hago meditar. El proceso de meditación es cerrar los ojos y abrirlos, en el acto de parpadear, ya pasó por tu mente toda la relajación. En un parpadeo de ojos, el cuerpo debe tranquilizarse y establecer la técnica correcta de tiro.


¿Cómo son los torneos?

La competencia consta de 36 tiros, fraccionados en dos series de 18 tiros. Dentro de cada serie, se realizan tiradas de tres flechas en cuatro minutos. Luego de finalizar esos cuatro minutos, se ven los puntajes de cada flecha. Esto se repite hasta llegar a las seis rondas de tres flechas, lo cual conformaría la primera serie. Los puntajes dependen de qué punto de la diana toquen las flechas, la cual cuenta con diez anillos puntuados del 1 al 10. Además, en el centro hay una X que representa el puntaje perfecto.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.