Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

La bolsa ya no es un lugar de pocos

Pensar la posibilidad de invertir en la bolsa o en criptomonedas es una realidad que está más cerca que la vuelta de la esquina. Al respecto, el asesor bursátil Rubén Ullúa brinda opciones para refugiar las inversiones de quienes se animen a ser los futuros accionistas de Sierras Chicas.


Por Matías Pérez

matiasperez@elmilenio.info


El Milenio: ¿Cuál es la diferencia entre ahorrar e invertir?

Rubén Ullúa: Esta es la pregunta clave y que, a mi modo de ver, todos deberíamos tener muy claro desde chicos.

Cuando ahorramos, lo que buscamos básicamente es tener un resguardo de capital ante contingencias que podamos sufrir o bien con el fin de lograr cumplir un deseo sin tener la necesidad de endeudarnos; ya sea viajar, estudiar en un lugar determinado o adquirir un bien deseado. Para lograr su objetivo, el ahorrista sólo debe preocuparse por que su capital ahorrado no pierda valor en el tiempo y de esta forma asegurarse que al momento de tener que utilizarlo, pueda cubrir sin mayores problemas su necesidad.

Sin embargo, cuando tomamos la decisión de invertir nuestro capital ahorrado, lo que de algún modo estamos buscando no sólo es la conservación del mismo, sino intentar obtener una renta o ganancia del capital invertido. No obstante, cuando invertimos para obtener una renta, estamos al mismo tiempo asumiendo un riesgo y esto es lo que diferencia a un inversor de un ahorrista. El inversor está dispuesto a arriesgar una porción de su capital a cambio de obtener una renta, en tanto que el ahorrista no está dispuesto a perder nada de su capital, no le interesa la renta, sino sólo la conservación de su ahorro.

EM: La pregunta que todos se hacen y muy pocos responden a la clase media: ¿se puede ser inversionista en bolsa siendo un ciudadano común y corriente?

RU: Si, claro. No existe un mínimo de capital para invertir en bolsa. Cualquier persona puede invertir su capital en el mercado. Diría que el problema por el cual la operatoria en el mercado de capitales no es masiva, no va relacionado al monto invertir sino al desconocimiento y la falta de cultura financiera que existe a nivel país y diría también a nivel región.

Mayoritariamente el argentino que tiene capacidad de ahorro, no accede al mercado bursátil porque considera que sólo es “para unos pocos”, que se necesita mucho dinero para invertir allí y por ello su decisión de inversión termina redundando en activos como el plazo fijo de un banco o la compra de dólar billete.

EM: ¿Y podemos considerar que estos activos son una buena inversión?

RU: No siempre.

La economía argentina desde hace ya varios años que sufre de presión inflacionaria, con lo cual tanto el ahorrista, como el inversor, tienen la difícil tarea de tomar decisiones dentro de una economía donde el capital se deprecia con el tiempo al ritmo de la tasa de inflación.

En este sentido, muchos acuden a colocar su dinero en un plazo fijo para que el banco le pague una tasa de interés por ese capital, sin embargo, nos encontramos que los bancos no siempre cubren la tasa de inflación, con lo cual la decisión no fue óptima ni siquiera para un ahorrista, ya que el diferencial de tasa que deja de pagar el banco respecto de la inflación, termina siendo el porcentaje que se deprecia mi capital en poder de compra.

En tanto, que aquellos que quienes compran dólares con fines de ahorro o de inversión, no siempre logran cumplir el objetivo buscado, ya que, si bien el precio del dólar busca acompañar la tasa de inflación, por diferentes motivos de intervención oficial, no siempre lo logra. Como consecuencia, la compra de dólar tampoco le asegura al ahorrista y menos aún al inversor a lograr su objetivo.

EM: ¿Es allí entonces dónde la bolsa juega un mejor papel?

RU: Exacto. El mercado de capitales es muy amplio y tiene una oferta de activos muy importante, donde el ahorrista y el inversor pueden colocar su capital, ajustándose a su necesidad. Por ello, es fundamental que cada vez más gente deje de ver a la bolsa como “el lugar de unos pocos” y sepa que allí se pueden encontrar herramientas muy útiles para defender su economía y su ahorro.

EM: Con respecto a lo anterior: ¿cómo pasar de ahorrante a inversionista? ¿Puede explicar un paso a paso para entrar al mundo de las inversiones?

RU: En realidad, no es que exista un paso a paso, sino que como mencionamos antes, pasa por saber reconocer cuáles son los objetivos de cada persona para con su capital.

Si concluimos que no estamos dispuestos a perder nada del capital ahorrado, entonces lo conveniente es mantenerse como ahorrista y buscar las herramientas adecuadas en el mercado que permitan defender mi ahorro de la presión inflacionaria.

Si concluimos que estamos dispuestos a tomar riesgo de perder parte de nuestro capital a cambio de obtener una renta, entonces perfectamente estamos en condiciones de cruzar la línea de ahorristas a inversionistas. Ya luego será tarea nuestra reconocer cuál es el instrumento o activo que mejor se adapta a nuestra relación riesgo/beneficio.

“Mayoritariamente el argentino que tiene capacidad de ahorro, no accede al mercado bursátil porque considera que sólo es para unos pocos”

EM: ¿Qué es una acción? ¿Con cuánto capital se puede adquirir alguna?

RU: En términos simples, cuando una empresa necesita financiar algún proyecto de inversión o bien financiar sus operaciones, busca socios. La forma de conseguir esos socios es por medio de la emisión de acciones. Estas acciones cotizan en el mercado de valores y es a través del mercado que aquellos inversores interesados en colocar su dinero a la espera de ganancias futuras de la empresa, que compran con su capital acciones de dicha empresa. En la medida que sean cada vez más los interesados en colocar su dinero en acciones de dicha empresa, entonces el precio de la cotización de la acción subirá y esa variación positiva que exista entre el precio actual de mercado y el precio de compra, será la utilidad obtenida en mi inversión.

El problema de invertir en acciones es que no siempre los resultados de las empresas son los esperados, con lo cual del mismo modo que el precio de una acción puede subir su cotización, también puede bajar su cotización y en ese caso mi capital invertido se verá afectado por la caída del precio. Es justamente por este motivo, que mi inversión en acciones puede sufrir variaciones positivas o negativas, que a las acciones también se las denomina renta variable, es decir, el inversor no puede asegurar cuál será el resultado de su inversión al momento de hacer la compra de las acciones.

Con respecto a la otra consulta, con cuánto capital puede adquirir una acción, vale mencionar que no hay monto mínimo. Es decir, ¿podría una persona comprar sólo 1000 pesos en acciones?, la respuesta es SÍ. El problema de colocar poco dinero, son los gastos de transacción que tiene la operatoria, sin embargo, un pequeño inversor también tiene la posibilidad de comprar acciones por medio de fondos comunes de inversión a través de su banco y esa es una buena forma de evitar o disminuir los costos de transacción que antes mencionaba.

EM: ¿Puede explicar el índice MERVAL? ¿Cómo está parada la bolsa argentina con el resto del mundo?

RU: El índice MERVAL es el indicador bursátil de la bolsa argentina. El índice MERVAL está compuesto por un conjunto de veintiocho empresas, que son las de mayor negociación dentro del mercado. El desempeño del índice habitualmente es el reflejo del global de las acciones y por ello es que actúa como referencia para el inversor. Cuando decimos, subió la bolsa argentina, básicamente tomamos como referencia el rendimiento del índice como forma de medición.  

EM: ¿Qué es un portafolio de inversiones? ¿Cómo hacerlo?

RU: Un portafolio es la combinación de activos financieros donde estoy invertido. Por ejemplo, supongamos que mi capital de inversión lo destino a colocarlo en diferentes activos financieros como pueden ser: acciones, plazo fijo, lebacs y bonos. Dependiendo del nivel de riesgo que esté dispuesto como inversor a asumir, va a depender luego el porcentaje de participación en cada uno de esos activos. El conjunto de todos esos activos, que hacen a mi capital invertido, es lo que se conoce como portafolio de inversiones.

Hacer un portafolio de inversiones es relativamente sencillo. Ahora, ajustar dicho portafolio al manejo del riesgo/beneficio que cada inversor busca, ya no es tarea sencilla y lo recomendable es acceder a un profesional sobre el tema.

EM: ¿Existe la posibilidad de elegir un corredor de bolsa para invertir el dinero ahorrado? ¿Cuáles son las pautas para contratar a uno?

RU: Si claro, cada inversor tiene la libertad de elegir quien será el intermediario para hacer efectiva su inversión. Un corredor de bolsa no es ni más ni menos que un intermediario habilitado para que yo pueda acceder al mercado de valores y realizar las transacciones de compra y venta de activos financieros que desee.

Lo importante que tiene que saber el inversor al momento de contratar el servicio de un corredor de bolsa es asegurarse que se trate de un agente oficial y que se encuentre habilitado por la Comisión Nacional de Valores para ejercer esa tarea. Una vez que certifique ello, entonces la selección va asociada que quien ofrezca mejor servicio y fundamentalmente, confianza.

Vale de todos modos aclarar que los bancos también ofrecen el servicio de agente, ya que todos los bancos son intermediarios del mercado financiero. Ahora, si bien la operatoria vía banco genera a mucha gente mayor confianza, también es válido aclarar que suele ser más costosa que la operatoria por medio de un corredor de bolsa. Son sólo detalles a tener en cuenta, porque como dijimos antes, si el capital que invierto es menor, entonces los costos de transacción pueden limitar mucho mi operatoria.  

“Aquellos inversores que no quieran correr mayores riesgos, pero sí obtener un rendimiento por encima de la presión inflacionaria, considero que las Lebacs son una buena opción”

EM: ¿Cómo convertirse en un inversor en línea? ¿Existe esa posibilidad en el país? ¿Alguna app?

RU: Hoy por hoy es muy sencillo. Cualquier persona que tenga acceso a internet o a una red 3G, 4G, puede seguir y operar los mercados financieros de cualquier parte del mundo al instante. La evolución tecnológica para hacer inversiones en cualquier parte del mundo permite que desde un teléfono móvil podamos estar comprado acciones, bonos o divisas al instante y claramente el fácil acceso a la operatividad, ayuda para que cada vez más participantes se sumen al mercado financiero y por suerte lo hacen cada vez desde más jóvenes, lo que anima a pensar en un cambio favorable y evolutivo en nuestra cultura financiera.

Respecto a las App, son muchas las que hay, pero creo que para seguir todos los mercados del mundo una de las más conocida y de fácil lectura es de la Investing.com.

EM: ¿Puede explicarnos brevemente qué son las criptomonedas?

RU: Las criptomonedas diría que nacen como una rebelión a la crisis financiera que sufriera el mundo en el 2008, conocida como la crisis sub-prime, donde muchas entidades financieras estuvieron al borde de la quiebra por mala praxis de ellas mismas y el sistema financiero mundial se vio colapsado, obligando a los bancos centrales de las principales potencias del mundo a tener que emitir moneda con el sólo fin de poder salvar el sistema.

A partir de esta situación, se evidenció que los bancos centrales, ajustan su política de emisión a las urgencias y presiones políticas del momento, con lo cual motivó la creación de una moneda que no se encuentre regulada ni respaldada por ningún banco central, dando nacimiento al Bitcoin, que es una moneda virtual o también llamada criptomoneda, que utiliza el blockchain o cadena de bloques como tecnología, sin respaldo ni regulación de ningún país, pero sí con consenso de muchas personas que compran y venden en todo el mundo, entendiendo que al no ser una moneda posible de intervenir por ningún estado o banco central, no puede ser manipulable. De aquí que algunos lo llaman “el futuro del dinero”.  

EM: ¿Qué puede decir en lo que respecta a invertir en Bitcoins? ¿Conviene en Argentina?

RU: El Bitcoin nace hacia el año 2009 aproximadamente, lo cual es un activo con poca historia operativa que ha tenido en los últimos años variaciones muy fuertes de precio, que lo convierte en un activo actualmente de mucha volatilidad para un inversor que no está acostumbrado.

Al mismo tiempo, al tratarse de un activo que no está regulado por el sistema financiero mundial, entonces la operatoria se torna un poco más compleja que la de cualquier otro activo financiero regulado, sin embargo, en Argentina hay mucha gente que invierte en Bitcoins y diría que es un activo de mucha atracción para las nuevas generaciones.

Desconocemos cual será el destino final de esta criptomoneda en sí mismo, pero sí estamos seguros que la tecnología que se utilizó para ser creada, el blockchain, sí apunta a ser toda una revolución en sí misma para los próximos años y que será de gran ayuda para la evolución de muchas actividades en el mundo.

EM: ¿En que invertimos este año? ¿Cuáles son los negocios más rentables en tiempos de crisis?

RU: Como mencionamos antes, el activo en el cual invertir debe ajustarse a las expectativas de cada inversor y estas deben estar relacionadas al nivel de riesgo que el inversor está dispuesto a correr por la inversión que realice.

Aquellos inversores que no quieran correr mayores riesgos, pero sí obtener un rendimiento por encima de la presión inflacionaria, considero que las Lebacs son una muy buena opción, donde puedo obtener una tasa anual en pesos del 26-27%, contra una expectativa inflacionaria para este año que apunta al 18-20%, me permitirá obtener un retorno del 6-7% anual en pesos por encima de la inflación y con un riesgo bajo a nulo.

Ahora, para aquellos que están dispuestos a asumir un nivel de riesgo mayor, obviamente contra la posibilidad de obtener mayores retornos, entonces considero que el mercado de bonos y acciones pueden seguir siendo una buena opción, aunque siempre es conveniente que, si la persona no está familiarizada con lo operatoria de estos activos, entonces deberá buscar asesoramiento para una mejor guía o bien canalizar la operatoria por medio de un fondo común de inversión en su banco.  

EM: Por último: ¿Qué recomienda hacer con los beneficios?

RU: Con los beneficios obtenidos siempre recomiendo disfrutarlos con la familia y amigos. Caso contrario, volver a invertirlo y seguir capitalizándose.


Te puede interesar

La enfermedad crónica de la economía argentina

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: