S.O.S: Vacaciones

meaburro3

Por Elena Kuchimpós (Dir. Nivel Inicial IMVA)

Comienzan las vacaciones y con ella muchos niños comienzan a quejarse porque se aburren.

Al parecer no todo es diversión y los niños extrañan las clases y a sus compañeros, dejan de lado sus apretadas agendas y cuentan con una gran cantidad de tiempo libre que muchos no saben cómo llenar.

Algunos padres siguen trabajando, y los que se quedan en casa con los niños se quedan pronto sin ideas y la consecuencia es que los niños acaban aburriéndose.

Lo ideal es no llenar las agendas de las vacaciones de los niños de actividades y juegos y dejarles tiempo para “no hacer nada”, y así comenzar a poner en funcionamiento su creatividad. El tiempo libre es oro y los niños deben aprender a valorarlo.

 

Lo ideal es no llenar las agendas de las vacaciones de los niños de actividades y juegos y dejarles tiempo para “no hacer nada”, y así comenzar a poner en funcionamiento su creatividad. El tiempo libre es oro y los niños deben aprender a valorarlo.

 

Una buena idea es proponer a los niños realizar actividades en familia, inventar un juego conjuntamente, pensar con ellos y ayudarles a inventar su propio ocio. No se trata de hacer algo para que estén calladitos, sino de divertirnos juntos.

Un día sin nada que hacer es un día lleno de posibilidades, pero un niño solo es difícil que lo logre, se agotan rápido sus recursos. Por ello, invitar a sus amigos, suele ser un plan genial, los niños juntos no se aburren.

Una de las principales causas del aburrimiento es que tienen de todo a su alcance y ya nada tiene valor. Es preciso darles elementos en los que tengan que poner en práctica su ingenio y habilidades. Algunos materiales como acuarelas, instrumentos musicales,  disfraces, pizarrones, hojas en blanco, libros de cuentos y… ¡qué surjan las ideas! se inventarán sus propios juegos y el tiempo será su mejor aliado.

Otro recurso que organiza mejor los días de ocio es realizar un panel de actividades. En una cartulina o pizarra colorida hacemos con ellos un cronograma de posibles actividades: andar en bici, visitar a un amigo, cambiar de lugar los juguetes de la habitación, realizar títeres, etc… Cuando aparezca la frase “estoy aburrido” es el momento de elegir qué tienen ganas de hacer.

PiratePlaydateCoverShot1-min

No todo es solo juegos; es importante también que asuman algunas responsabilidades que hagan las vacaciones placenteras para todos. Limpiar en equipo la pileta, ayudar a cortar el césped, cuidar las mascotas, y algo que a todos les divierte: ayudar a cocinar.

El juego es esencial para una vida sana y feliz. Ahora que tendrán tiempo libre, ayudemos a nuestros hijos a redescubrir el juego creativo y aprender que aburrirse no es tan malo.

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

ESTAMOS SEGUROS QUE TE VA A GUSTAR

Comentarios en Facebook

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: