fbpx

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Cazadores de incendios

Un grupo de estudiantes y profesores cordobeses desarrollaron una aplicación que permite predecir el comportamiento y la propagación de los incendios forestales gracias al uso de imágenes satelitales. Los terribles focos desatados en Sierras Chicas durante agosto fueron la principal motivación del equipo. Ahora tendrán que defender su proyecto en la final del Space Apps Challenge, uno de los hackatones científicos más grandes del mundo, organizado por la NASA.

A principios de octubre, la Incubadora de Empresas de la UNC se convirtió en una de las 230 sedes virtuales del NASA Space Apps Challenge 2020, un hackatón organizado por la Administración Espacial Aeronáutica de Estados Unidos que reúne a investigadores, profesionales y estudiantes universitarios de todo el mundo. La consigna fue utilizar información científica y satelital para encontrar soluciones a problemáticas actuales de la humanidad.

Ante la visión de los terribles incendios forestales que afectaron a más de 315 mil hectáreas en Córdoba durante los últimos meses, un grupo de estudiantes y docentes del Colegio Universitario IES Siglo 21 decidieron aprovechar la consigna del hackatón para ayudar a combatir este flagelo que azota a la provincia. Su proyecto, denominado “IA en Foco”, se convirtió en una de las 20 propuestas argentinas seleccionadas para pasar a la siguiente etapa de la competencia, que tendrá lugar a fin de año.

Dentro del equipo, se destaca la participación de dos vecinos de Sierras Chicas: el ingeniero en sistemas de Villa Allende Federico Coraglio y el licenciado en Informática de Saldán Diego Obregón, que actualmente es director general del Departamento de Sistemas de IES. El grupo (integrado además por Juan Cruz Bayonas, Abigail Cano, Diego Garayzabal y Luis Gianasi) dialogó con El Milenio sobre el trasfondo de su singular propuesta.


El Milenio: ¿En qué les sirvió la colaboración de la NASA para la realización de su proyecto?

IA en Foco: Nuestra experiencia en general fue muy cálida. El entorno es muy amigable y los mentores y organizadores dan muy buen soporte a los equipos. Este fue el primer año que nos presentamos como grupo, aunque algunos integrantes ya tenían experiencia en otros eventos similares.

La NASA pone un equipo global organizador con cientos de líderes locales que ayudan durante las 48 horas que dura el evento. En ese lapso de tiempo, los participantes deben buscar soluciones a alguno de los desafíos propuestos por la agencia norteamericana, creando aplicaciones, juegos, herramientas de enseñanza y demás.  A nosotros, particularmente, nos sirvió la posibilidad de acceder a las imágenes satelitales que la NASA dispone para el público, las cuales son una de las variables clave de nuestra aplicación.

EM: ¿Por qué eligieron el nombre “IA en Foco”?

IAF: El nombre surge de la combinación de Inteligencia Artificial (ya que somos cuatro estudiantes y dos profesores de la carrera Inteligencia Artificial y Ciencia de Datos) y “en foco”, que se refiere a los focos de incendios.

En nuestra carrera, estudiamos la obtención y el procesamiento de datos, con el objetivo de ser capaces de entrenar sistemas de Inteligencia Artificial que brinden soluciones a un amplio abanico de actividades industriales, sociales, comerciales y profesionales.

EM: ¿De qué se trata el proyecto que presentaron y fue seleccionado por la NASA?

IAF: Nuestra propuesta consiste en desarrollar una aplicación que pueda predecir el comportamiento de los incendios, marcando la trayectoria posible en base a factores climáticos e imágenes satelitales que muestren el origen de los focos.

IA en Foco es uno de los proyectos argentinos seleccionados en el marco de un evento donde participaron más de mil investigadores provenientes de 250 países. Foto gentileza.

El objetivo del proyecto es contribuir a la toma de decisiones tácticas, para que se lleve a cabo una óptima administración de los recursos disponibles y se puedan generar diversas acciones en función de las posibilidades que marcará la aplicación.

EM: Una vez que la app esté finalizada, ¿estará disponible para todo público?

IAF: ¡Sí, claro! Es más, estamos trabajando la idea de que exista un espacio donde se puedan expresar las necesidades existentes en torno al combate de incendios. A veces hace falta comida, bebidas, herramientas o cualquier otro tipo de apoyo y nos enteramos por algún comentario, las redes sociales, la tele o la radio, pero necesitás estar atento para tomar el teléfono o registrar dónde, qué y cómo. Esta aplicación permitiría centralizar la información y llegar a todos, para que cada uno pueda aportar su granito de arena en la lucha contra el fuego.

EM: ¿Creen que hacen falta más eventos al estilo del Space Apps Challenge que incentiven el desarrollo tecnológico?

IAF: Sin lugar a dudas. En nuestro caso, por ejemplo, muchos quieren hacer algo para colaborar con el tema de los incendios, pero primero es necesario investigar para saber cómo, sobre todo en un contexto donde la abundancia de información a veces puede confundir más que ayudar.

La tecnología puede darnos esos canales. Desde hace varios años, se procura que los datos de gran volumen provenientes de diferentes enfoques puedan acumularse y organizarse a fin de que el avance científico-tecnológico permitan hacer algo con ellos. De hoy en adelante, la forma de tomar decisiones en cualquier ámbito va a implicar, primero, contar con información previa, trabajada y analizada, por eso es indispensable que existan más propuestas que motiven el desarrollo tecnológico en el país.

EM: Más allá del Space Apps, ¿piensan continuar con el desarrollo de este tipo de ideas? ¿Cuáles son sus aspiraciones como equipo de trabajo?

IAF: La expectativa es la más alta. El equipo, si bien está recién consolidado, cuenta con perfiles variados y mucho ánimo de sumar para el bien común. Tener la voluntad de hacer algo para ayudar, sin pensar en recompensa alguna, en la actualidad es algo invaluable.

Desde el primer instante se habló de poder llevar a otro nivel este proyecto, más allá de los resultados del hackatón. Estamos en etapa de investigación, evaluando el costo de contar con información que no tenga interrupciones, qué tipo de capacidad de cómputo vamos a necesitar, qué certeza se puede llegar a alcanzar, con qué precisión, pero lo que nos indica el instinto es que no va a ser elevado el costo ni va a requerir de equipos de ultra tecnología para hacerse realidad.

A %d blogueros les gusta esto: