Fue puesto en órbita a las 20:18 hs. desde Cabo Cañaveral, EE.UU. Fernández, Cafiero, Salvarezza y Frulla acompañaron el lanzamiento que contó con la participación de más de 50 profesionales de CONAE, INVAP, VENG y el Grupo GEMA de la UNLP.


El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Roberto Salvarezza, presenció desde la Residencia de Olivos junto al presidente Alberto Fernández, al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y la gerenta de Observación de la Tierra de la Misión SAOCOM en la CONAE, Laura Frulla, el lanzamiento del satélite de observación de la tierra SAOCOM 1B.

«Cuando veo a estos científicos de pie, trabajando, emocionados, abrazándose porque ven que su labor tiene sentido, digo ‘qué bien hace la Argentina en invertir en toda esta gente’, porque esta gente es futuro para la Argentina, eso debe enorgullecernos«, sostuvo Alberto Fernández luego de ver el despegue desde Cabo Cañaveral, Estados Unidos, del vehículo de lanzamiento Falcon 9, perteneciente a la empresa SpaceX y que puso en órbita al SAOCOM 1B. «Gracias por todo lo que nos dan, gracias por pensar en la Argentina, muchas gracias, de corazón. ¡Felicidades argentinos! Hoy somos un poco mejor que antes«, expresó.

Junto al SAOCOM 1A, lanzado en 2018, el SAOCOM 1B integra la Constelación SAOCOM y fue desarrollado y construido por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) e INVAP, por la firma pública VENG, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y el Laboratorio GEMA de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), entre otras 80 empresas de tecnología e instituciones del sistema científico tecnológico del país. También contó con la colaboración de la Agencia Espacial Italiana (ASI) y forma parte del Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE) creado por la CONAE y la ASI, y que es capaz de proveer a la Argentina y al mundo información sobre humedad de suelo, inundaciones y enfermedades de cultivos, entre otras numerosas aplicaciones, para uso en agricultura, gestión de emergencias ambientales y monitoreo de recursos naturales.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero destacó que «la ciencia argentina, los técnicos argentinos llevan adelante con su esfuerzo diario y ante todas las vicisitudes estos proyectos maravillosos que nos deben enorgullecer a todos los argentinos y a todas las argentinas». remarcó.

Por su parte, el ministro Salvarezza aseguró que «este satélite forma parte del plan espacial argentino a cargo de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales. Junto al Saocom 1A es de mucha complejidad tecnológica que implica un dominio de la tecnología de radares muy alta, que muy pocos países poseen, y pone de relieve nuestra capacidad científico tecnológica. Estas imágenes proveerán datos de mapas de agua, suelos o riego de valor muy útil para nuestros agricultores y los países que las requieran».

Además, aseguró que «El SAOCOM 1B y el SAOCOM 1A son un orgullo para la ciencia y la tecnología argentina y colocan a nuestro país en el primer plano a nivel mundial«.

Desde Estados Unidos, el Director Ejecutivo y Técnico de la CONAE, Raúl Kulichevsky, afirmó: «Sentimos un gran orgullo y satisfacción. El SAOCOM 1B ya está volando en perfecto estado, gracias al trabajo y la capacidad de nuestros profesionales. Saludos y felicitaciones a todos los que pusieron su granito de arena para que esto sea posible.«

Las actividades para el lanzamiento comenzaron el domingo a las 9 de la mañana, con las primeras comunicaciones y verificaciones entre todas las sedes y las estaciones terrenas. Además de los 13 profesionales argentinos que comandaron las operaciones desde SpaceX, otros 60 ingenieros e ingenieras de CONAE, INVAP, el laboratorio GEMA de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y VENG brindaron soporte desde la Argentina, en la Ciudad de Buenos Aires, en Córdoba y en Río Negro.

A las 20:04 hs, se confirmó a Spacex que el satélite argentino estaba listo para ser lanzado. A las 20:18 finalmente partió hacia su órbita, ubicada a 600 kilómetros de la Tierra.

Durante los primeros días en órbita, la comunicación con el satélite se realizará con el soporte de estaciones terrenas ubicadas en Noruega, Kenia, Antártida, Islas Kerguelen, Perú, Estados Unidos, con las cuales hay acuerdos de cooperación, y con las dos estaciones de la red de CONAE en la Argentina, una en Córdoba y otra en Tierra del Fuego.

La Misión SAOCOM cuenta con una importante mejora respecto de los sensores ópticos usuales, lo que permite detectar la humedad del suelo y obtener información de la superficie terrestre en cualquier condición meteorológica u hora del día. Esto es posible porque las microondas del radar son capaces de atravesar las nubes y «ver» aunque esté nublado, tanto de día como de noche. Además, fue pensada para ofrecer soluciones a problemáticas locales que hasta hoy no pueden ser satisfechas con información de otros satélites, y posiciona a la Argentina en un selecto grupo de países capaces de desarrollar la tecnología radar para uso espacial.

La información brindada por el satélite ayudará, mediante un convenio de colaboración entre el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la CONAE, a que los productores agropecuarios sepan cuál es el mejor momento para la siembra, fertilización y riego, en cultivos como soja, maíz, trigo y girasol. También brindará soporte en relación al uso de productos químicos para el control de enfermedades en cultivos y permitirá realizar pronósticos de inundaciones, elaborar mapas de riesgo de incendios y proveerá datos sobre el desplazamiento de glaciares y del terreno.