fbpx

Suscribite

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir avisos de nuevas entradas.

28 octubre, 2020

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Andrea Leguizamón. Entre la política, la música y la docencia

Andrea Leguizamón reparte su vida profesional entre la política, la música y la docencia. Como violinista está abocada a enseñar a tocar el instrumento a niños y jóvenes con dificultades de aprendizaje en una escuela de Córdoba. La experiencia es única a nivel nacional.

Por Dalmiro Cantos y Martiniano Vola

4to Año. Instituto Educativo Nuevo Milenio


¿Encontraste algún error? Avísanos


El arte es un magnífico vehículo de expresión. Permite desarrollar la imaginación, potencia la autonomía y favorece la integración. Sus beneficios son indiscutibles y, por ello, se aprovechan para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad. Así lo interpreta Andrea Leguizamón, reconocida en la sociedad de Sierras Chicas, no sólo por haber sido integrante del Dúo Coplanacu, sino también por su actividad política como directora de Cultura, Concejal y hoy secretaria de Políticas Públicas de Río Ceballos.



Como licenciada en Gestión Educativa, es colaboradora y gestora cultural de diferentes espacios de formación musical, entre ellos, la Orquesta Arzobispo Castellanos, Orquesta Municipal Infanto-Juvenil de Río Ceballos, Orquesta Alfredo Cavalotti y Orquesta del Centro Educativo Mater. Es en esta última escuela donde lleva adelante un ensamble de violines con niños y jóvenes con discapacidades.



El Milenio: ¿Cómo es la institución en la que trabaja?

Andrea Leguizamón: La escuela se llama Centro Educativo Mater y se ubica en barrio Villa Cabrera de Córdoba Capital. La propuesta pedagógica está destinada a jóvenes estudiantes con discapacidades que van desde leves a moderadas, y a quienes se les ofrece un título secundario oficial.

La institución desde que comenzó, ha estado en permanente tensión con el sistema educativo porque propone un espacio singular, particular y especial para jóvenes con discapacidad, al ofrecerles un lugar dedicado, cuando en realidad, el sistema a través de la Ley de Educación Nacional tiende a integrar a los chicos con discapacidad en las escuelas comunes.

Esta institución pertenece a una Asociación Civil conformada por familias que piensan que sus hijos no han podido integrarse en las escuelas normales atravesando situaciones muy diversas. Entonces, plantean una serie de teorías de aprendizaje o cuestiones pedagógicas con respecto a esta realidad, y que en muchos de estos casos han sido comprobadas en el cumplimiento de sus objetivos.

El establecimiento cuenta además con talleres que funcionan por la tarde. Estos espacios tienen por objetivo principal, facilitar la inserción laboral de los jóvenes. Algunos apuntan en mayor medida a la inserción laboral y otros quizás más a la inserción social.

Los talleres que se ofrecen son: carpintería, radio, juegos, pintura artística. También cuentan con una propuesta formativa de asistentes de maestras jardineras y finalmente el de música, que propone un ensamble de violines.

EM: ¿Cuántos Profesionales están en el equipo de docentes?

AL: La institución cuenta aproximadamente con 90 estudiantes y el equipo docente está conformado aproximadamente por unos 25 profesionales, entre psicólogos, psicopedagogos y directivos.

EM: ¿Cómo surgió la oportunidad de trabajar allí?

AL: Surgió por la propuesta de una madre de la comunidad educativa quien conjuntamente con la coordinadora de los talleres pensaron en iniciar este proyecto. Ella me pidió colaboración al comienzo, como una ayuda personal por el desafío que significaba conformar este ensamble ya que hasta hoy, pensamos que es el único a nivel nacional o al menos no conocemos otro proyecto similar.

Por esta situación, el proyecto todo el tiempo nos plantea desafíos que nos hacen poner en cuestión el trabajo diario. Con el tiempo, la primera profesora dejó de trabajar allí y desde la institución se me convocó a conformar el equipo junto a otro profesor que hoy es mi compañero en el desafío.



EM: ¿Hace cuánto tiempo está trabajando de esto?

AL: Hace unos 4 años que trabajo allí. Los jóvenes que forman parte de la orquesta pueden estar cursando la escuela secundaria o bien pueden haberla finalizado, ya que quienes egresan tienen la posibilidad de seguir asistiendo a los talleres.

EM: ¿A cuántas personas les das clases y de qué edades?

AL: La cantidad promedio por año ha sido de unos 23 estudiantes con edades que van desde los 15 hasta los 35 años, aproximadamente.

EM: ¿Les enseñás a tocar instrumentos musicales?

AL: En el taller se enseña violín, pero también utilizamos algunos instrumentos de percusión y de viento como el bombo y la flauta melódica. Al comienzo del proyecto, la escuela hizo una inversión y compró algunos violines para ofrecer a los chicos, también recibió una donación de una fundación. Luego, con el tiempo, las familias fueron comprando instrumentos para muchos de los estudiantes.

EM: ¿Cuáles son los pros y los contras de este trabajo?

AL: Es importante haber podido sostener esta experiencia y tener un crecimiento personal semana a semana, siento que me engrandece gracias a ellos.

Entre los contras, la cuestión económica, ya que como el resto de los profes de los talleres soy monotributista y la remuneración es mínima. Claramente el motivo por el que estoy ahí no es ese, sino lo que mencionaba antes.

EM: ¿Los estudiantes han podido hacer presentaciones de sus logros?

AL: Los chicos hacen muchas presentaciones de sus logros. En años normales realizamos bastantes conciertos y encuentros. Este año, con la realidad sanitaria no hemos tenido aún, pero generalmente estamos todo el tiempo mostrando lo que hacemos.

La institución en tiempos de pandemia



EM: ¿Cómo les está afectando esta pandemia a la escuela en general?

AL: A los chicos la pandemia los está afectando de una forma muy grande y también, hemos tenido una reunión de personal donde se nos ha pedido que le mandemos mensajes especiales, ya que están sintiéndose angustiados y solos en sus casas debido a que sus padres han vuelto a trabajar.

EM: Para finalizar. ¿Cómo está haciendo para brindar sus clases y a través de qué medio?

AL: Nuestras clases las brindamos de manera remota y la semana pasada tuvimos una reunión de personal donde se indicó que todos los talleres se den en clases virtuales, pero en el caso del taller de música estamos haciendo esto desde la segunda semana que comenzó la cuarentena por la pandemia y los resultados han sido muy variados. Pero hubo casos muy muy buenos en los cuales participan más y mejor que en clases, y otros que tienen mayor acompañamiento de sus familias.