fbpx

Por Valentina Solís, Antonella Monguzzi y Agostina Budrovich

5to Año, Instituto Educativo Nuevo Milenio


La posibilidad de acceder a un empleo, se dificulta en muchos casos debido a la cantidad de requisitos con los que el trabajador debe cumplir. Ante esta situación, diversos desempleados se ven excluidos del mundo laboral, lo que provoca una disminución abrupta de los ingresos y gran dificultad a la hora de cubrir las necesidades de la familia.

Mariana González, es una vecina de zona norte de Córdoba, quien con 27 años es madre soltera de gemelos de dos años. Su condición familiar, es la que le impide insertarse en el mundo laboral. “El sistema laboral me excluyó por ser mamá de gemelos, tuve muchas entrevistas, y obtuve como respuesta que cumplo con todos los requisitos, pero tener dos hijos de la misma edad no me favorece”, explicó a El Milenio.


“El sistema laboral me excluyó por ser mamá de gemelos, tuve muchas entrevistas, y obtuve como respuesta que cumplo con todos los requisitos, pero tener dos hijos de la misma edad no me favorece”


Sin embargo, sentirse discriminada y excluida, la motivó y le dio fuerza para armar su propio emprendimiento, E&B Juegos Didácticos y poder así, cuidar a sus hijos, su responsabilidad principal. “Si bien muchos me cerraron las puertas, hoy estoy quebrando esas barreras”, indicó González; y agregó: “Ser mamá de gemelos no es una elección, es algo que muchos no lo entienden”.

Durante la pandemia, inició con la producción de bloques de madera para niños, respetando todas las medidas de higiene requeridas. Con el paso del tiempo, comenzó a tener mayores ingresos, lo que le permitió implementar más artículos, siempre dirigidos a los más pequeños. “Mis productos son ofrecidos y vendidos de manera online por Facebook e Instagram, y trabajo para los niños de la casa, quienes hoy son los que menos entienden y padecen esta situación. Poder sacarles una sonrisa y entretenerlos es el objetivo”.

Además, mandó a diseñar una etiqueta para poder patentar todo el proyecto y darle la forma, seriedad y compromiso. “La competencia es muy amplia, pero la diferencia es la dedicación y el tiempo. Siempre busco incorporar cosas nuevas para captar la atención de los clientes y/o gente que siguen mis redes”.


“La competencia es muy amplia, pero la diferencia es la dedicación y el tiempo. Siempre busco incorporar cosas nuevas para captar la atención de los clientes y/o gente que siguen mis redes”


Su trabajo no cuenta con ayuda del Estado, ni socios, ni con ningún tipo de aporte. “Mi trabajo lo hago a pulmón en la medida que se puede, porque todo tiene más que nada un costo económico y no solo es dedicarme a mi emprendimiento, sino que también soy mamá las 24 horas del día”, aclaró la emprendedora.



Con lo recaudado, destina una porción a cubrir las necesidades de la familia y otra parte a seguir invirtiendo en su trabajo, debido a la necesidad de mantener la fuente de ingreso y continuar con el proyecto luego del aislamiento. Mariana, aspira a seguir formando parte de un sistema el cual la excluyó muchas veces, sin embargo, insiste en que la prioridad son sus gemelos, el fundamento de su emprendimiento. Tiene pensado, cuando la situación mejore, comenzar con una campaña, vendiendo llaveros, ya que muchas personas quieren colaborar con ella y su familia.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: