El torneo “Mate al coronavirus” comenzó con la suspensión de las clases presenciales en todo el país y está destinado a estudiantes de Nivel Secundario y Primario. En sus cinco primeras ediciones, la competencia virtual ya ha reunido a más de 600 participantes de todo el país. El Instituto Milenio Villa Allende y el Instituto Educativo Nuevo Milenio de Unquillo fueron pioneros en la organización del encuentro.

Por Andrés Melano


En tiempos de pandemia, el ajedrez online es una disciplina que crece visiblemente. Según las estimaciones de medios especializados, en los últimos meses se han jugado 200 millones de partidas diarias, un 40% más que antes del inicio de las medidas de aislamiento en el mundo.

En Sierras Chicas, la estrella es el torneo escolar “Mate al coronavirus”, destinado a estudiantes de Nivel Primario y Secundario. Durante abril y lo que va de mayo, la competencia ya sumó cinco ediciones, reuniendo a niños y adolescentes de toda la provincia de Córdoba y otros puntos del territorio nacional, con asistentes de Buenos Aires, San Luis, Entre Ríos, la Pampa, Tierra del Fuego y Capital Federal, entre otros.


Para consultas, información e inscripciones, comunicarse al mail profesorandresmelanomilenio@gmail.com / Foto de archivo.


La cuarta edición del certamen llevada a cabo el 8 de mayo rompió el récord de convocatoria, con más de 150 jugadores entre ambos niveles. En número totales, sumando todas las ediciones del encuentro, la cifra asciende a 600 participantes, con 3000 partidas de ajedrez disputadas y 140 mil movimientos, según las estadísticas del sitio web lichess.org.

La iniciativa comenzó con la suspensión de las clases presenciales, cuando el ajedrez online se convirtió en una alternativa atractiva para continuar con la educación a distancia y brindar una novedosa oportunidad de esparcimiento durante el período de aislamiento.

Andrés Melano.

El objetivo es crear una red de instituciones a nivel provincial y nacional que promueva el ajedrez en niños y adolescentes, para que aumente su práctica en todo el país. Creo que educar es poner a disposición de los estudiantes oportunidades de emancipación y el ajedrez claramente es una de ellas”, señaló Andrés Melano, docente de los Institutos Milenio Villa Allende y Nuevo Milenio Unquillo.

Estos dos establecimientos, junto a la Escuela Narciso Laprida, el Centro Educativo Gendarmería Nacional de Jesús María y el Círculo de Ajedrez de Sinsacate, fueron los organizadores de los primeros encuentros. Luego, se sumaron otras instituciones educativas y de la sociedad civil: Instituto Girasoles de La Carlota, los Colegios Nacionales Monserrat y Manuel Belgrano, Instituto Dante Alighieri, Escuela de Ajedrez de Jesús María, Club Atlético Belgrano, Deportes Río Cuarto y las municipalidades de Gral. Cabrera, Gral. Deheza y San Basilio.

Los torneos se realizan en www.lichess.org, una plataforma totalmente gratuita que permite que los estudiantes puedan analizar sus partidas una vez finalizadas. Además, tiene una sección de aprendizaje para perfeccionar el juego, con clases y problemas a resolver que complementan la propuesta educativa.

Escolar y federal

Como se puede apreciar, el torneo se convirtió en un verdadero festival federal del ajedrez escolar, que se potencia con el paso de cada edición. Tal como afirma en sus conferencias el reconocido divulgador español Leontxo García, está comprobado que la práctica del ajedrez en las escuelas mejora las capacidades de los estudiantes en el pensamiento lógico-matemático y en la comprensión lectora. A su vez, desarrolla otro tipo de capacidades cognitivas, como la memoria visual, la resolución de problemas y la planificación estratégica.

Fernando Albarracín.

Para Fernando Albarracín, profesor de ajedrez de las escuelas de Jesús María y del Círculo de Ajedrez de Sinsacate, “lo importante de los eventos es la polifonía”. “Muchas instituciones de Córdoba han sumado esfuerzos para hacer una actividad, donde no solamente participan los alumnos de sus instituciones, sino que también se abre el juego para que todos formen parte. Esto es muy positivo, ya que los chicos pueden compartir cómo están pasando este momento de aislamiento social y sus vivencias, no solamente en el tablero, sino también en la vida cotidiana”, señaló el docente.


Fernando Albarracín: “El ajedrez es un juego de la vida”


Guillermo Soppe.

Por su parte, el Maestro Internacional y Presidente de la Federación de Ajedrez de la Provincia de Córdoba, Guillermo Soppe, declaró: “Quiero felicitar a todos los que hacen posible esta genial iniciativa. De esta forma se mantiene activa la competencia, los chicos siguen jugando, participando y no frenan su desarrollo deportivo. Es una propuesta espectacular que cuenta con todo mi apoyo y el de la Federación”.

Gastón Moisset.

Los profesores de ajedrez tuvimos la fortuna de que la comunidad de este deporte ya venía aprovechando todos los avances de las redes y las plataformas para poder jugar, aprender y practicar”, comentó Gastón Moisset, profesor del Colegio Nacional de Monserrat, y habló del furor que está viviendo el ajedrez virtual en este contexto tan particular que desató la pandemia global. “Se está jugando más ajedrez que nunca en la historia de la humanidad. Para el mundo del ajedrez, esta es una oportunidad única para que mucha gente se entusiasme con esta disciplina”, apuntó Moisset.

Una experiencia local exitosa

Mientras tanto, la Fundación Josefina Valli de Risso, que hace años apuesta a la enseñanza del ajedrez como parte de su propuesta académica, organizó cinco ediciones de los Torneos Intermilenio y una del Milenio Open, para estudiantes del Instituto Milenio Villa Allende (IMVA) y del Instituto Educativo Nuevo Milenio (IENM) de Unquillo. Los mismos se realizaron durante abril y mayo en el marco de los talleres de ajedrez que se dictan en ambas instituciones a cargo del profesor Andrés Melano.

En total, participaron más de 300 jugadores, con 750 partidas disputadas y más de 50 mil movimientos realizados. Los ganadores de los torneos de primaria fueron: Guillermo Risso (6° IMVA), Emilia Valles (6° IMVA), Mateo Gaído (5° IENM), Felipe Trobiani (6° IMVA) y Fausto Pelliza (6° IMVA), que se consagró campeón en dos oportunidades. Cabe destacar que, en la quinta edición de “Mate al coronavirus”, los estudiantes de primero, segundo y tercer grado tuvieron su propio torneo, con el fin de promocionar el ajedrez entre los más pequeños.

Por último, en el Nivel Secundario, el primer puesto fue para Francisco Tachella (1er año IMVA), Galo Cavina (4to año IENM), Franco Acebal (1er año IENM) y Alejo Muntaner (3er año IMVA), ganador en dos ocasiones.


“Creo que estos torneos que estamos realizando son muy buenos. Nos ayudan a practicar para mejorar nuestras jugadas y también nos divertimos y nos distraemos un rato de la cuarentena”. Milagros Andreu (2do año IMVA).

“Siempre me atrajo el ajedrez porque no es azaroso, está el tablero, mi rival y yo; aunque las posibilidades de movimientos son infinitas”. Galo Cavina (4to año IENM).

“El ajedrez me concentra y me ayuda a pensar, además me parece muy divertido. Me gustan los torneos porque puedo jugar con otras personas y aprender nuevas técnicas” Antonella Risso (1er año IMVA).

“Es un juego donde tenés que estudiar y pensar mucho para ser un buen jugador, eso me gusta. Es muy divertido ir a una plaza y jugar con una persona que no conocés, porque no sabés qué puede hacer. Así vas mejorando y enfrentando rivales más difíciles”. Alejo Muntaner (3er año IMVA).

“El ajedrez me hace feliz. Cuando estoy frente al tablero, estoy en otro mundo, divirtiéndome. Me hace pensar mucho. En los torneos aparte jugamos con chicos de otros lados, eso lo hace más entretenido”. Mateo Gaído (5° IENM).

“Es el juego que más me gusta y siento que mejoro cada día. Es divertido porque es una disciplina de estrategia. En este momento es mi deporte principal, ya que no puedo jugar al fútbol con mis amigos”. Lihuén Ríos (5° IENM).

“Veo que es un incentivo para mi hijo, lo impulsa a seguir con sus actividades cotidianas en estos momentos de confinamiento. Es un deporte interactivo e intenso que requiere análisis y concentración. La misma competición hace que se esfuerce para ir mejorando”. Carla, madre de Lihuén.

“Me gusta el ajedrez porque es una disciplina estratégica. En los torneos aprendo mucho y puedo jugar con gente nueva”. Felipe Trobiani (6° IMVA).

El texto original de esta nota fue publicado en nuestra edición impresa 267.