fbpx

Por Valentina Solís, Agostina Budrovich y Antonella Monguzzi

Instituto Educativo Nuevo Milenio


Sierras Chicas cuenta desde 2014 con su propia liga de vóley la cual incluye a clubes de la zona que están en desarrollo, para competir en los diferentes torneos que se llevan a cabo durante el año. Marcos Steeman, vecino de Unquillo y ex jugador, es el actual coordinador del proyecto, que, además, fundó.

A lo largo de su carrera, Steeman ha hecho un extenso recorrido. Se inició en el club Virgen Niña, en Villa Ocampo, Santa Fe, de donde es oriundo y pasó por diferentes clubes del corredor serrano, años después. Tras desempeñarse como jugador, luego tocó ir más allá y comenzó a desempeñarse como entrenador. En esta faceta, destaca, sobre todo, su trayecto por el Club Alianza de Jesús María.


La liga de vóley en Sierras Chicas comenzó en 2014.


El Milenio: ¿Cómo comenzaste a vincularte con el vóley?

Marcos Steeman: Con este deporte me empecé a relacionar en el secundario, que se le llaman escuadras. Teníamos un equipo con el que representamos al colegio en la rama federada, más o menos a los 15 o 16 años.

EM: Habiendo transitado etapas de jugador y otras de entrenador, ¿qué función disfrutas más?

MS: Las dos tienen un disfrute distinto, la verdad que ser jugador tiene menos responsabilidad que las de un entrenador y como jugador viví muy lindos momentos en cancha. Como entrenador, si tengo que hablar en nivel formativo, está muy bueno ver el desarrollo del jugador, como entró y como salió. Me tocó una experiencia muy linda en la Liga Nacional, con Jesús María le ganamos la final a River en su cancha, yo estaba en el cuerpo técnico.

EM: ¿Cuáles consideras tus mayores logros en una y otra función?

MS: Como jugador haber pertenecido a la Selección allá en Santa Fé, obviamente en la asociación que jugábamos nosotros, torneos a nivel local con el club, que era Virgen Niña. Además del ascenso de Jesús María. También con Muni de Unquillo tuvimos varios ascensos a nivel federado, varios campeonatos que la verdad también estuvieron buenos.

Un logro deportivo como entrenador fue la apertura del vóley en el Nuevo Milenio, somos unas de las pocas instituciones que tiene este deporte y la verdad que el balance que se ha hecho tanto de los jugadores como del minivoley es bueno.


Desde 2012, Steeman se desempeña como entrenador. /Foto gentileza.


EM: ¿Qué función cumplís en la liga? ¿Cómo llegaste a formar parte de esta?

MS: Con respecto a la Liga de Sierras Chicas, soy el coordinador deportivo y soy el fundador de la misma. El proyecto surge después de hacer un análisis y un estudio de que era el vóley acá, en la zona. Yo particularmente quería desarrollar inferiores y no había muchos equipos, la competencia más cercana que teníamos era en Córdoba y a la larga se encarecen bastante en traslados. Entonces, la idea era formar acá en la zona una competencia para poder desarrollar jugadores.

EM: ¿Desde cuándo se compite? ¿Cuál es su importancia para voleibolistas de la región?

MS: A partir del 2014 se comenzó con lo que es la liga. Nosotros somos un trampolín tanto como para los jugadores, como para los clubes que quieren llegar a nivel federado. Hacemos una captación que vendría hacer a nivel amateur, le brindamos una competencia, le damos herramientas a los profes. Si algunos jugadores tienen proyección para jugar a nivel provincial o nacional, le damos la capacitación para que lo puedan hacer. Y, a los clubes les brindamos el espacio para que se puedan desarrollar y armar su estructura para que después si quieren llegar al deporte federado lo puedan hacer.

EM: ¿En qué se diferencia está liga de las otras?

MS: El objetivo nuestro es de captación y desarrollo de jugadores. Yo creo que la base de jugadores que tenemos a nivel nacional es poca a relación de algunas disciplinas como básquet o fútbol, entonces, nosotros estamos en una fase de captación de nuevos jugadores para poder incluirlos en la disciplina del vóley. Por ejemplo. en algunas líneas de federados, la captación sea hace un poquito más difícil, por el tema de la competencias, ahí ya empiezan a primar otras prioridades.


«Nosotros somos un trampolín tanto como para los jugadores, como para los clubes que quieren llegar a nivel federado». /Foto gentileza.


EM: ¿Qué tipos de torneos organizan? ¿A qué categorías incluye?

MS: En primera división nosotros tenemos un torneo anual y en inferiores están organizados por un grandprix, que está organizado por categoría en el mes. Optamos por esta modalidad porque valga la redundancia, el nombre nos quedó chico, si bien es liga de Sierras Chicas, desde el principio tuvimos muchos equipos de otras localidades, para citar algunos Dean Funes, Totoral, ahora hay gente de Río Segundo, Río Primero, en su momento Fontana, actualmente, Carlos Paz, Alta Gracia, y el año pasado tuvimos un equipo de Villa Dolores. La verdad que vienen de muchas localidades a competir acá con nosotros.

EM: Además de los torneos de primera división e inferiores, ¿Realizan algún otro tipo de competencia durante el año?

MS: Tenemos también Beach Volley, que es la modalidad de voley en arena que se juega en duplas. En lo que es la formación de jugadores, el año pasado tuvimos la posibilidad de hacer una concentración en las categorías sub15 y sub 19 masculina, donde se reunieron los mejores jugadores de cada equipo a entrenar con Sebastián Garrocq, y un cuerpo técnico que habíamos armado para esa ocasión. La idea era seguirlo este año, pero obviamente quedó todo frenado y estamos a la espera de ver cómo se resuelve todo esto.

EM: ¿Cómo sustentan los gastos económicos? ¿Hay algún tipo de inscripción para participar en la Liga?

MS: Para cubrir todo lo que es logística, decidimos cobrar una inscripción solo en los equipos de primera. Optamos por esta forma para ayudar a desarrollar jugadores y equipos a los clubes, sobre todo a los que recién arrancan. Igualmente, se abona el arbitraje que el año pasado fue de 100 pesos en inferiores por jugador, más un alimento no perecedero que tenía como finalidad, ayudar a merenderos de la zona y de Córdoba Capital.

EM: ¿Tienen una sede definida para los partidos?

MS: Tratamos de buscar sedes que medianamente le quede cerca a la mayoría de los jugadores para que no repercute el gasto en traslado.


Durante el aislamiento, Steeman continúa enviando rutinas de entrenamiento a sus jugadores. /Foto gentileza.


EM: ¿Cuándo se decretó el aislamiento ya habían comenzado las competencias? ¿Cómo les afectó esta situación?

MS: Nosotros teníamos fecha de inicio el 15 de marzo para el torneo de primera y en inferiores teníamos planificado arrancar en la primera quincena de abril, pero lo suspendimos para estar acorde y en sintonía con las medidas tomadas a nivel nacional.

A mis jugadores les dejo rutinas de entrenamientos. La idea es fortalecer algún fundamento técnico específico, ayudar a que estén en movimiento, se dispersen, piensen en otra cosa y sobre todo para aportar nuestro granito de arena.

Desde la liga se proponen trivias a través de las redes sociales, desafíos con pelotas o realizar algún ejercicio que lo hacemos circular. También se propuso armar videos de presentación del equipo con música, como para entretener y ayudar a pasar esta etapa.

EM: ¿Cómo creés que va a ser la vuelta al entrenamiento normal?

MS: Creo que va a ser algo paulatino, todo depende de las medidas que se tomen a nivel nacional. Uno planifica cosas en el año que obviamente las tenemos que volver a replantear. Todo va a analizarse cuando se levante la cuarentena.

EM: Al retomar los torneos y entrenamientos habituales, ¿Qué medidas de prevención crees que se deberán tomar para evitar contagios?

MS: Va a ser muy importante el distanciamiento, no compartir las botellas de agua, es decir, que cada uno tenga la suya, tener desinfectantes a mano, y obviamente se va a modificar el tema del saludo, el protocolo de la red calculo que no se va a realizar por un tiempo.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: