fbpx
Anuncios
Espacio publicitario

Un deporte para cada edad


Vicente Vispe, médico deportólogo de histórica trayectoria en Unquillo, conversó con El Milenio sobre los beneficios y los cuidados que hay que tener a la hora de practicar deporte según la edad.

Un deporte para cada edad 1
“El deporte, mientras se haga correctamente, puede y debe ser practicado en cualquier momento de la vida”, aseguró Vicente Vispe, médico especializado en deportes.

El deporte es un pilar fundamental de la salud. Realizar actividad física regularmente aporta grandes beneficios a nuestro cuerpo y mente. Sin embargo, es una actividad que debe desarrollarse con ciertos cuidados para evitar lesiones y problemas en el futuro. Así lo explicó Vicente Vispe, médico especialista en deportes radicado en Unquillo hace 60 años.

El Milenio: ¿Por qué es importante hacer deporte en la vida diaria?

Vicente Vispe: Practicar deportes siempre es positivo. El deporte es salud y es muy importante en todas las edades, pero siempre debe ser adecuado al desarrollo del cuerpo en cada franja etaria. Es decir, el niño debe realizar un tipo de deporte, el adolescente otro, los adultos también y lo mismo ocurre con las personas de la tercera edad (de hecho, hoy en día también se ha creado la cuarta edad, que abarca a las personas de más de 85 años que se encuentran en actividad, no recluidas). En resumen, el deporte hace mucho por el cuerpo en todas las edades, pero bien llevado a cabo y con las precauciones que corresponden.

EM: En este sentido, ¿qué consideraciones hay que tener en cuenta para practicar deporte en cada edad?

VV: Para los niños, el deporte debe ser una actividad lúdica, cosa que no se respeta mucho en nuestra sociedad, porque se los hace competir desde muy corta edad, lo cual es negativo para su estado psíquico e incluso para su familia. La mayoría de los problemas los traen los padres, antes que los chicos, porque los niños van cuando los padres los llevan.

Después de los doce años, cuando ya se ha logrado un relativo desarrollo del físico, ahí recién se puede empezar con la práctica competitiva. Hasta ese momento, todas las actividades deben ser lúdicas, juegos donde los chicos aprenden, mejoran físicamente desde el punto de vista médico y todos son premiados por igual.

En la adolescencia es importante hacer gimnasia complementaria. Todo el mundo, sobre todos los varones, a los 13/14 años quiere “sacar músculos” y tener un físico espectacular. Sin embargo, eso es contraproducente, porque al desarrollar fuerza, los músculos no permiten que los huesos crezcan normalmente, con lo cual la persona suele perder altura.

Anuncios

Por estas razones el deporte siempre tiene que adecuarse a la edad de cada uno y estar dirigido o guiado por personas que sepan, no por cualquiera que se cree idóneo y manda a los chicos a hacer pesas o aparatos, perjudicando su crecimiento.

Cuando pasa la adolescencia, la actividad física debe ajustarse al deporte que se practique y al nivel (recreativo, competitivo, competitivo profesional, elite, etc.). En función de esos factores, se debe establecer un entrenamiento adecuado y regular la práctica del deporte en sí.

Hay que tener en cuenta que el período de desarrollo y mejora de una persona termina, estimativamente, a los 27 años. A partir de ahí empieza una meseta de mantención. La edad generalmente nos va quitando poder físico, pero el deporte, mientras se haga correctamente, puede y debe ser practicado en cualquier momento de la vida.

Un deporte para cada edad 2

EM: ¿Qué consejo les daría a aquellas personas que quieren empezar una actividad física por primera vez?

VV: Los consejos son muy claros y también varían según la edad. Cuando vienen los padres a traerme un niño, yo les explico todo lo que puede hacer, todo lo que se debe buscar y lo que se debe evitar: el tema de la elasticidad, la elongación para prevenir tendinosis muscular, la cuestión de los vendajes.

Hay mucha gente que juega, por ejemplo, y no sabe vendarse. Hay que tener en cuenta que recién a los 12/13 años, cuando se cumple el desarrollo músculo tendinoso asociado, se puede vendar y reforzar eso. Si se hace antes, se quita la posibilidad de que ese tendón o ese músculo se desarrolle como corresponde y eso trae aparejado otros problemas.

Si el joven está entrando a los 14/15 años, ya hay que hacer un examen del aparato cardiovascular. Se necesita un electrocardiograma reforzado con una ergometría, es decir, una prueba de esfuerzo en bicicleta o en cinta que permite detectar patologías que pueden permanecer ocultas a esa edad, sobre todo alrededor de los 18 años.

Si viene un joven de 22/23 años que nunca ha hecho deporte, también hay que valorar detenidamente su actividad cardiovascular, porque el corazón es un músculo y se desarrolla de acuerdo al entrenamiento del cuerpo. Si vos nunca has hecho deporte y a los 22/23 se te da por empezar alguna actividad de forma abrupta, seguramente vas a tener algún problema. Hay que hacerlo de forma lenta y progresiva, no de golpe.

Esto es aún más importante cuanto más avanzada es la edad de la persona. Si viene una persona de 50 o 60 años que nunca ha hecho deporte y quiere empezar, por supuesto que puede hacerlo, pero de a poco, con controles y análisis según sus antecedentes y con estudios físicos, electrocardiograma y prueba de fuerza. A mayor edad se sigue sosteniendo la actividad con las mismas precauciones, sobre todo se desarrollan muchos ejercicios y acciones en el agua.


“Practicar deportes siempre es positivo. El deporte es salud y es muy importante en todas las edades, pero siempre debe ser adecuado al desarrollo del cuerpo en cada franja etaria” – Vicente Vispe, médico deportólogo


EM: Cada deporte y cada persona tienen su propio nivel de exigencia. ¿Cómo nos damos cuenta cuando nos estamos sobre exigiendo? ¿Cómo podemos evitar ese problema?

VV: Para evitar sobre exigencias es fundamental ir a un gimnasio con un profesor que nos controle realmente, no alguien que simplemente te da una ficha y te dice que hagas tal o cual aparato. Así, él o ella nos va a vigilar y nos va a saber decir cuándo nos estamos exigiendo de más.

Si hay alguna sintomatología (dolor, hinchazón, molestia, etc.), la parte médica es la que va a determinar si un determinado movimiento o fuerza se puede seguir haciendo o no, o de qué manera hay que hacerlo, etc., pero generalmente un buen profesor/a y un buen gimnasio permiten llevar a cabo los ejercicios correctamente y evitar las lesiones.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: