fbpx
Anuncios
espacio publicitario

Hospital de referencia


El Hospital Municipal de Villa Allende se enfrenta al desafío de ser un centro de salud de baja complejidad con una cantidad cada vez mayor de pacientes, muchos de los cuales provienen de otras localidades. La Dra Cecilia Rouadi, actual directora del establecimiento, habló con El Milenio sobre la situación del Josefina Prieur, las metas para el nuevo año y el proyecto de construir un nuevo hospital.
La Dra. Rouadi posa en la guardia del Josefina Prieur

El Hospital Municipal Josefina Prieur (llamado así en honor a Doña Josefina Prieur, vecina de Villa Allende quien, al morir en 1939, donó el terreno y el dinero para la construcción del sanatorio) es, sin duda, uno de los centros de asistencia médica más importantes de Sierras Chicas. Sólo durante 2018, casi 200 mil personas pasaron por esta institución, de las cuales más de la mitad no eran residentes de Villa Allende.

Así, aunque en los últimos años el hospital ha crecido ediliciamente y en materia de prestaciones, el significativo desarrollo demográfico de la región impone un desafío permanente para su gestión. Este es el reto al que hoy en día se enfrenta la Dra. Cecilia Rouadi, recientemente nombrada directora médica del hospital. Vecina de Villa Allende hace casi veinte años, ha pasado por todas las áreas del Josefina Prieur, desde los consultorios hasta los dispensarios y la guardia.

Cerca de 200 mil personas pasaron por el Hospital Municipal Josefina Prieur durante el 2018.

El 1 de agosto del año pasado, le ofrecieron asumir la dirección del nosocomio y ella aceptó. «No fue una decisión sencilla porque no es un puesto fácil. Lo tomé como un desafío, pero, ante todo, como una gran oportunidad de mejorar todo lo que se pueda y de trabajar por el hospital y por la salud de la gente», explicó la profesional.

El Milenio: ¿Qué cambios diría que se han producido en el hospital desde que asumió la dirección?

Cecilia Rouadi: No sería posible hablar de grandes transformaciones porque seis meses de gestión es poco tiempo, pero creo que el mayor logro ha sido conformar un buen equipo de trabajo con la Dra. Carolina Stuart, que es la Secretaria de Salud, Edith Bonel, Directora Administrativa, y el Dr. Guillermo Danna, que nos acompaña como Coordinador Médico.

Entre los cuatro dividimos tareas, planificamos las futuras acciones, evitamos que se dispersen los recursos o que se dupliquen los esfuerzos y logramos una sinergia muy productiva. Acá todos tenemos puesta la camiseta del hospital y queremos brindar la mejor atención posible. Las puertas están abiertas ya sea para escuchar propuestas, reclamos o necesidades. Habrá cosas que no podamos resolver, porque exceden nuestras posibilidades, pero siempre vamos a ayudar en todo lo que esté a nuestro alcance.

2200 niños fueron vacunados durante la Campaña de Sarampión y más de 10 mil personas a lo largo del año pasado.

EM: ¿Cuáles son los principales desafíos que se ha encontrado en esta nueva función?

CR: El desafío más importante siempre es conformar a la gente, porque realmente atendemos a muchas personas. Tenemos casi 200 mil atenciones al año, de las cuales aproximadamente un 65% corresponden a vecinos de la zona norte del Gran Córdoba (Argüello, Villa Cornú, 16 de Noviembre, Autódromo, etc.). Toda esa zona está un poco desprotegida y nos toman a nosotros como centro de referencia, aunque somos jurisdicciones distintas.

Nosotros no le negamos la atención a nadie, pero es todo un reto atender bien a tanta gente con los recursos limitados de un hospital municipal. Por esta razón, hemos tenido varias reuniones con el gobierno provincial y la Municipalidad de Córdoba para ver cómo podemos solucionar este tema que excede a Villa Allende.

EM: ¿Qué objetivos se plantean para el 2019?

CR: La principal meta que nos hemos propuesto este año es priorizar la atención al vecino de Villa Allende en todos los servicios que brinda el hospital y, en este sentido, tenemos dos proyectos importantes que se van a implementar a partir de enero.

El primero es fortalecer el centro periférico de barrio Polinesias porque es una de las zonas más vulnerables y que más atención demanda en materia de salud. Actualmente cuenta con pediatría, ginecología y obstetricia, clínica médica y odontología, pero la idea es extender los horarios para que haya atención mañana y tarde. Vamos a hacer algunas refacciones edilicias y va a haber vacunatorio y servicio de enfermería todo el año.

Pediatría es la especialidad más solicitada por los pacientes del Josefina Prieur.

El otro proyecto es la quita, para los vecinos de Villa Allende, del bono que se paga en las consultas con especialistas. A lo largo de los años, el hospital ha ido incorporando especialidades a la atención primaria de la salud (traumatología, cardiología, neurología, oculista, ORL, urología, etc.) para darles un beneficio y mayor facilidad de acceso a los pacientes. Y la forma de sostener esos especialistas era precisamente cobrando un bono.

Gracias al esfuerzo conjunto de la Municipalidad y el hospital, los ciudadanos de Villa Allende ya no deberán pagar ese arancel. Se van a sostener las especialidades más importantes a través de toda una batería de acciones, como el aprovechamiento de programas nacionales y provinciales o el recupero de gastos (cuando atendemos gente que tiene obra social, la mutual nos devuelve algo de dinero por esa atención, a través de ciertos convenios).

EM: ¿Qué pasó con el proyecto de construir un nuevo hospital?

CR: El proyecto sigue en marcha, no se ha podido concretar en estos tres años de gobierno básicamente por una cuestión de fondos, pero el intendente y la secretaria de salud siguen gestionando el dinero para lograrlo. Es un objetivo importante porque ediliciamente las instalaciones actuales no permiten más refacciones o ampliaciones.

Es importante aclarar que no nos vamos a convertir en un centro de alta complejidad. Vamos a seguir siendo un hospital de primer nivel de atención, que incluirá los servicios de atención primaria y una guardia de excelencia las 24 horas, más las especialidades mencionadas anteriormente.

Nosotros queremos un hospital que sea modelo de atención en el nivel de complejidad que nos corresponde. En nuestra zona, el centro sanitario de mayor complejidad y nuestro hospital de referencia designado por la Provincia es el hospital de Unquillo, aunque muchos acuden al de Villa Allende.

El 65% de las personas que se atienden en el hospital no son vecinos de Villa Allende.

A no bajar la guardia

Uno de los peligros más comunes del verano en Sierras Chicas es la picadura de alacranes. En este sentido, la Dra. Cecilia Rouadi recordó que lo primero que se debe hacer en esos casos es tratar de capturar al arácnido y acudir al centro de salud más cercano.

«Acá controlamos al paciente, lo estabilizamos y, de ser necesario, lo trasladamos a los lugares donde tienen el suero, como el Hospital de Niños, el Pediátrico, el Rawson y el San Roque», explicó la médica y añadió: «Vale aclarar que no todos los centros de salud tienen el suero porque como el veneno del alacrán puede generar complicaciones a nivel neurológico y cardiovascular, la administración del suero requiere de un manejo de terapia que sólo tienen los hospitales de alta complejidad».

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: