Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Sintiendo y haciendo Unquillo

Anabella Astrada es coordinadora del Museo de la Ciudad y Oficina de Información Turística. En esta nota, cuenta su historia y cómo trabaja para el futuro y presente de la ciudad.


Por Agustín Graser

y Matías Marchetti. 6° IENM


El Milenio: ¿Cuáles fueron sus orígenes?

Anabella Astrada: Yo soy Anabella Astrada y tengo 50 años. Nací en Unquillo, mis abuelos paternos, que eran de Buenos Aires, tenían unos amigos que vivían en Córdoba con casa para los fines de semana y veraneo aquí, la familia Mendiburu. Los visitaban regularmente y decidieron comprar una casa para venir en los momentos de descanso. Al existir esta propiedad, mis padres eligieron radicarse en Unquillo, ya que era un lugar que adoraban. Vinieron con Lizi, mi hermana mayor que tenía 1 año, aquí nací yo en 1967 y dos años después mi hermano Diego. A mis 7 años, mi papá que es marino mercante (ahora jubilado) decidió volver a su profesión y por este motivo nos fuimos a vivir a la Capital Federal. Crecí en el barrio de Belgrano.

EM: ¿Cuál es su formación profesional?

AS: Soy fotógrafa y directora de cine especializada en documental. También estudié teatro en mi adolescencia y juventud. Soy una apasionada de las artes en general. Disfruto de la comunicación como ejercicio diario y considero que en la actualidad la comunicación es el mayor de los poderes para vincularse y desarrollarse. El arte no está ajeno a esto.

Trabajé mucho en publicidad de fotógrafa como productora, esto me dio una visión muy amplia y un gran entrenamiento para plantear tareas, desarrollar ideas, coordinar grupos, entre muchos aspectos más. Ser productora, en mi caso, es casi parte de mi naturaleza.

EM: ¿Por qué eligió Unquillo para vivir?

AS: Amo Unquillo. En mis 27 años en la Capital siempre sentí que algo le faltaba al horizonte, “las sierras”. Creo que nunca me adapté totalmente a vivir en la ciudad. Si bien reconozco que fui una privilegiada al tener la oportunidad de vivir en ese lugar y en esa época, ya que el regreso de la democracia me encontró con 16 años, mucho para explorar, descubrir y tomar en mi formación artística. Ver a Sumo y Los Redonditos, participar de teatro underground de los 90 por ejemplo y además tener la posibilidad de estudiar, sin dudas fueron fundacionales en mí.

Vivir en Unquillo fue una gran decisión. Samantha, mi hija tenía 8 años cuando vino la crisis del 2001. No estaba dispuesta a criarla en tanta incertidumbre. Vine a Córdoba a ver qué panorama laboral había y realmente en tres meses mudé mi casa, instalé mi estudio fotográfico en el barrio Alta Córdoba y comencé a trabajar con las principales agencias de publicidad y posteriormente ingresé a Cine Press (empresa pionera en tv y publicidad) como productora.

Al retirarme de ese medio, por tener la convicción que era un estilo de vida que no quería llevar durante esta etapa de la vida, comencé a buscar terreno en Unquillo para construir mi casa. Ya lo he logrado en gran medida, vivo en Parque Serrano y mi casa es mi refugio.

EM: ¿Cómo ve a Unquillo en la actualidad? ¿Cómo quiere verlo?

AS: Mi visión sobre Unquillo es muy personal, pero encuentro a muchos que lo ven como yo. Unquillo es increíble, cuenta con arquitectura, tradición, paisajes, artistas y una gran variedad de personajes y personalidades que la elijen. Siento que hay mucho por hacer, pero la esencia está intacta. Hay que trabajar por re descubrir y auspiciar la idiosincrasia local, promover que los mismos unquillenses conozcan y valoren todo lo que tenemos, invitar al turismo próximo y lejano a contemplar nuestros paisajes, descubrir nuestra genuina riqueza, nuestra gente, nuestro encanto.

Amo Unquillo. En mis 27 años en la Capital siempre sentí que algo le faltaba al horizonte, “las sierras”.

EM: ¿Qué plan y acción piensa desarrollar, dentro de su gestión como coordinadora del Museo de la Ciudad y oficina de información turística?

AS: Reabrir en los primeros días de diciembre el Museo de la Ciudad es el primer objetivo, hay que generar contenido que será con el enfoque de “Museo histórico”. Trasladar la oficina de información turística que está en la terminal de ómnibus y darle vida al espacio. Funcionará ahí mismo una cafetería-bar que dará la posibilidad de mayor cantidad de visitantes. Hay mucho por hacer. Considero que tenemos principalmente un gran y valioso Patrimonio Cultural Religioso: la Casa Museo y Capilla de Buffo.

Hay que diseñar e insertar un circuito turístico para este espacio, difundir su vida y obra, desarrollar actividades culturales entre muchas otras propuestas. Este espacio es un tesoro doble ya que es un patrimonio cultural y natural que se encuentra dentro de una reserva. La Fundación Guido Buffo: ciencia, educación y arte, está llevando a cabo un gran proyecto y trabajaremos uniendo esfuerzos para lograrlo.

Promover el turismo es imprescindible, fuimos una villa turística con épocas de oro, hay que volver a lograrlo. Está en nuestra identidad, en nuestra historia. Unquillo merece ser reconocido y tenemos una gran posibilidad de desarrollar un turismo sustentable, respetuoso de los valores, cuidadoso del ambiente.

Reconocernos con identidad propia y sentirnos orgullosos de quiénes somos y lo que tenemos, nos puede ayudar a lograr grandes objetivos. Siento que al pueblo lo está eligiendo mucha gente de otros lugares que viene a buscar una mejor opción de vida. Hay que unir voluntades, integrar acciones y ser conscientemente participativo, por este motivo presenté en la Municipalidad un proyecto, que es el que estamos llevando a cabo, poniendo en funcionamiento el Museo de la Ciudad y desde ahí activar el turismo que como sabemos es un recurso económico que ha salvado a grandes ciudades y países. Hay mucho trabajo por delante. Estoy muy entusiasmada en esta tarea.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: