Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Intermediarios entre el Estado y el pueblo

La función principal del jefe de prensa es ser un intermediario entre el municipio y los vehículos de comunicación, ampliando la visibilidad y fortaleciendo la imagen. María Silvia Casari, responsable de la comunicación en Salsipuedes explica su rol en esta compleja pero apasionante tarea.


Por Redacción El Milenio | periodico@elmilenio.info


Se vive en un mundo cada vez más mediático. Con Internet, cada día surgen nuevos vehículos de información y nuevas plataformas que permiten la comunicación entre los municipios y sus habitantes. Por eso, cada vez es más importante contar con la participación de un profesional, como lo es el jefe de prensa.

María Silvia Casari es la responsable comunicacional de Salsipuedes y en diálogo con El Milenio explica su rol en esta compleja pero apasionante tarea.

El Milenio: ¿En qué consiste la labor de un responsable de prensa municipal?

María Casari: Primero aclararte que en Salsipuedes no tenemos un departamento de Prensa propiamente dicho, por lo cual mi responsabilidad es centralizar la información, comunicados y campañas que se van difundiendo desde el municipio, a través de los diferentes medios de comunicación externos (gráfico, radial o televisivo) e internos (web, redes sociales, gráfica, propalación).

EM: ¿Cuál es tu formación en la comunicación?

MC: Estudié comunicación social pero no finalicé la carrera. Soy Analista de Sistemas, Diseñadora Gráfica y estudiante de Community Manager.

EM: ¿Cómo accediste a este puesto laboral? ¿Ya habías tenido otra experiencia en comunicación política?

MC: No tuve experiencia en puesto similar y accedí como colaboradora de Betty Dahbar, quien está a cargo de la Secretaría Privada del Intendente y Protocolo, a través de una propuesta que presenté y fue elegida entre varias. Mi experiencia se basa en edición de contenidos y diagramación, durante 10 años, en la revista Huellas.

EM: ¿Trabajás en equipo?

MC: ¡Siempre trabajamos en equipo, somos pocos y tenemos muy buena conexión!  Trabajamos en línea directa con el DEM. En mi caso centralizo la info, Leo Falco se encarga de los eventos, tanto en la fotografía como locución, las veces que amerita. Junto con Betty atendemos los requerimientos de los vecinos a través de los e-mails y redes sociales.

EM: ¿En qué consiste el cotidiano de tu trabajo? ¿Cuáles son los objetivos comunicacionales a nivel institución que rigen tu tarea?

MC: En general escribo, filmo, fotografío o amalgamo los comunicados con los datos que me pasan de las diferentes áreas. Así armo notas, videos, folletos, boletines, flyers, las entregamos a los medios y las difundimos vía web o en cartelería y boletines. Gran parte de la labor está dedicada a la atención de los vecinos a través de las redes o vía mail.

Un gran porcentaje de mi trabajo es on-line. Es algo a lo que estoy muy acostumbrada así que no me cuesta en absoluto. Además, es lo que da inmediatez a la comunicación.

En estos dos años nos propusimos fortalecer un sistema de comunicación creíble, basando los comunicados en las acciones, más en “lo que va a pasar”. Ese, desde mi punto de vista, es uno de los mayores logros. El otro fue construir una comunicación fluida con los vecinos y con eso conseguimos bajar muchísimo el nivel de reclamos: los vecinos se acostumbraron a tener un interlocutor del otro lado del Facebook o del e-mail.


“Me parece justo decir que es tan importante hacer como contar qué se hace en política”.


EM: ¿Cómo establecen las estrategias comunicacionales junto con el ejecutivo? ¿Se juntan periódicamente a dialogar y establecer líneas de trabajo?

MC: El diálogo con el ejecutivo es fundamental, ya que es importante reflejar la impronta de la gestión en cada comunicación. Trabajamos en el mismo espacio físico y los lineamientos están bien definidos, no obstante, tenemos una comunicación constante, especialmente con Marcelo Bustos, que es muy exigente en cuanto a la claridad de la información que se está difundiendo.

EM: ¿Creés que una buena estrategia comunicacional termina siendo determinante en la gestión política?

MC: Sí, creo que las estrategias comunicacionales son importantes y esto se refleja en muchísimos gobiernos. Hoy se estudia mucho la reacción de la sociedad frente a diferentes formatos de comunicación.  Se tiene muchísimo en cuenta las palabras, los colores, la tonalidad del discurso.

EM: ¿Cómo les afecta el funcionamiento de las redes?

MC: Hoy las redes son, sin duda, el espacio comunicacional más usado por la gente; por lo tanto, el uso que le damos es de acuerdo a pautas que se establecen junto al equipo de trabajo. El respeto en la escucha, la inmediatez en la contestación a los reclamos o dudas, son los lineamientos principales.

EM: ¿Cuál es la parte más compleja para comunicarse con los vecinos?

MC: En este momento social es muy difícil lograr un trato respetuoso y tolerante; además, no logramos concebir los procesos necesarios para lograr cualquier tipo de proyecto. A veces creemos que todo lo que necesitamos debe llover, mientras nosotros nos sentamos a esperar esa lluvia. Por eso es importante que el vecino conozca los procesos o al menos exponerlos de forma que se comprendan. Esa es la parte que me parece esencial y, a la vez, compleja.

EM: ¿Cómo se hace para contar todo lo que ocurre, tanto lo bueno como lo malo, sin dejar de cuidar la imagen de la gestión?

MC: En esto el Intendente Marcelo Bustos me facilita mucho las cosas, ya que es una persona franca y preocupada por todo lo que pasa en Salsipuedes. Fijate que yo nunca participé en política y dentro de este grupo de personas con las que comparto el trabajo, nadie me dice: esto no lo digas. Sí leen (muchas veces el Intendente) lo que escribo y los aportes se deben siempre a alguna cuestión de forma. Lo que tiene importancia es la expresión clara, respetuosa y verdadera de lo que se informa.

EM: Teniendo en cuenta el manejo de los últimos gobiernos nacionales: ¿creés que los vecinos confían en las fuentes de información oficial en general?

MC: Yo creo que la gente comienza a confiar en cuanto ve que lo que se comunica se condice con lo que se hace. Es el proceso natural de la confianza.

EM: ¿Qué es lo que más te gusta y qué es lo que menos disfrutás de tu trabajo?

MC: Me gusta el ambiente en el que trabajo. Si bien los tiempos son apretados, es algo a lo que estoy acostumbrada. Me gusta estar en un lugar donde la gran disparidad de ideologías no divide, sino que alimenta las ideas comunes, en donde todos somos pares.

Me gusta tener un jefe que debate, que pide opinión, que es humilde y que sale en medio de un temporal con los bomberos: respeto absolutamente esa actitud, es la que logra que participe en esta gestión y que disfrute del trabajo.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: