Salud

Excesos en la alimentación: enemigos de nuestro sistema urinario

El experto en urología y salud sexual, Daniel Amitrano charló con El Milenio sobre los diferentes problemas que una mala alimentación puede ocasionar a nuestro sistema urinario. Principalmente destacó como la diabetes aumentó en los últimos 50 años debido a estos excesos.

  • Giulietta Capra
  • 6to Año Instituto Milenio Villa Allende

Una mala alimentación puede producir diferentes tipos de problemas a nuestro organismo: obesidad, diabetes, hipertensión y un sin fin de inconvenientes más que empeoran a medida que vamos envejeciendo.

En ese sentido, los daños que una alimentación basada principalmente en productos ultraprocesados y con exceso de sal, son las principales causas de enfermedades y dolencias en nuestro sistema urinario y digestivo, algunos de forma irreversible.

Daniel Amitrano, es un reconocido urólogo y experto en cáncer de próstata.

De hecho, según estudios en los últimos 50 años la diabetes aumentó del 1% al 10% en la población mundial. “El tema de la diabetes hoy por hoy es una epidemia”, explicó el médico  experto en enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), cáncer de próstata, medicina sexual y urología general, Daniel Amitrano.

El profesional en la salud charló con El Milenio y comentó sobre los diferentes problemas que sufren los riñones, el hígado y el resto de nuestro sistema debido a una dieta poco saludable. Además, le consultamos sobre los principales síntomas que las personas deben tener en cuenta antes de consultar con un profesional.

Milenio: ¿Cuáles son los problemas más generales que pueden ocasionar una mala alimentación a los riñones y al sistema urinario en general?

Daniel Amitrano: Básicamente, no es que haya algo en especifico, pero por ejemplo, el exceso real de proteínas animales, sobre todo de carnes rojas y el exceso de sal puede traer un inconveniente a nivel renal, pero por supuesto que llevando una dieta equilibrada baja en hidratos de carbono, con grasas saludables y buenas proteínas, pueden evitar que se dañen el riñón, el hígado y los intestinos. 

ML: ¿Qué factores pueden provocar diabetes? ¿Cómo se puede prevenir esta enfermedad?

DA: El tema de la diabetes hoy por hoy es una epidemia. La diabetes tipo 2, la que se podría curar con la terapia nutricional médica, aumentó hace 50 años.

En el pasado había un 1%, mientras que hoy tenemos a un 10% de la población con este problema.

Hace 50 años, la Secretaría de Agricultura de los Estados Unidos dijo basta de comer grasas “que es un demonio”, entonces decidieron que era mejor comer más hidratos de carbono y colocar en la base de la pirámide alimentaria las harinas, los granos y todo lo que es real índice glucémico. Entonces el arroz, la papa y el pan, empezaron a generar una epidemia de diabetes de sobrepeso, síndrome metabólico y cáncer.

Entonces lo que nos ha enfermado es el altísimo consumo de hidratos de carbono, harinas blancas, azúcares, en especial los azúcares ocultos que vienen en todos los productos del supermercado, es decir los ultraprocesados.

ML: ¿Cómo afecta el consumo excesivo de alcohol a los riñones? ¿Qué se puede considerar un “consumo excesivo”?

DA: En cuanto al alcohol y los riñones, el alcohol produce más daño en el hígado. 

Pero puntualmente hablando de los riñones puede provocar varios inconvenientes, porque los riñones tienen una de las funciones de mantener los electrolitos, que son el sodio y el potasio, los más conocidos. El alcohol podría afectar alguna de estas, provocando un desequilibrio.

En cuanto a lo que se considera excesivo, no hay una medida, “que medio litro es poco y 600 mililitros es mucho”. Pero si tomás alcohol todos los días, como en el almuerzo y en la cena o cuando salís un sábado y tomas de más, bueno eso evidentemente va a ocasionar daños a la larga.

Pero si vos tomas una copa de vino tinto como decía Favarolo o media copa al mediodía y media copa a la cena es un consumo razonable.

 Si tomas de vez en cuando una cerveza no pasa nada, el tema es la consecutividad, es decir todos los días aunque es algo subjetivo. No hay un límite, es una cuestión de sentido común: si vos necesitas tomar alcohol todos los días, tienes un problema, sos alcohólico en camino.

ML: ¿Cuáles son los síntomas que debemos estar atentos antes de consultar con un urólogo? (orinar frecuentemente, incontinencia, ardor, etc)?

DA: Los síntomas que hay que tener en cuenta para consultar a un urólogo de forma preventiva entiendo son varios, porque hay un millón de enfermedades urológicas. 

De forma preventiva en las mujeres, lo más común es la cistitis, que es orinar seguido con ardor, sentir cuando terminas de orinar, ganas de seguir orinando y eso genera un disconfort una molestia en la zona del abdomen bajo o abdomen inferior.

Después viene a medida que las mujeres van creciendo, teniendo hijos por parto natural, puede aparecer incontinencia de orina, cuando haces fuerza que se llama “incontinencia de orina de esfuerzo” o “la incontinencia de urgencia”, ambas tienen que ver con la edad y con algunos antecedentes. 

En cuanto a los hombres, el tema del chorro de la orina comienza a ser más débil, cuando tenes que hacer fuerza para orinar o te levantas de noche y teniendo en cuenta que los hombres despues de los 45 años deben hacerse chequeos por más que no tengan ningún síntoma, eso es para la prevención del cáncer de próstata. 

ML: ¿Cómo afectó la pandemia a tu trabajo? ¿Tuviste que modificar la atención de los pacientes?

DA: La pandemia nos cambió la vida a todos básicamente, tuve que modificar algunas cosas como los horarios: no he trabajado menos, al contrario he trabajado más, por ahí lo que más se modificó es la vida hospitalaria. 

Ahora hay que ir solamente una vez por semana y todo lo demás es virtual. Se perdió el contacto con la gente, se perdió la posibilidad de ayudar, fue muy duro para el paciente hospitalario de la pandemia, ha sido muy frío todo. 

Básicamente acostumbrarse a cuidarse, la protección con el barbijo del médico y del paciente también, la distancia y cuando se va un paciente sanitizar, abrir, ventilar, todo eso lo que hacemos todos en realidad, no dista mucho, pasa que hay que tener un poco más de cuidado entre paciente y paciente, tener esa conducta de limpiar y sanitizar.

0 comments on “Excesos en la alimentación: enemigos de nuestro sistema urinario

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: