En la Provincia siguen dos focos activos y otros cuatro contenidos. Más de 400 bomberos continúan trabajando intensamente.

Un incendio de grandes proporciones se desató este mediodía en una extensa superficie del campo militar ubicado sobre una de las márgenes de la autopista que une a la ciudad de Córdoba con la de Villa Carlos Paz.

A esta hora el foco está contenido, aunque con puntos calientes con un perímetro inestable.  Durante la jornada fue combatido por 70 bomberos voluntarios que contaron con el apoyo de aviones hidrantes y un helicóptero, y la colaboración de efectivos del Plan Provincial de Manejo del Fuego, Defensa Civil, Policía de Córdoba y del personal del Ejército Argentino.

Pese a la asistencia de los aviones hidrantes que efectuaron aplicaciones de agua sobre las llamas, el fuego se expandió sobre el terreno llegando a quemar pastizales y monte nativo muy cerca del Museo de la Memoria, en la zona de La Perla. Mientras esto sucedía fue interrumpido el tránsito vehicular sobre la autopista Córdoba-Carlos Paz en ambos sentidos por reducción de la visibilidad que provocaba el humo.

De la coordinación de las acciones, también participó el ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera quien se hizo presente en la zona siniestrada junto al secretario de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil, Claudio Vignetta.

Mientras esto sucedía en la periferia de esta Capital, en otros sitios de la Provincia se continuaba luchando contra las llamas en distintos frentes, algunos de los cuales están quemando vegetación desde hace varios días.

Al caer la tarde de hoy, aún se hallaban activos los focos, del sur provincial, entre Huerta Vieja y Las Caleras en donde permanecían apostados 86 bomberos, y el de la zona de Macha, jurisdicción de Totoral en donde había 55 efectivos pertenecientes a cuarteles de esa región.

Anuncios

El personal bomberil también estuvo distribuido en los otros cuatro puntos afectados por el fuego: Santa María de Punilla, con efectivos de seis cuarteles; Capilla del Monte, en el predio del Complejo El 44, con 45 bomberos voluntarios; en Luyaba, traslasierra, con 60 voluntarios y en las zonas de Cruz de Caña y Represa de Morales con 98. En estos últimos dos incendios, los hombres y mujeres desplegados en el terreno recibieron el apoyo de los brigadistas enviados por la Nación.

En todos los focos hoy participaron ocho aviones hidrantes y un helicóptero.

El índice de peligrosidad para el desarrollo de incendios forestales en la provincia continúa siendo EXTREMO.