De Mendiolaza, un medio de comunicación surgido hace poco más de dos años, recibió el Fondo de Ayuda de Emergencia para el Periodismo, otorgado por la multinacional Google. Con el dinero obtenido, están construyendo un estudio de radio y gestionando la creación de nuevos contenidos para la comunidad. Gabriela Castillo, propulsora del espacio, habló sobre su origen y la mirada periodística que buscan sostener.

Colaboración:

  • Dalmiro Cantos y Martiniano Vola
  • 4to Año, Instituto Educativo Nuevo Milenio
  • Karen Sferco Rudy y Delfina Sferco
  • 4to Año, Instituto Milenio Villa Allende

Gabriela Castillo, periodista y gestora cultural, desembarcó en Mendiolaza hace veinte años. Desde su llegada, notó que su nuevo lugar de residencia “necesitaba un medio de información cotidiano”, ya que, pese a la existencia de dos revistas, “la ciudad tenía vida suficiente” como para demandar una comunicación regular de acontecimientos.

Gabriela Castillo, periodista y gestora cultural. Foto gentileza De Mendiolaza.

Mendiolaza tiene la particularidad de ser uno de los lugares del país que más creció en los últimos diez años, explotó demográficamente y la mayoría de los que vinimos a vivir acá, no nos conocemos entre nosotros. Además, los barrios están muy separados el uno del otro, con lo cual la gente no conoce lo que sucede más allá de su propio vecindario”, apuntó Castillo.

Así fue que decidió impulsar por su cuenta un espacio que consideraba imprescindible para la ciudad de Sierras Chicas. El objetivo era claro: “Comunicar a la comunidad lo que sucede dentro de ella misma”. 

Sin embargo, no fue tarea sencilla. El primer proyecto generado con esa intención, hace ocho años, fue una radio comunitaria que contaba con el apoyo de un centro cultural y varios vecinos de la zona. No obstante, aquel primer intento “quedó en el camino”, luego de que un rayo quemara los equipos de transmisión.

Con el germen periodístico latente, Gabriela insistió en su propósito y, junto a su pareja, comenzó a cargar información “de generalidades” en un portal web. Más tarde, en 2018, incursionó en la emisión radial online de las sesiones del Concejo Deliberante, lo que consideró clave “para iniciar un vínculo con la sociedad”, ya que, como señaló, “los vecinos tienen allí la posibilidad de ejercer una participación política cotidiana”. Al mismo tiempo, empezó a publicar información de manera más sistemática. 

Así nació demendiolaza.com.ar, un sitio web que a principios de julio recibió un impulso fundamental, tras obtener el Fondo de Ayuda de Emergencia para el Periodismo otorgado por Google News Initiative en el marco de la pandemia del COVID-19, destinado a medios pequeños o medianos “que estén generando información original” para audiencias locales.

Anuncios

Ayuda inesperada


Aunque ya tiene una vasta carrera, cosechada tras su paso por medios como Radio Nacional, LV3 y Radio Universidad, Castillo siempre busca incorporar nuevas herramientas a su profesión. Fiel adepta a las capacitaciones de Google para periodistas, fue en este marco que la vecina de Mendiolaza tomó conocimiento del apoyo financiero que la empresa estaba ofreciendo.

Nosotros somos personas grandes para las nuevas tecnologías, no somos nativos digitales. Actualizarnos es una tarea complicada, pero que entendimos que debíamos llevar adelante y no abandonar”, sostuvo.

En la vorágine de material nuevo que recibe semana a semana, llegó el formulario que cambiaría su destino profesional. “En abril hice el intento de llenarlo, fundamentalmente para aprender cómo se aplicaba en un caso así. Mi inglés es súper rudimentario, escribía las respuestas en el traductor de Google, copiaba y pegaba”, recordó Gabriela, entre risas.

Lo mandé y me olvidé, hasta que me pidieron que haga una encuesta sobre una nueva capacitación, entré al mail y recién ahí vi que habíamos sido seleccionados (de hecho, hacía dos meses que me estaban pidiendo que firmara el acuerdo)”, añadió. 

De esta forma, De Mendiolaza accedió a un fondo incentivo, bajo un acuerdo de 180 días con la multinacional. “No tengo idea por qué Google eligió un caso tan remoto como el nuestro, sólo sé que les interesa que se produzca contenido fidedigno y tienen grandes líneas de trabajo en ese sentido”. En medio de la tormenta de la pandemia, Castillo destacó que la noticia les abrió un panorama muy distinto al que habían imaginado.

Junto al equipo actual, conformado “prácticamente en familia” por Cristina Wargon (madre de Gabriela y reconocida periodista, humorista y escritora), Francisco Calzona (su pareja), Amparo Calzona (su hija) y Mónica Madrid, decidieron utilizar el dinero para la construcción de un estudio de radio y para la concreción de proyectos que ya venían gestando, como un ciclo de entrevistas y un informativo diario.

Anuncios

Perspectiva consciente


Desde su nacimiento, De Mendiolaza se presenta como un medio “sin ninguna rigidez”. “Puede variar su formato y no está obligado a mantenerse de ninguna forma en particular. Somos un portal y podemos publicar una noticia ahí, por Facebook, YouTube o WhatsApp. Nos permitimos echar mano de las distintas tecnologías para garantizarnos el objetivo final, que es llegar al otro para informarle lo que estamos queriendo que sepa”, destacó Castillo.

Para la periodista, tal característica es fundamental para subsistir en un momento donde la concentración mediática rige por excelencia. En este sentido, la “territorialidad” (es decir, el enfoque local) también es un elemento primordial. “Llevar adelante un medio pequeño es una tarea verdaderamente titánica, una epopeya, porque el monstruo de los grandes medios se lo come todo”, explicó la periodista y afirmó con convicción: “La existencia de estos espacios alternativos es un acto de militancia y de pasión”.

En este marco, a pesar de reconocer que las ventajas de contar con el apoyo Google son “infinitas”, también admite que se trata del nuevo “gran amo” y que “cada vez será más difícil lograr cualquier cosa que no esté intermediada por la empresa”, lo cual no deja de ser “algo peligroso”. Desde esa postura, criticó la globalización que avanza a pasos agigantados y aseguró que es indispensable mantener la pluralidad de voces.

Uno tiene que ser consciente, lo que está pasando con los pequeños medios se va a intensificar en el futuro que se viene con Google, casi nada va a ser local y no es la clase de mundo que a mí me gusta. En lo personal, sé que mi trabajo está colaborando con eso y es la única desventaja que encuentro en lo logrado”, lamentó.