La situación surgió luego de que dos integrantes del personal dieran positivos en el test.

La Clínica Jesús María se vio obligada a resentir su atención debido a que algunos integrantes del personal presentan casos de COVID-19. Esto fue informado a Cadena Norte por el director del nosocomio, Mauro Di Poi.

Se trata de dos casos, los cuales fueron aislados. Dichos profesionales con resultado positivo son residentes de la localidad. Además, por protocolo se continúa realizando testeos al resto del personal y a los pacientes que fueron atendidos por los contagiados, estos últimos ya obtuvieron el resultado negativo.

Debido a estos sucesos, sólo se encuentran habilitados los servicios de guardia pediátrica y de adultos, un cirujano general, un obstetra y un ginecólogo. Por el momento, no se ha confirmado hasta cuándo será esta media.