El presidente Alberto Fernández, informó que con el fin de garantizar el acceso, el Gobierno Nacional decidió declarar "servicios públicos a la telefonía celular, a los servicios de Internet y a la televisión de paga". Indicó que se congelaron hasta el 31 de diciembre sus tarifas.

El presidente Alberto Fernández anunció en la noche del viernes 21 de agosto, la decisión de declarar como «servicios públicos a la telefonía celular y fija, Internet y la televisión paga» y anticipó que las tarifas de esas prestaciones quedarán congeladas hasta el próximo 31 de diciembre de 2020.

Dicha medida se concretará a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que se dará conocer en las próximas horas, a partir del cual se dejarán sin efecto los aumentos de los abonos anunciados por algunas de las empresas prestadoras a partir del 1 de septiembre.

Finalmente, vale aclarar que el anuncio también deja sin efecto el incremento de entre 10 y 15 por ciento que las tres mayores operadoras de telefonía celular –Movistar, Telecom Personal y Claro– tenían previsto aplicar a partir del primer día de septiembre.