Algunos espacios han podido abrir su puertas ya que se han habilitado ciertas actividades como el yoga, pilates y danza, entre otros. No obstante, son muchos los que esperan autorización para abrir el entrenamiento con aparatos.

¿Encontraste algún error? Avísanos


Es sabido que el reclamo por la apertura de los gimnasios ha ido incrementando. Si bien se han habilitado varias actividades como el pilates, yoga, danza, zumba, entre otros, muchos gimnasios dependen de otras disciplinas. 

Ante esta situación, muchos espacios se han adaptado para brindar nuevas actividades y poder trabajar. Este es el caso de un gimnasio de Unquillo, fundado por Adrian Avellaneda y guiado junto a sus socios. 

“Momentáneamente, para poder abrir durante esta situación de pandemia decidimos realizar una actividad resguardada en la calistenia y el pilates mat, el cual trabaja con el peso del propio cuerpo y algunos accesorios”, contó el dueño del gimnasio. Para esto, debieron armar áreas de trabajo individualizadas con elementos de trabajo y una cartilla de ejercicios separadas. 

Adrian explicó: “Ahora se permite tener una persona cada 12 metros cuadrados y en base a eso trabajamos por turno. En nuestro caso hemos armado 12 zonas de trabajo más dos o tres instructores por turno”. 

Esta modalidad es parte de lo que van a hacer durante lo que queda de este mes si es que no habilitan los aparatos. Por supuesto que se tiene en cuenta el riguroso protocolo sanitario por el Covid-19. 

Cabe resaltar que en las zonas blancas se pueden realizar este tipo de actividades individuales. “En nuestro centro armamos un entrenamiento y propuestas de ejercicios bajo el resguardo de las actividades mencionadas ya que son individuales, lo cual lo diferencia del entrenamiento funcional”, explayó Avellaneda. 

Además, agregó que están haciendo la bajada a los gimnasios de anular las maquinas y poder funcionar bajo este resguardo que esta habilitado. Las clases son de 50 minutos para tener 10 minutos antes de la siguiente clase para esterilizar los elementos y recibir a los siguientes alumnos. 

Es importante recordar que no son los gimnasios los que están habilitados sino que se trata de esta actividad puntual en la que pueden desempeñarse, dependiendo de la infraestructura del gimnasio, es decir el espacio de metros cuadrados que tenga. 

“Estamos luchando para que habiliten nuestra industria y se demuestre que somos seguros y no somos ni más ni menos contagiosos que cualquier otro negocio. Además tenemos un protocolo muy específico y riguroso para llegar adelante con nuestros clientes”, concluyó.