Desde la página oficial de la Cámara de Gimnasios de la Argentina publicaron un protocolo de seguridad para volver al ruedo una vez que finalice la cuarentena. Aseguran que podrían funcionar como centros de detección temprana de la enfermedad.

Investigación y redacción:

Ignacio Cattani

6to Año, Instituto Milenio Villa Allende


El pasado miércoles 15 de abril la Cámara de Gimnasios de la Argentina (CGA), presentó varias e interesantes medidas de seguridad que se tomarían en cuenta en caso de volver a las actividades de dichos lugares, tales como cierto distanciamiento social a la hora de entrenar, regulación del acceso de las personas tanto profesores como clientes ,comprobando que no tengan síntomas de COVID-19, desinfección de las áreas de ejercicio utilizadas y ventilación de estas, higiene otorgando elementos para mantener la limpieza, y otras medidas que se encuentran en la publicación más detalladamente.

Sostienen que con este protocolo, los gimnasios podrían servir como centros de detección temprana de la enfermedad y que además, su paralización pone en riesgo el trabajo de más de cincuenta mil trabajadores del gremio.

Por su parte, Marcos profesor del gimnasio FIT Life  de Villa Allende comentó que sería ideal que la actividad pueda volver a la normalidad en el mes de mayo, debido a que esta situación es perjudicial social y económicamente para todos los centros de entrenamiento “desde el punto de vista económico yo te diría que sí, que quiero arrancar porque si el gimnasio está cerrado no puedo generar la plata para pagar a los empleados, el alquiler, los impuestos” , sostuvo.

Además, consideró que una vez que se retorne a la normalidad, ir al gimnasio no sería una de las prioridades del común de la gente, debido a que algunas personas no podrán costear los gastos de la cuota mensual.

El profesor de gimnasia sostuvo otro punto a destacar; el de la salud, afirmando que por más que se respete un protocolo el riesgo de contagio está presente debido a la aglomeración de personas en horas pico de los gimnasios. “Lamentablemente en un gimnasio se convoca mucha gente en una misma hora entonces es como que por más que uno tome muchas medidas de precaución el riesgo de contagio siempre va a estar”, se lamentó.

Gimnasios digitales

Por su parte, Marcos comentó a El Milenio que al igual que muchos otros profesores pensó que la cuarentena no iba a ser tan larga, por lo cual apostaba al regreso de las actividades en el corto plazo. Al ver que dicha cuarentena se extendió decidió, comenzó a dar clases en línea, formando grupos virtuales y clases personalizadas por donde compartir rutinas y dar seguimiento a las distintas actividades físicas que se pueden efectuar en el hogar, “creo que es la única forma en este momento de mantenerse activo, me doy cuenta que a la gente le sirve mucho porque por ahí están esperando que lleguen las 19:00 para hacer la clase” comentó entusiasmado.

Para aquellos interesados de tomar clases en línea pueden contactarse con la pagina de instagram @fitlife.va. Además pueden contactarse con marcos por su instagram @marcosm.fitlife