El dengue avanza en la provincia de Córdoba, con casos que hasta ahora no registran gravedad, pero que se mantienen en claro crecimiento.

Diego Cardozo, ministro de Salud de la Provincia, anunció este martes 11 de marzo, las cifras que ya se barajaban en torno al dengue. La cantidad de casos confirmados asciende a 339, con 276 autóctonos y 60 importados.

La cantidad de casos confirmados asciende a 339, con 276 autóctonos y 60 importados.

Solamente en la capital cordobesa ya se registran 112 casos, lo cual implica un 93% más que la semana pasada. En el interior en cambio, el crecimiento es del 15% y según sostuvo la máxima autoridad sanitaria, este no sería el pico para la Provincia.

En ese sentido, Cardozo explicó que se espera una mayor cantidad de infectados entre finales de marzo y el comienzo de abril. La mayoría de los pacientes han sido tratados hasta el momento de manera ambulatoria, sin registrarse muertes.

El ministro de Salud, Diego Cardozo resaltó: “Gracias al rápido accionar de la Provincia con los municipios hasta este momento no hemos tenido ningún caso de mortalidad ni de extrema gravedad. La mayoría de los casos se trataron de forma ambulatoria”


Cardozo recalcó la importancia de seguir generando conciencia, ya que se trata de un trabajo domiciliario. Por lo tanto, si los elementos que crían al mosquito no son eliminados el dengue continuará se expansión.

Además, desde el ministerio de Salud de la Provincia, anuncian que se encuentran en proceso de análisis 11 posibles casos de coronavirus. Las muestras fueron enviadas al instituto Malbrán, mientras que el paciente confirmado en Córdoba muestra signos de evolución positiva.

Cómo prevenir el dengue, la chikungunya y el zika

Laura López, a cargo del Programa de Zoonosis expresó: “Es importante continuar con el trabajo de prevención y eliminar los potenciales criaderos, así como también brindar una atención adecuada y rápida”.

Las autoridades insistieron en la importancia de realizar las consultas ante los primeros síntomas de fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y de articulaciones y/o erupciones en la piel.

La consulta temprana permite acceder a un diagnóstico y tratamiento adecuado y eficaz, así como también el compromiso de los equipos de salud de realizar las notificaciones pertinentes a través de la guardia de epidemiología.