Los miembros de la agrupación deportiva Enduro Ruta 53 lo acompañaron en el recorrido, el pasado domingo 22 de diciembre.

Río Ceballos. Desde la Navidad de 2018, ante la ausencia del clásico Papá Noel de los Bomberos Voluntarios de Río Ceballos, Enduro Ruta E-53 se hizo cargo de la misión de regalar ilusiones.

En vísperas de la ansiada fecha, los deportistas recolectan golosinas gracias a la colaboración de la comunidad, para luego dar inicio al acompañamiento del personaje más esperado por los niños.


En diciembre del año pasado, este grupo de amigos quiso realizar una iniciativa que consistiera en repartir algunos dulces en las paradas de colectivo de la localidad. Sin embargo, la solidaridad de los vecinos fue tan amplia, que la idea se expandió a una gran caravana, por la Avenida San Martín, que se repitió este 2019.

Alberto Castro, miembro del equipo, señaló que actualmente son aproximadamente 15 las personas involucradas en esta actividad.

El recorrido inició en el cementerio alrededor de las 18 horas y culminó en la Plaza Humberto Francia a las 21 horas. A lo largo de las 12 paradas pautadas, los más chiquitos esperaron ansiosos y llenos de ilusión.

“La jornada fue muy linda, mucha gente nos esperó y pudimos repartir más de 5 mil bolsitas, no nos quedó ninguna”, comentó Castro y destacó que la convocatoria de gente en el centro fue “impresionante”.