fbpx

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Temporada 2020 en Sierras Chicas

A 37 kilómetros de Córdoba capital y sólo siete del centro de Río Ceballos, el dique La Quebrada y la reserva que lo alberga ofrecen varios rincones para pasar el día disfrutando la naturaleza. Paradores, cabalgatas, alquiler de kayaks, miradores, trekking y cascadas son algunas de las opciones más populares.

Río Ceballos. La Reserva Hídrica Parque La Quebrada es uno de los mayores atractivos de Sierras Chicas. Abarca 4200 hectáreas, de las cuales 35 están cubiertas por el dique del mismo nombre. Aparte de su belleza y tranquilidad característica, el lugar ofrece diversas atracciones para turistas y lugareños.

Desde los miradores naturales, que permiten contemplar el espejo de agua y el paisaje serrano en su máximo esplendor; hasta la clásica costanera para quien guste de sentarse a tomar unos mates, o los balnearios, que brindan la posibilidad de hacer canotaje, asados y natación; La Quebrada ofrece múltiples opciones de entretenimiento accesibles.

Para los más osados y aventureros, con ganas de caminar entre senderos, rocas y cursos de agua, también hay alternativas, como la famosa cascada de Los Hornillos o la menos conocida Olla del Puma, situada unos metros más arriba.

Para acceder a estas posibilidades hay que dirigirse a Villa Colanchanga, bordeando el paredón a pie, por la derecha, o tomando las líneas urbanas de colectivo 1 y 4. Estos caminos también son ideales para animarse al trekking o al ciclismo, así como para el avistamiento de aves.

No se permite hacer fuego en la reserva, bañarse en zonas no habilitadas, acampar en la orilla del arroyo ni pescar en el paredón. Además, están prohibidas las embarcaciones a motor, por tratarse de una zona protegida.

Compañía ecuestre

Para aquellos que simplemente se instalen en el paredón, también hay opciones. La familia Benavídez mantiene hace 50 años el clásico kiosco del dique, apenas cruzando el muro de hormigón. Resguardados al costado, unos caballos esperan que alguien los monte para dar un paseo. Diez equinos están domesticados para este fin y se permite que suba una persona por caballo o menores de cinco años en compañía de un adulto.

Las cabalgatas turísticas guiadas hacia los miradores tienen un costo de $350 y transcurren, en un 90%, por una huella preparada para este circuito. Dura aproximadamente 60 minutos y está disponible durante todo el año y todos los días. “Vemos todo el dique y las perspectivas de las montañas alrededor”, señaló Fernando Benavídez, encargado de la actividad.

Otro de los destinos que realiza Benavídez es la cascada Los Hornillos. Con un costo de $1300, el recorrido dura aproximadamente 4 horas. Estos viajes se realizan solamente con reserva previa (al 3543 534623) y pueden abonarse con tarjeta de crédito o débito.

Cabe aclarar que el kiosco abre solamente fines de semana y feriados, durante la tarde. En la instalación ofrecen galletas que rondan entre los $50 y $90 dependiendo la marca y tamaño, praliné por $50 y otros productos envasados. En cuanto bebidas, hay agua, gaseosas, cerveza y vino.

Puro verano

Los kayaks pueden alquilarse en Summer o El Embarcadero por entre 200 y 300 pesos.

Summer es un predio que ofrece asadores, baños, bar y alquiler de kayaks. Para estos últimos, el costo es de $400 la hora y media hora por $300. Pueden subirse hasta tres personas, dos adultos y un niño. También hay kayaks individuales por $300 la hora y $200 la media. Vale recordar que en el dique está prohibido el uso de lanchas o cualquier embarcación a motor.

La natación es otra opción, sólo con salvavidas, aunque cada visitante debe llevarlo por su cuenta. “Los guardavidas están habilitados por cualquier incidente con los kayaks, pero no ante un inconveniente por nadar sin precauciones”, señaló José Villarreal, miembro de la organización, y destacó la importancia de tener cuidado con las aguas profundas. Por otra parte, las mascotas tienen permitido el ingreso, pero con correa.

El parador está abierto desde las 9:30 hasta las 20:30 todos los días con un bar que vende galletas, snacks y bebidas. Igualmente, se puede ingresar con conservadoras, aunque en este caso, la estadía dentro del bar no está permitida. Tampoco se puede tomar mate en las mesas de la cantina.

Los precios del estacionamiento son $150 para autos, $70 para motos y $20 para bicis, aunque se puede dejar el auto en las afueras sin costo. Para llegar se puede utilizar el transporte público (Villarreal comentó que los colectivos suben hasta seis veces por día) o a pie, bordeando el espejo de agua por la derecha, desde el inicio del paredón, hasta llegar a una calle que se abre a la izquierda con el cartel de “Summer”.

El Embarcadero

Pasando Summer, se encuentra otro tradicional balneario. Desde el paredón, subiendo aproximadamente un kilómetro, la entrada se encuentra a la izquierda, a la altura del cartel “Bienvenidos a Colanchanga”.

El Embarcadero cuenta con bar, alquiler de kayaks y canoas, asadores, camping e incluso un pequeño arroyo para que disfrute toda la familia. El alquiler de los botes cuesta $300 la media hora, pudiendo subir hasta tres personas.

Los paradores sólo pueden abonarse en efectivo, no se reciben tarjetas por falta de señal.

Por otra parte, en el bar se pueden comprar comidas elaboradas, como pizzetas y empanadas desde $40, hamburguesas o choripán a $200 y hasta picadas por $300 para dos personas y $500 para cuatro. Para acompañar, un vaso de litro de fernet se encuentra a $250, el Vermouth, también por litro, a $150 y el Campari a $250. También hay gaseosas, cerveza tirada, licuados y otros tragos.

Mientras el arroyo aporta serenidad para quien busca relajarse, la costa del embalse se presta para la práctica de nado o buceo. “Tenemos un sector vallado que distingue la parte baja de la honda, donde sólo se permite entrar con protección (si los visitantes no tienen, les prestamos sin costo, dejando el DNI)”, comentó Cristian Molina, dueño del establecimiento.

La entrada general es de $200 por auto y $100 por moto. Abre viernes, sábados y domingo de 10:00 a 20:00. Molina anticipó que, con el avance de la temporada, irán sumando días de apertura.

A %d blogueros les gusta esto: