fbpx

Suscribite

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir avisos de nuevas entradas.

27 octubre, 2020

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Impresión 3D: una tecnología en auge

La impresión 3D es un conjunto de novedosas técnicas que permite la creación de objetos tridimensionales con aplicaciones en diferentes áreas, desde el arte hasta la medicina. Para saber más de esta tecnología, El Milenio dialogó con Irene Presti, fundadora de la Cámara Argentina de Impresión 3D y Fabricaciones Digitales.

  • Por Vicente Schechtel.
  • Colaboración: Gerónimo Palacini y Octavio Menzi
  • Instituto Milenio Villa Allende

La impresión 3D cuenta con pocos años de historia en la Argentina, aunque su aplicación comenzó a promoverse en el último tiempo a través de diversas acciones. En el año 2014 se fundó la Cámara Argentina de Impresión 3D y Fabricaciones Digitales, organismo encargado de promover su desarrollo a nivel nacional.

Esta institución fue impulsada de manera directa por Irene Presti, una profesional especializada en artes visuales, diseño y desarrollo web, oriunda de San Luis, pero cordobesa por adopción. Su interés por dichas áreas la llevaron a cruzarse con la impresión 3D, una tecnología que le permitió traducir sus propios diseños en objetos tridimensionales.

La influencia y la expansión de esta de innovadora forma de creación la indujeron a introducirse aún más en la temática y asistir a eventos destinados a promocionar su uso. Tales experiencias dieron forma a la búsqueda de Presti por desarrollar, en conjunto con otros aficionados, un ente que sirviera para difundir dicha tecnología y su aplicación en emprendimientos diversos. Esta decisión concluyó con la creación de la Cámara, hecho que la llevó a convertirse en una de las candidatas para el premio “Cordobesa del año” en 2018.

“Mi primer acercamiento al tema fue durante un evento que se realizó en Buenos Aires, donde me encontré de primera mano con esta tecnología y con todos los fabricantes de impresoras 3D que había en ese momento en el país. Había distintas ponencias, pero recuerdo particularmente una que dio José Baena sobre bio-impresión que me pareció muy interesante. A partir de ahí empecé a investigar y me puse en contacto con todos los actores del sector”, contó Presti a El Milenio.

“La Cámara surge, básicamente, porque éramos muy pocos los actores en Argentina que nos estábamos dedicando a esta tecnología, que era totalmente desconocida. Por eso, uno de los primeros objetivos, fue potenciarla y darla a conocer por distintos medios. Uno de ellos es el Congreso Argentino de Impresión 3D, que ya va por su cuarta edición”, explicó la especialista.

Producción y ventajas para la medicina


La producción en 3D implica un complejo proceso de diseño y creación basado en lo que se denomina “manufactura aditiva”. Presti resaltó que este procedimiento es “totalmente opuesto a la manufactura sustractiva, es decir, la fabricación común, a la que todos estamos acostumbrados”.

“En el caso de la fabricación aditiva, nosotros adherimos material, capa por capa, y vamos creando un objeto físico a partir de un archivo digital. ¿Cuáles son las ventajas? La gran complejidad de las formas que podemos crear, ya que nosotros diseñamos con un software especializado”, expresó.

Asimismo, destacó que este tipo de impresión sirve para llevar a cabo la “personificación absoluta de un producto”, pero, en caso de que se necesite generar un objeto en grandes cantidades, es mejor considerar la fabricación tradicional. Esto se debe a que la impresión 3D no se lleva a cabo en serie porque su proceso de producción es más lento.

Sin embargo, al margen de esta consideración, las cualidades que presenta esta tecnología creativa ofrece muchos beneficios para diversos campos, sobre todo el de la medicina. La posibilidad de diseñar y personificar los elementos permite crear impresiones que sirven para el estudio del cuerpo humano y sus anomalías.

“La impresión 3D en medicina realmente ha venido a impactar. Desde una tomografía computada de un paciente, nosotros podemos imprimir el órgano afectado y darle al médico una réplica exacta de ese órgano, por ejemplo, un riñón, una vesícula, una aneurisma o parte del cerebro”, explicó la diseñadora.

Esto tiene dos ventajas principales, según Presti. Por un lado, le permite al médico practicar la cirugía antes de realizarla, lo cual ofrece muchas posibilidades, ya que, al tener “el órgano construido en la mano, puede evaluar cosas que en la tomografía computada no se ven”. Por otro lado, posibilita la “impresión de prótesis en metal -titanio-, con la réplica exacta de, por ejemplo, la cadera o rodilla del paciente, con todo lo que conlleva en particularidades morfológicas”.

Tal como se describe, esta tecnología puede ser aplicada en el desarrollo de disciplinas muy diversas. Actualmente, contó Presti, se están realizando investigaciones con impresión 3D sobre células madre y estructuras celulares para la regeneración de tejidos. “Esto todavía está en fase experimental, pero creo que en algún momento va a surgir. Nos encontramos en esta etapa por el hecho de que todo lleva muchos controles de los organismos certificantes”, comentó.

Anuncios

El Hackathon


Uno de los eventos más importantes que se realizan en relación a la impresión 3D es el Hackathon. Se trata de un encuentro que reúne a profesionales de diferentes áreas como artistas, diseñadores, impresores 3D, programadores, desarrolladores, entre otros, para compartir e intercambiar conocimientos y trabajar para lograr los objetivos propuestos en la jornada. En 2018 esta actividad se llevó a cabo en la ciudad de Córdoba.

“El Hackathon se realizó en el marco de la inauguración de la conectividad en el Paseo Buen Pastor. El objetivo fue mezclar el arte con la impresión 3D. La idea era que los escultores, diseñadores y modeladores se juntaran con los técnicos de impresión y crearan un proyecto artístico relacionado, en este caso, a la cárcel de mujeres que antes era ese espacio”, contó Presti.

De esta manera, la propuesta decantó en la creación de esculturas usando software especializado en impresión 3D, las cuales se expusieron ante el público en general. “Fue una linda experiencia y aún siguen en contacto las personas que participaron, porque realmente se creó una sinergia fantástica entre los artistas y los técnicos”, concluyó.