Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

La enseñanza del tenis como propuesta académica


Una de las principales propuestas de Exequiel Enrique, profesor de tenis en la región de Sierras Chicas, es llevar este deporte a las aulas de los colegios de Villa Allende. Conocemos su historia.

“Hoy mis logros son mis alumnos”. Exequiel Enrique

A los seis años de edad, una navidad lo sorprendió con un regalo que probablemente marcó la vida de Exequiel Enrique, dos raquetas de tenis envueltas y un mandato a la cancha definió parte de su pasión que perduró hasta el día de hoy.

Hasta el momento ha recorrido parte del país como forma de competir en este clásico deporte. Ha probado los suelos de las canchas de San Luis, Mendoza, Buenos Aires y otros suelos más regionales como el torneo de Villa María. Actualmente vive en la localidad serrana de Río Ceballos, pero enseña tenis en las canchas del Club Quilmes de la ciudad de Villa Allende donde cuenta con varios proyectos, entre ellos, llevar el tenis a las escuelas.

A pesar de ser un deporte caro la idea es generar mayor inclusión y práctica de este deporte con tantos beneficios. Exequiel Enrique propone un nuevo año con nuevas propuestas especialmente académicas donde busca que el tenis sea un deporte escolar.

El Milenio: ¿Cuándo empezó tu carrera y por qué?

Exequiel Enrique: Empezó a los 6 años cuando me regalaron dos raquetas y ahí no más me mandaron a jugar, en ese momento empecé con el tenis. Mi mamá no quería que jugara al fútbol por si me llegaba a pasar algo y comencé con tenis. Entonces para esa navidad me regaló dos raquetas y empecé a jugar en Rio Ceballos.

Me acuerdo que estaba con uno de los profes, que ahora es como un referente que está en todos los grandes torneos, en la organización y demás. Los primeros 4 años entrené acá porque no me podían llevar a un club que quedara lejos. A medida que iba creciendo me iba más lejos a entrenar y a jugar en otros clubes. Fuí a Palermo Bajo porque mi profesor era el dueño de la parte de tenis y me llevó con él. Ahí estuve un tiempo y después me fui a Club Banco de Córdoba en Villa Allende, después fui al Club Universitario y clasifiqué como oficial aproximadamente a los catorce años.

EM: ¿Qué puertas te abrió el tenis?

EE: Gracias al tenis comencé a dar clases, eso se me dió cuando dejé de entrenar a los dieciocho años donde estuve año y medio, más o menos, donde no me dediqué al tenis. Luego, junto a un amigo dijimos de empezar a jugar de vuelta y nos anotamos  en el Club Quilmes de Villa Allende y estuve un tiempo y luego me ofrecieron ser profesor. Acepté y creo que gracias al hecho de jugar al tenis desde tan chico ahora puedo dar clases.

“Uno de las más grandes propuestas que tenemos ahora es, a pesar de que el tenis sea un deporte caro, es intentar armar dentro del colegio una escuadra de tenis”. Exequiel Enrique.

EM: Entre profesor y jugador ¿Qué preferís? ¿Por qué?

EE: Siempre uno quiere ser jugador, es como la expectativa de todo chico jugar profesionalmente ¿no? Pero hoy en día prefiero dar clases, porque por ahí la carrera del tenista es muy corta y si no brillaste hasta los 14 ya luego es muy complicado llegar a algo. Ya hoy los chicos que tienen  diez, once o doce años ya están jugando en torneos nacionales y están entrenando fuerte. Se dedican al tenis y todo es tenis.

EM: ¿Cómo es un día típico de entrenamiento de tenis?

EE: Un día típico de entrenamiento, depende a que hayas apuntado, a alto rendimiento o a clases estilo hobby. Profesionalmente para entrenar se arranca a las nueve de la mañana haciendo físico generalmente, y a la tarde nuevamente se arranca con físico o bien con trabajo en la cancha con todo lo que sería relativo a técnicas de tenis.

EM: ¿Cuál es la técnica básica del tenis?

EE: No hay una técnica básica. De todos modos, no se puede jugar al tenis sin contar con un drive o sin un revés. Todos los golpes son básicos, sino no se puede jugar, sin sacar, sin colear no se pueden definir los puntos, es complicado. No hay una técnica básica, pero sí es necesario saber de todo y tener mucha coordinación de piernas y brazos, todo el cuerpo. Es fundamental partir de la posición de piernas y saber moverse, es mucho más complejo que un solo golpe básico.

EM: ¿Acompañas el deporte con alguna alimentación especial?

EE: Siempre se acompaña con alguna alimentación balanceada o una dieta. En el caso de los tenistas nos basamos mucho en los hidratos de carbono, según el peso que cada uno tiene se determina una cantidad de carbohidratos específicos. Esas son las cosas que más se van a ver en los tenistas, a lo mejor antes de un partido se los puede ver comiendo un plato de ravioles con salsa y uno dice “¿Cómo, está re estresado y está comiendo ravioles?” pero bueno, el cuerpo necesita energía para afrontar después todo el desgaste del partido que tiene una duración promedio de entre una y tres horas y lógicamente se pueden alargar.

Por ejemplo, le puede tocar un partido de cinco horas, también tiene mucho que ver la superficie. En tenis hay 3 superficies: césped, polvo de ladrillo que es la cancha más lenta donde se tiene un promedio de pase de pelota entre jugadores de entre doce y catorce pelotas. Después están las canchas de césped que son un poco más rápidas y donde el promedio es menor, entre ocho y doce aproximadamente. Luego está el sintético que es la cancha más rápida de todas y el promedio está entre seis y diez más o menos. Es decir, que el rendimiento y la duración depende de la cancha.

EM: ¿Tenés algún referente en el mundo del tenis?

EE: Referente como jugador a nadie en especial. Pero si tengo que decir uno, seria Diego Schwartzman, a comparación con otros jugadores donde el tenista es generalmente flaco y alto y él, al medir aproximadamente 1.60 le cuesta el doble como, por ejemplo, en el saque donde la red es un toque más baja que él y hace más complicado jugar. Además, me gusta por el estilo que tiene.

A pesar de ser un deporte caro la idea es generar mayor inclusión y práctica de este deporte con tantos beneficios. Exequiel Enrique propone un nuevo año, con nuevas propuestas especialmente académicas, donde busca que el tenis sea un deporte escolar.
Fotografía: Lucía Guillamondegui 

EM: ¿Cuál es tu mayor logro?

EE: Como profesor de tenis a mis logros los veo reflejados en mis alumnos. Como jugador no llegue a mucho pero hoy como profesor puedo ver metas cumplidas en mis alumnos donde un alumno al entrenar y sentirse cómodo, ganando torneos donde se siente realizado me da alegría. Hoy mis logros son mis alumnos.

EM: ¿Tenés proyectos a futuro con el deporte?

EE: Sí. Justamente ahora con mis compañeros del Club Quilmes, que está a dos cuadras del colegio Milenio de Villa Allende, tenemos varios proyectos. Uno de las más grandes propuestas que tenemos ahora es, a pesar de que el tenis sea un deporte caro, es intentar armar dentro del colegio una escuadra de tenis. Así como existen las escuadras de fútbol, de vóley y de Handball, hacer una similar, pero de tenis ya que el club está cerca y las canchas las tenemos libres. Nuestro proyecto es implementar el tenis dentro de las escuelas, no solamente en el milenio, sino en todos los colegios que están cerca.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: