Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Compañías peligrosas

Las enfermedades crónicas no transmisibles representan la primera causa de muerte en el país y comprenden a las afecciones cardiovasculares y respiratorias, cáncer y diabetes.


Por Redacción El Milenio | periodico@elmilenio.info


Es noticia corriente que las enfermedades crónicas no transmisibles (ENT) son la primera causa de muerte en Argentina al igual que en el resto del mundo. Pueden mencionarse como las frecuentes a las cardiovasculares, cerebrovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades respiratorias.

Los datos disponibles a través del Ministerio de Salud de la Nación indican que en 2008 la tasa de mortalidad por enfermedad cardiovascular (que incluye la enfermedad coronaria y el accidente cerebrovascular) fue de 206,44 cada 100,000 habitantes, representando 34,19% del total de muertes producidas y 12,61% de los años potenciales de vida perdidos.

→Según el Ministerio de Salud de la Nación, en Argentina, las encuestas de factores de riesgo realizadas entre 2005 y 2013 reportaron un incremento en la prevalencia de enfermedades crónicas, tales como la diabetes, la obesidad y el sobrepeso, y sus factores de riesgo, es decir, la alimentación no saludable y la falta de actividad física.

Además, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), el 57,9% de la población tiene exceso de peso, el 20,8% tiene obesidad y el 34,1% tiene presión arterial elevada. A su vez, el 25,1% de la población consume tabaco, el 55,1% no realiza suficiente actividad física y el promedio diario de porciones de frutas o verduras consumidas es de 1,9 por persona.

Blood glucose monitoring on finger

Pero un aspecto de relevancia en Argentina es la abundante ingesta de sal y la consecuente elevada prevalencia de hipertensión arterial. Mientras la Organización Mundial de la Salud recomienda una ingesta de sal de 5 gramos diarios, en nuestro país la ingesta promedio por habitante es de 12 gramos, de los cuales el 65 al 70% proviene de los alimentos procesados.

En Argentina, 1 de cada 3 personas es hipertensa y se estima que cada año la hipertensión arterial es causa de 50.000 muertes. Se ha demostrado que la reducción de la ingesta de sodio tiene un impacto mayor que la medicación antihipertensiva en la reducción de enfermedad cardiovascular y que por cada 1 gramo de reducción de sal en la dieta se podrían prevenir hasta 2000 muertes de origen cardiovascular y aproximadamente unos 20.000 eventos cardiovasculares al año.

En cuanto al consumo de tabaco, la ENFR indica que 1 de cada 4 personas fuma y que el 36,3% está expuesto habitualmente al humo de tabaco ajeno. En Argentina se producen 40.000 muertes al año por consumo de tabaco.

También, la ENFR expone que la inactividad física se ha incrementado en los últimos cinco años pasando de 54,9% a 55,1%. Del mismo modo, en la Encuesta Nacional de Salud Escolar realizada en 2007 se observa que el 81% de los encuestados (13 a 15 años) no realiza la mínima cantidad de actividad física recomendada para la edad.


Alimentación saludable

alimentacion

Las raíces de las enfermedades no transmisibles (ENT) se encuentran en modos de vida nada saludables o en ambientes físicos o sociales contraproducentes. Entre los aspectos más destacados de los modos de vida que fomentan el riesgo se encuentran la alimentación poco sana, el tabaquismo, la falta de ejercicio físico, el consumo exagerado de alcohol y el estrés psicosocial.

La nutrición está pasando al primer plano como un determinante importante de enfermedades crónicas que puede ser modificado. Además, no cesa de crecer la evidencia científica en apoyo del criterio de que el tipo de dieta tiene una gran influencia, tanto positiva como negativa, en la salud a lo largo de la vida. Pero los ajustes alimentarios no sólo influyen en la salud del momento sino que pueden determinar que un individuo padezca o no, enfermedades tales como cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes en etapas posteriores de la vida.


Libres del humo de tabaco

La epidemia de tabaquismo es un problema de salud mundial, con devastadoras consecuencias sanitarias, sociales, económicas y ambientales que hoy es responsable de más de 5 millones de muertes anuales, y de costos sanitarios y ambientales que exceden las recaudaciones fiscales por impuestos al tabaco. Esta se cobra más vidas que la tuberculosis, el VIH/SIDA y el paludismo juntos y representa la primera causa de muerte prematura evitable a nivel mundial.

La nicotina es una sustancia adictiva, y los cigarrillos y algunos otros productos que contienen tabaco están diseñados con el fin de crear y mantener la dependencia. A su vez, muchos de los compuestos que contienen y el humo que producen son farmacológicamente activos, tóxicos, mutágenos y cancerígenos, por lo que también la exposición al humo de tabaco es causa de enfermedad y muerte en las personas no fumadoras.


Actividad física

El sedentarismo, por sí sólo o acompañado de otros factores de riesgos, genera una elevada carga de mortalidad y morbilidad. Actualmente, se ubica en el cuarto lugar entre los principales factores de riesgo de mortalidad a nivel mundial. En Argentina se calcula que mueren cada año, 39.000 personas de entre 40 y 79 años a causa de la inactividad física.

Existe suficiente evidencia sobre la efectividad de la actividad física en la prevención primaria y secundaria de muchas enfermedades. La realización en forma regular de actividad física disminuye la morbi-mortalidad (enfermedades causantes de la muerte en determinadas poblaciones, espacios y tiempos) mediante la reducción de la incidencia de enfermedades cardiovasculares, diabetes, sobrepeso, obesidad, osteoporosis y algunos cánceres como el de colon y mama; también disminuye el riesgo de padecer depresión y sufrir caídas.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: