Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

La verdad sobre cinco alimentos antiestrés

El doctor Esteban Bracamonte, residente en Río Ceballos, informa que si bien existen ciertos alimentos que ayudan a combatir el estrés, hay que tener en cuenta algunas apreciaciones médicas antes de consumirlos ilimitadamente.


Por Redacción El Milenio | periodico@elmilenio.info


En momentos de estrés el cuerpo consume más rápido vitaminas, proteínas y minerales, bajando las defensas y perdiendo nutrientes esenciales. Por eso, una de las formas más efectivas de combatirlo es incorporar alimentos que ayudan a reponer energías. Aquí, cinco que no pueden faltar en una dieta anti-estrés, pero analizados clínicamente por el doctor Esteban Bracamonte (M.P: 27135/6).

  1. Frutos secos. Se dice que son energía pura porque contienen magnesio, antioxidantes como las vitaminas E y C, y vitaminas del grupo B, indicadas para aliviar la fatiga y el estrés. Ideales para picar entre horas, con moderación. El profesional de la salud consultado por El Milenio asegura: “Así es. Además pueden reemplazar a alimentos grasos, para evitar el consumo frecuente de fritos, conservas y embutidos. Al no estar hidratadas, el cuerpo las absorbe más rápido”.

Ramekin of raw almonds for a healthy snackTip: “Las frutas rojas o negras, como la pasa de uva o la ciruela, son las más ricas en antioxidantes (que ayudan a prevenir o retardar la liberación de los radicales, que dañan las células)”.

  1. Cereales integrales. Contienen triptófano, un aminoácido esencial para producir serotonina, sustancia responsable del buen estado de ánimo y de la relajación. Recomendados: el trigo, la avena y la cebada. Al respecto, Bracamonte precisa: “Acompañando a los frutos secos, siempre se recomienda consumir cereales. Ambos alimentos, combinados, aportan proteínas, antioxidantes y vitamina A, buena para la memoria y la vista”.

Tip: “La avena es uno de los alimentos que ayuda, no sólo a disminuir el nivel de colesterol, sino que también trabaja en la pared de las arterias, manteniéndolas en buen estado”.

  1. Si bien muchos la sitúan como una aliada del sistema nervioso, por su alto contenido de triptófano, vitaminas A y B, y minerales como hierro, calcio, magnesio y potasio, que regulan la frecuencia cardíaca, uno de los principales síntomas de estrés, el doctor Bracamonte advierte: “Hay un mito sobre la banana y es que hay que comer mucha porque es rica en potasio. Consumirla en demasía no es tan recomendable, sino que conviene sustituirla por frutos secos o cereales, que aportan los mismos nutrientes”. Asimismo, el experto señala: “Es cierto que disminuye la frecuencia cardíaca y además, gracias a los minerales que aporta, facilita el sueño, pero también hay que tener presente que si el organismo no está en condiciones óptimas y recibe demasiada cantidad de alimento, se resiente a nivel hepático”.

The top view of a bottle, two glass cups and fruits on a plate in London

Tip: “Recomiendo el consumo de kiwi o naranja, que cuentan también con una muy buena graduación de potasio”.

  1. Carnes. Las proteínas perdidas en momentos de estrés se pueden recuperar ingiriendo carnes rojas y pescados, que además poseen altos niveles de vitamina B12, esencial para el sistema nervioso. “No sólo se encuentra vitamina B12 en las carnes rojas, sino también en otros alimentos como el pescado o la clara de huevo”, indica el profesional, aclarando: “Hablo de la clara de huevo, porque la yema contiene mucha grasa”. A continuación, el especialista echó por tierra otro mito. “Mucha gente piensa que comer pollo es más saludable que ingerir carne vacuna, pero lo que no sabe es que a las aves en los criaderos les dan ‘bicoSan’, un compuesto de restos de huesos y carne de vaca”.

Tip: “Tener presente que, a veces, la carne de pollos mal alimentados contiene más ácido úrico y grasas que un buen bife de carne magra”.

  1. Al igual que el repollo y el brócoli es rica en minerales y vitaminas A y C, esta última, un poderoso antioxidante muy importante para el tejido cerebral. A esto, Bracamonte agrega: “Otra verdura que conviene consumir, aunque no sea tan rica, es la achicoria”.

Colorful salad bar with greens, broccoli, black olives, peppers and more

Tip: “Hay que lavarlas muy bien, hoja por hoja”.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: