Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Una puerta a la magia

Los libros de Harry Potter ayudan a los jóvenes a entrar en el mundo de la literatura.


Por Agustina Gallego, 4° “A”, IENM.


Actualmente existe un estereotipo de joven: el joven al que no le importa nada, el joven inculto y el violento. Dentro de este estereotipo está la idea de que ninguno de los jóvenes de hoy lee. Algunos padres no saben qué hacer para que su hijo lea más, para que deje la tecnología. Ahora entra una posible solución: los libros de Harry Potter ayudan a los jóvenes a entrar en el mundo de la literatura.

La conocida y renombrada saga Harry Potter, escrita por J.K. Rowling, es una serie de siete libros llenos de aventura y fantasía. Estos textos son ideales para niños que necesiten, por la razón que fuere, empezar a leer. De forma dinámica, los libros llevan al joven a olvidarse que está leyendo, de modo que empieza a disfrutarlo. Es una serie de libros que hacen que el lector se  cuestione la realidad y empiece a pensar que está viviendo en ese otro mundo.

Si bien algunos críticos consideran que Harry Potter no enseña ningún concepto que sirva para la vida cotidiana, esta saga deja valores como la amistad, la gratitud, el no juzgar a las personas sólo por su clase, sino por cómo son; el compañerismo, la honestidad y muchos otros. Además, al leer estos libros, los jóvenes se irán “contagiando” de las ganas de saber qué pasa con los personajes y comenzarán a leer otras sagas, como Percy Jackson, El Señor de los Anillos o Las Crónicas de Narnia. De esta forma, se crea una cadena que podría llevarlos a leer un clásico de la literatura universal.

Como dijo la coordinadora del Diplomado de Extensión “Literatura para Infancia, Adolescencia y Juventud” de la Facultad de Filosofía y Humanidades, Anahí Troncoso: “Las sagas apelan generalmente a grandes meta-relatos que motivan a chicos y chicas, los entretienen; y ese acercamiento a la literatura es, desde mi perspectiva, una gran oportunidad”. Leer es el método ideal para comprender nuestro mundo, por eso hay que incentivarlo.

En conclusión, la lectura de la saga Harry Potter en los jóvenes puede considerarse un recurso para que los mismos comiencen a leer por diversión. Además de esto, enseña a los niños valores morales y los lleva a dar un paseo por un mundo fantástico. Entonces, ¿por qué no dar una vuelta por el mundo de la magia?

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: