Anuncios

Un salto de calidad

Juan Lorefice tiene 15 años y ya es una de las referencias más importantes del taekwondo juvenil argentino. Con grandes participaciones en torneos nacionales e internacionales, el joven de Salsipuedes busca abrir su propio camino de la mano de su talento en este arte marcial.


Por Ignacio Parisi | ignacioparisi@elmilenio.info

Colaboradores: Luca Pero y Tomás Bartolini. 4°A IENM


A los ocho años, y a través de un primo de Santiago del Estero, Juan Lorefice despertó su curiosidad por el taekwondo. Poco tiempo más tarde, el atleta de Salsipuedes dio comienzo a su trayecto en la disciplina olímpica que hace apenas días cumplió 50 años en Argentina. “Al principio practicaba en una escuela chica en Salsipuedes, pero actualmente voy a Córdoba a entrenar”, afirma el taekwondista, que además asegura que el arte marcial lo ayudó a educar y disciplinar cuerpo y mente.

El Milenio: ¿Cuáles son los momentos que destacás de tu carrera hasta el día de hoy?

Juan Lorefice: Pienso que lo más importante fue lograr un tercer puesto en un torneo internacional en Buenos Aires, que se llama G1. Eso fue muy especial para mí, fue muy lindo, había mucha gente de otros países, muchas culturas diferentes en un solo lugar. Anteriormente ya había logrado el primer puesto en el torneo nacional, y alcanzado podios en otros torneos.

EM: ¿Qué diferencia notaste con respecto al resto de las competencias que habías disputado?

JL: Fue muy distinto el nivel deportivo que encontré ahí. En ese torneo se notaba que había mucha gente de mayor calidad, que no había visto antes, y se sintió bien pelear contra ellos. Eran atletas de doce países distintos.

EM: Observando el nivel de los rivales a los que te enfrentaste ¿Cuáles pensás que son los aspectos que tenés que mejorar a futuro?

JL: He visto que ellos tienen grandes condiciones físicas, son altos, rápidos y muy fuertes, sobre todo en la categoría en la que participé. Tengo que aprender a controlarlos mejor, fijarme el nivel, la distancia que tengo que tener con respecto a mi adversario para pegar una patada. Según el biotipo que tenga el oponente, si es más alto tengo que medirlo en una distancia más corta para que él no pueda estirar mucho el pie para pegarme en la cabeza o en la pechera. Eso lo practico antes de venir al torneo por si acaso me llega a tocar con un oponente así, o sino el coach mío se fija en el momento de la pelea, y me indica la mejor táctica para pelar contra alguien de esas características.

EM: ¿Siempre practicaste este deporte enfocándote en la parte competitiva?

JL: Al principio no. En un comienzo sólo hacia taekwondo, porque me divertía hacerlo, pero desde hace tiempo me gusta tanto que lo practico para ir a una competencia y ganarla. De hecho compito al menos dos veces por mes.

EM: ¿Para cada tipo de torneo hay una preparación diferente o es siempre la misma?

JL: Más o menos, porque cada vez van saliendo más torneos, todos los años son distintos, más importantes. Mi objetivo es estar listo para algún torneo en el exterior.

EM: ¿Actualmente contás con algún soporte estatal que colabore con la inversión que hacés en el deporte?

JL: No. Siento que se le ha dejado de dar bola a esto, porque antes, al menos, nos pagaban algunos viajes en ómnibus para representar a Córdoba, y ahora ni siquiera ocurre eso, así que estamos bastante solos, tanto yo como otros taekwondistas. Eso implica mucho dinero desde lo familiar.

Anuncios

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

Otras noticias de elmilenio.info

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: