Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

“Nadie conoce mejor la solución que el que tiene el problema”

Jorge Jiménez Riera es coordinador de los centros vecinales de Salsipuedes y en diálogo con El Milenio explicó sobre la relación actual entre el Estado y la comunidad.


Por Ernestina Berzón y Sofía Perrella. 4°A IENM |periodico@elmilenio.info


Los Centros Vecinales son asociaciones de vecinos sin fines de lucro, con participación en la gestión municipal, representativas de los vecinos del barrio o sector de su jurisdicción, constituidos para la satisfacción de sus necesidades comunes y el mejoramiento de su calidad de vida, sobre la base de principios de participación democrática, colaboración mutua y solidaridad vecinal”.

La anterior sería la definición que los libros realizan sobre los centros vecinales, pero cada ciudad, y más aún cada barrio, tienen su identidad y sus problemáticas, las que necesitan ser escuchadas para poder construir soluciones.

En este sentido y para profundizar sobre la situación de estos espacios democráticos en Salsipuedes, El Milenio dialogó con el coordinador de los Centros Vecinales, Jorge Jiménez Riera.

El Milenio: ¿Cuál es el alcance de su cargo con respecto a los centros vecinales?

Jorge Jiménez Riera: Formo parte de la Municipalidad de Salsipuedes, donde estoy a cargo de la coordinación de los centros vecinales, entre otras cosas.

En los municipios chicos, cada funcionario tiene varias funciones para ir achicando costos y personal.

Pero mi historia dentro de la intendencia es larga, estuve doce años trabajando allí, fui secretario de gobierno y secretario de obras públicas. Fueron muchos años que uno se dedica al servicio de la comunidad, como una forma de devolver lo que el pueblo me brindó.

EM: ¿Cómo está conformado un centro vecinal?

JJR: Es una institución que no es un apéndice de la Municipalidad, ni tampoco un municipio paralelo, son entes independientes. Se trata de un lugar donde los vecinos se organizan institucionalmente para ser un complemento del municipio, en el sentido de: ¿Quién mejor que el vecino conoce lo que sucede en su barrio?

Muchos no se imaginan la importancia de un centro vecinal, porque nadie conoce mejor la solución que el que tiene el problema. Desde ese punto de vista es importantísimo porque puede acortar la burocracia al plantear los problemas. Es importante además, que el centro sea abierto a los reclamos de los vecinos, tratar de juntarse, intercambiar palabras y que haya una buena relación, no una confrontación.


Nosotros creemos que los centros vecinales no son sólo para quejarse, sino que están para recibir problemáticas, revisar y controlar cómo está funcionando el departamento ejecutivo y el municipio en general, pero llevar la solución”.


Con respecto a la participación, hemos puesto en práctica que el Concejo Deliberante sesione en cada uno de los centros una vez por mes. Si bien el vecino puede ir al Concejo y participar, hay barrios que están alejados. Entonces, qué mejor que vayamos con el objetivo de mostrarle a la gente cómo funcionan los poderes del Estado municipal, de esta manera se hace instrucción cívica a las persona. Nuestra idea no es que todos seamos iguales y pensemos igual.

EM: ¿En qué consiste la personería jurídica?

JJR: Consiste en darle identidad a la organización, esto se aplica en todas las organizaciones de personas con fines determinados, y te dan un “certificado de nacimiento”, sin eso vos no podés hacer gestiones a nivel provincial, nacional o internacional, porque eso te habilita a que el centro vecinal pueda acceder a una serie de beneficios que existen.

Es importante que el centro cuente con esta personería que le brindará la legalidad necesaria para tramitar todas estas cosas, que a veces son beneficios que uno ni se imagina.

EM: ¿Cuántos centros vecinales hay en Salsipuedes?

JJR: Salsipuedes cuenta con 16 barrios. Al respecto, el intendente Marcelo Bustos tuvo como objetivo primario organizar los centros vecinales que en un tiempo, sólo 14 funcionaban aceptablemente.

El centro tiene varios peligros, uno de ellos es el personalismo, cuando una comisión trabaja y no tiene objetivos o incentivos para hacer cosas que se necesiten, se va disminuyendo la atención en él, entonces no hay un crecimiento, se va diluyendo, y llega al momento en el que los vecinos no son atendidos, ni escuchados. Es así que una de las misiones del municipio es hacer docencia.

Tras asumir en el gobierno el pasado 15 de noviembre de 2015, nos enfocamos en centros comprometidos, no con la región, sino con el pueblo. En ese momento, existía una ordenanza del 1986, con seis artículos, pero nos dimos cuenta que necesitábamos una nueva  que cumpliera con los requisitos de esta época, porque esa no contemplaba las nuevas tecnologías, etcétera.

A los tres meses que asumimos comenzamos con la elaboración de esta nueva ordenanza. Citamos a los interesados y empezamos en conjunto, para lo cual  partimos de un esquema para ir modificando cosas. Tardamos seis meses para hacerlo, porque es una larga ordenanza y queríamos que especificara todo lo necesario para el buen funcionamiento de los centros.

Y así se hicieron muchísimas modificaciones. De esta manera se va dando una tónica que desde el gobierno municipal se le quiere dar a los centros vecinales, con el único objetivo de que trabajemos en conjunto, sin confrontaciones.

También, el municipio debe escuchar los planteos que se hacen y no considerarlos como un ataque a su gestión, sino como un aporte.

EM: ¿Y de dónde sacan ese presupuesto?

JJR: El presupuesto es propio y si los centros tienen una cualidad es que gestionan, ya sea a nivel nacional o provincial, hay ayuda con fondos que son enviados con un fin determinado.

EM: Qué desafíos tienen para lo que resta del 2017?

JJR: La confirmación de los centros vecinales de los 16 barrios correspondientes a Salsipuedes, legalmente constituidos; aprovechar las oportunidades que surjan para el crecimiento de los mismos, pero nos falta mucho.

Además, salir, juntarnos con el corredor de Sierras Chicas y realizar actividades turísticas, programas de trabajo o capacitación, programas que le sirvan a la gente para minimizar esfuerzos. Tenemos que administrar mejor el dinero porque es escaso y hay que darle el mejor destino.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: