Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Narices frías, cálido corazón

perro


Por Sofía Bobbiesi y Valentina Sastre. 4°A IENM

Las alumnas de 3º año del IENM, Agustina Farías y Ludmila Ferreyra, junto a la asociación Mi Conciencia Animal, ubicada en Salsipuedes, se encargan del rescate y cuidado de perros callejeros.

Desde siempre rescataron animales individualmente. El año pasado lo comenzaron a hacer juntas. Ya han rescatado y ubicado a once perros.

Su amor por los animales comenzó con el rescate de una perra del IENM que había tenido cachorros. Dijeron: “De esto nos tenemos que ocupar”. Las alumnas siempre están atentas a los perros de la calle.

Cada una de ellas tiene cinco perros en su casa. Sin embargo, a los padres de Agustina no le gustan los perros, pero la apoyaron de todas formas.

Como recién empiezan, los perros de la escuela no se los llevan, les dan de comer y los desparasitan vía oral.

Lo mínimo que hacen es darle de comer hasta que engordan y los van llevando para regalar. Si los perros no pueden quedarse en un lugar fijo, como el colegio, se los llevan a su casa.

“Al principio la plata nos la daban nuestros padres. Como yo tengo una veterinaria amiga me da los desparasitarios”, cuenta una de las alumnas. “Nos turnamos para ir a buscar a los perros, darles de comer. Era más fácil dividiéndose las tareas”.

“La adopción la fomentamos por redes sociales. Y cada domingo de por medio hacemos campañas en la plaza de Salsipuedes. Cuando se elige la persona se realiza el seguimiento para controlar que el perro siga bien. Si la persona no lo puede tener porque el animal no se adaptó, nos avisa y lo volvemos a buscar”, comentan las alumnas.

“La idea es que los perros no vuelvan a parar a la calle y estén en familias que los cuiden”, concluyen.

perro-refugio

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: