Deportes Destacadas La región

La voz del camino

Héctor Carmona junto a Juan Grillo conforman la dupla de “El Grillito Competición” que participa del rally Regional Cordobés. Junto a ellos, un mecánico y el ingeniero le dan forma a este equipo que, a bordo del Fiat 128, recorren los tramos de la competición.

carmona

Héctor Carmona es co-piloto de rally en el campeonato Regional. En diálogo con El Milenio, cuenta los detalles de una profesión riesgosa y adrenalínica.


Gentileza Matías Quintana | periodico@elmilenio.info

Héctor Carmona junto a Juan Grillo conforman la dupla de “El Grillito Competición” que participa del rally Regional Cordobés. Junto a ellos, un mecánico y el ingeniero le dan forma a este equipo que, a bordo del Fiat 128, recorren los tramos de la competición.

“La tarea del copiloto o navegante es primordial”, cuenta Héctor. “Mi trabajo consiste en marcar cómo va a recorrer el auto cada tramo de la competencia”, agrega. “Para esto, se realiza previo a la competencia, un reconocimiento del tramo, y se arma lo que se denomina el roadbook, o la hoja de ruta. Aquí, junto al piloto lo que hacemos básicamente es recorrer la pista en un auto de calle, a velocidad normal, para marcar cómo pensamos que vamos a transitar cada tramo al momento de la competencia”.

“Por ejemplo, la velocidad a la que vamos a ir en determinada recta; también en que momentos debemos frenar; o que ángulo tiene cada curva, si es muy pronunciada o abierta, marcamos además los saltos, badenes, lomadas y todo tipo de acontecimiento que sea clave para que después, al momento de correr por la competencia, el recorrido se haga de memoria. La hoja de ruta es una ayuda de memoria para el piloto, y mi labor es leerle cada tramo del recorrido. Para que esto funcione a la perfección se precisa una buena comunicación y confianza entre los tripulantes”, relata Carmona.

“Para dar una visión certera del trabajo del copiloto, imagínense a cada uno de ustedes leyendo un texto en un auto que va a más de 100 km por hora, atravesando saltos, curvas, badenes, lomadas, cruces de animales, sumado a la euforia del público que se amontona por ver cada tramo”, dice Héctor. “Uno se podría marear o distraer, y aquí la atención y concentración son claves. Para hacer más fácil la lectura siempre se anotan símbolos, números o frases muy cortas, ya que cada lectura son segundos de competencia y las decisiones se toman al instante”, agregó el navegante.

Además de ello, otro punto importante en la labor del navegante es el control de los horarios del vehículo. “En cada competencia tenemos horarios estrictos para la largada, para la asistencia del vehículo y también para registrar las tarjetas de control al finalizar cada tramo, todo esto se realiza cronometrado, y de no estar en los tiempos reglamentarios, la organización va a penalizar al equipo infractor”.

carmona-1

Seguridad e inseguridad en la profesión

Héctor resalta que la tarea del navegante es una profesión minuciosa y riesgosa, debido a que el trabajo se realiza siempre a alta velocidad, sumado a que el poder de decisión no está en sus manos sino que dependerá siempre de las maniobras del piloto.

“Es una profesión de alto riesgo, donde uno sabe de antemano que puede chocar el vehículo, dar tumbos o vuelcos, a veces por malas maniobras de uno mismo, así como también por factores externos como sufrir una pinchadura de un neumático a esa velocidad, o el cruce de animales y hay además ocasiones donde el comportamiento del público es indebido. Todos estos factores hacen que el rally sea una profesión de alto riesgo, pero, también las medidas de seguridad son muy estrictas. El vehículo posee una jaula interior que impide que el auto se abolle, además piloto y navegante contamos con doble cinturón de seguridad que inmoviliza el cuerpo, más el casco y un traje ignífugo de competición que dan todas las medidas de seguridad necesarias para la competencia”.

carmona-2

El Grillito Competición

La dupla Juan Grillo (piloto) y Héctor Carmona (navegante) conforman el equipo El Grillito Competición. Actualmente participan del rally Regional de Córdoba a bordo de un Fiat 128.

Sus expectativas para lo que resta del año es realizar las cuatro carreras programadas en las fechas de competencia que serán en Alta Gracia, Quilino, Embalse y Soto. Y para el año próximo la perspectiva es lograr subir de categoría compitiendo en un Chevrolet Corsa.

0 comments on “La voz del camino

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: