Ciencia y tecnología

PROCER: el avance de las tecnologías para las personas con dificultad visual

En Córdoba se está desarrollando la tecnología “Procer”, un dispositivo que sirve de lector y transcriptor de texto para las personas con dificultades visuales. El Milenio habló con Manuel Ferreiro, fundador de Procer Tecnologías inclusivas, para que nos cuente de qué trata tan novedoso producto.

  • Guadalupe Cagliero y Tobías Duarte
  • Instituto Educativo Nuevo Milenio.
  • Joaquín Mora y Gastón Rahal.
  • Instituto Milenio Villa Allende.

El avance de la tecnología digital permitió en los últimos años que muchas personas con distintos tipos de dificultades psíquicas o físicos, puedan ser incluidas en distintos ámbitos de la vida diaria como el educativo y el laboral.

Un ejemplo de este tipo de desarrollo tecnológico lo encontramos en Córdoba con PROCER, un aparato cuya funcionalidad es convertir el texto en audio facilitándoles a las personas ciegas el poder leer y estudiar garantizando de esta forma, su autonomía e inclusión.

Para conocer un poco más sobre esta nueva tecnología cordobesa, que ya se está aplicando en varios países del mundo, El Milenio charló con Manuel Ferreiro, egresado de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Córdoba que junto con un grupo de compañeros universitarios, desarrollaron este original producto que garantiza el desenvolvimiento de las personas con discapacidad y que según menciona, ya se está utilizando en más de diez universidades de todo el país.

Tecnología para la inclusión


Manuel Díaz Ferreiro, Mariano Lescano, Julián Guerrero, José Ribodino y Eduardo Carrizo, junto a distintos colaboradores freelancer sacaron adelante este emprendimiento.

El Milenio (EM): ¿Qué es el PROCER y cómo nació la idea de crearlo?

Manuel Ferreiro (MF): Nosotros hacemos dispositivos para personas con discapacidad visual , es decir hardware que en su forma más simple es un aparato como del tamaño de un teléfono viejo, es decir un poco más grande y alto.

La idea inicial era convertir el texto impreso en audio para que una persona ciega pueda estudiar con mayor facilidad. Nosotros somos ex estudiantes de la universidad pública, de la Facultad de Ingeniería de Ciencias Exactas más precisamente.

El modo de funcionamiento de PROCER es así: se conecta un escáner de mano -que es como una planchita de pelo-,  que se desplaza por la hoja y el dispositivo la endereza y te la empieza a leer.  

La ventaja del escáner de mano, es que a diferencia de un lector de pantalla, puedes leer cualquier formato del texto que se encuentre en cualquier superficie. Además tiene una herramienta muy útil que es la de “Resumen”, es como si estuviera estudiando y subrayando ideas principales.

En la última actualización -que siempre son gratuitas- ya le podes conectar un teclado y escribir y editar los documentos. También reconoce el dinero y puede leer en inglés y español.

EM: ¿Cuánto tiempo te llevó crear esta tecnología? ¿Cuántas personas están involucradas en el desarrollo de Procer?

MF: Empezamos a trabajar alrededor del año 2013, pero como necesitamos plata, para básicamente la matrícula, el hardware etc. empezamos a buscar subsidios o fondos para poder dejar nuestro trabajo y dedicarnos de lleno a esto. El subsidio que conseguimos salió en 2015, ahí renunciamos a nuestros trabajos así que desde que empezamos en agosto del mismo año, hasta que entregamos el producto terminado ya comercialmente, pasaron 2 años.

O sea, el tiempo de desarrollo para que sea un producto entregable fueron 2 años, nosotros hicimos una venta anticipada y fue bastante exitosa, la habíamos arrancado en marzo de ese año y en agosto empezamos a hacer la difusión. 

Que como siempre digo, en un país donde tenemos fama de garcas, hubo 70 personas que confiaron en nosotros por el simple hecho que les gustaba lo que hacíamos, entonces eso para nosotros ha sido muy valioso.

EM: ¿En qué año salió al mercado?

MF: El primer dispositivo PROCER lo entregamos en agosto de 2017. Luego hicimos PROCER 2, que es una versión avanzada y en 2019 sacamos PROCER Reader. Si este año se puede, vamos a sacar otro dispositivo más.

EM: ¿Cómo se introdujo Procer en el mercado internacional?

MF: Eso fue medio de rebote, nosotros cuando arrancamos tuvimos la suerte de salir en muchos medios nacionales. Tuvimos notas con Clarín, Infobae y demás medios, digamos que tuvimos mucha difusión.

Después tuvimos la suerte de quedar seleccionados entre los 10 finalistas de “Una idea para cambiar la historia” en Discovery Channel, que es un concurso que lo hacen en todo Latinoamérica, y eso nos abrió un poco la difusión fuera del país.

A partir de ahí, tuvimos un par de ventas en Italia porque una mujer argentina que vivía ahí nos compró un dispositivo al ver una de estas notas. Y después, estuve en España en 2018 para tratar de introducir el producto allá -que tampoco ha sido exitoso este proceso, por lo menos por ahora- y el año pasado, nos agarró la pandemia, abrimos el Crowdfunding

Hoy, la empresa está en Argentina y Chile. Pero, actualmente, el 90% de las ventas son en Argentina y es algo que estamos trabajando, para vender más afuera.

EM: ¿Qué precio manejan?

MF: El dispositivo PROCER 2, el más conocido que tenemos, sale setenta mil pesos, que para mucha gente es bastante plata, pero para que te des una idea el producto de la competencia sale seis mil dólares. 

Para lo que es Argentina es bastante competitivo, imagínense cuando nosotros los empezamos a vender, los vendíamos a ocho mil cien pesos, todo el resto ha sido devaluación.

En la medida que el proyecto fue avanzando, la empresa se fue haciendo un poquito más conocida y la empezaron a cubrir las obras sociales.

Actualmente, ya hay más de veinte obras sociales diferentes que lo han cubierto, entonces por ahí si la persona no tiene los recursos, lo puede tramitar por la obra social y si no tiene obra social lo puede tramitar a través de la agencia nacional de discapacidad.

Además, lo hemos vendido en veintiún universidades diferentes,- diecinueve de ellas en Argentina, una en España, una en Chile- y esa es otra forma de adquirir el dispositivo.

Actualmente existen tres dispositivos Procer: 1, 2 y Reader el cuál es más orientado al estudio y la lectura.

EM: ¿Tenes pensado distribuirlo por el mundo?

MF: La idea es que si digamos, la verdad es que nos ha costado bastante para ser sinceros porque justamente eso, tuvimos mucha suerte en Argentina con los medios masivos. 

Entonces llevarlo a otro país es la primera complejidad que tenés que resolver. Tenes que traer las cosas a Argentina, armarlo y luego exportarlo, todo eso te encarece bastante el producto.

Tenes que buscar por ahí un distribuidor, en general sobre todo en Europa no tienen tanta confianza sobre todo post venta, si una persona lo compra en España, se le rompe y a quien le reclama. 

Entonces es necesario, armar toda esa red de personas que lo puedan reparar allá, es lo que nos lleva un poco un más de tiempo, que por ahí estamos viendo con unos productos nuevos de que nos sean más fácil hacer una alianza comercial allá, pero eso es lo que nos complica un poco porque los precios cuando sumas todo este combo, haces que el producto sea bastante más caro.

EM: ¿Cómo fue la participación de las personas con discapacidad visual en el proceso de creación del producto?

MF: Si bien la idea de base fue nuestra, también tiene que ver mucho nuestra forma de ser. Creo que en la Ingeniería existe una soberbia de pensar “bueno, yo lo hago y luego la gente lo va a usar”. Nuestra lógica fue al revés, si no te hace falta no voy a perder el tiempo en esto.

En nuestro caso, los usuarios nos fueron marcando un poco el camino. En principio el proyecto nació como una filosofía de empresa y como algo orgánico, donde de buena onda (las personas con discapacidad visual) que sólo validaba el producto final. Después lo tomábamos como una especie de comunidad que es fundamental para nosotros, fue bueno que se retroalimenta la toma de decisiones. Ellos nos dan la idea y luego consideramos sus aportes para las actualizaciones.

Por eso no cobramos las actualizaciones, considero que esos productos ya los vendí y lo que me va a servir, es para generar el boca a boca, con PROCER 2 si lo cobramos porque ya incluye hardware nuevo.

En ese sentido, hacemos una especie de “antimarketing”, comentamos todo lo que no te va a servir el dispositivo y después decimos todo lo que sirve. 



Para conocer un poco más sobre este dispositivo o incluso para adquirirlo, uno se puede comunicar a:

Web: www.procertecnologias.com

Mail: contacto@procer-project.com

Facebook: Proyecto Procer

0 comments on “PROCER: el avance de las tecnologías para las personas con dificultad visual

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: