fbpx

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

“Trazos”. Un proyecto con tinte vecinal en Mendiolaza

Mariana Alejandra Pereyra, fundadora de la revista Trazos relató a El Milenio los propósitos que rodean al medio y cómo debió adaptarse a los tiempos de pandemia

  • Por Hames Malena Nair y Dutari Moretti Martina
  • Instituto Educativo Nuevo Milenio

La revista Trazos es un medio de comunicación que enfatiza en su lugar de nacimiento, Mendiolaza. El proyecto se gestó como un emprendimiento familiar, entre Mariana Alejandra Pereyra y su esposo Gabriel, ambos comunicadores. Al arribar a la localidad de Sierras Chicas, hace doce años atrás, la pareja detectó la ausencia de un canal que abordara temáticas de interés para los vecinos.

“El objetivo es ser un nexo entre los vecinos, algo que circule entre los hogares y las dependencias públicas, que la gente lo tome como una fuente de información”, valoró Pereyra, quién está detrás de aquel propósito y añadió: “Se caracteriza por ser una revista gratuita que sale todos los meses y llega a la puerta de cada casa”.

Asimismo, una marca especial es el «lado humano» que Trazos destaca en cada integrante de la ciudad y la revelación de datos inéditos de esas mismas personas. «Siempre destacamos cosas positivas, por ejemplo, si un vecino que es músico, de repente ganó un premio, vamos y le hacemos nota; hay familias con mucha tradición que nos han contado acerca del acervo cultural del pueblo, la historia», explicó la comunicadora.

Anuncios

El Milenio: ¿Qué recursos técnicos y humanos necesita para realizar la revista?

Mariana Pereyra: Una computadora, el celular, ya sea para grabar una nota, sacar fotos, comunicarme, enviar la revista por whatsapp, y una imprenta, que no es propia, la contratamos en Córdoba. Además, la distribución; gran parte del reparto se hace a pie, también tenemos que llevarlas en vehículos. Por último humanos, yo me encargo del diseño, de hacer las notas, tenemos una persona que nos asiste en la web, que está disponible, sube cosas y  un cobrador de publicidades.

EM: ¿Qué tiene en cuenta a la hora de seleccionar una nota para su medio?

MP: Como la revista es mensual, tratamos de no trabajar con notas que tengan que ver con una cuestión temporal, esos temas los manejamos con la cotidianeidad que nos dan las redes. Al ser una edición papel, lo que nosotros reflejamos en las notas son cuestiones que tengan que ver con lo que hacen los vecinos de Mendiolaza.

Siempre destacamos cosas positivas, por ejemplo,  tenemos un vecino que es músico y de pronto ganó un premio, vamos y le hacemos la nota; o si hay una vecina muy viejita que nos cuenta historias, a lo mejor de la primer oficina de correo de Mendiolaza; hemos hecho nota a los primeros productores de pan del pueblo, a familias con muchas tradición en Mendiolaza que nos contaron porqué la avenida Martín Tissera se llama así. Rescatamos todo lo que tenga que ver con el acervo cultural del pueblo, la historia y lo que tienen los vecinos para contarnos. 

EM: ¿Cómo logró que la revista se hiciese reconocida?

MP:  Con mucho trabajo, cuando apenas salió “Trazos”, había otro medio que se llamaba “El Árbol y el Bosque” que era una revista muy instalada en Mendiolaza y no lo vimos como un competidor, nos complementamos, inclusive era más política y nosotros no queríamos ser de ese tipo. Durante 12 años la revista siempre se publicó, trabajando con seriedad, responsabilidad por las cosas que se difunden y jerarquizando nuestro trabajo. 

EM: A lo largo del tiempo ¿la revista fue incrementando secciones, modificándose?

MP: Sí. Hace un tiempo, tuvimos una sección que era exclusivamente para niños, que se llamaba ‘Pequeños Trazos’ y dejó de aparecer. Antes también tenía clasificados, dejaron de salir, porque hubo una revista que se dedicaba exclusivamente a publicarlos y vimos que no era nuestro fuerte. Además, las secciones se van incrementando, de vecinos, de instituciones, tenemos publinotas, otras que tienen que ver con el Concejo deliberante, entrevistas políticas, cultura y deporte.

EM: ¿Hay temas que no quiere que se toquen en su revista? ¿Por qué?

MP: Generalmente nos pasa que a veces recibimos comentarios de fuerzas políticas, sobre otras, o, nos tiran un tema, para que nosotros ahondemos en el mismo. Tratamos de no meternos en las disputas políticas, porque preferimos mantenernos al margen de todo eso, ya que, como hoy las fuerzas políticas son antagónicas, mañana se juntan en la misma lista. Política y Religión, tratamos de no abordarlas.

EM: ¿Cómo se sustenta económicamente el medio?

MP: Se sustenta con la venta de publicidad. Tenemos un tarifario, el cual se rige en función del costo principal que tiene la revista, que es la impresión, publicidad de comercios, oficial, del municipio y del gobierno de Córdoba.

EM: ¿Tienen difusión a través de las redes sociales?

MP: Sí, apenas apareció Facebook, lo primero que hicimos fue crear uno de Trazos y la verdad desde que lo realizamos estuvo buenísimo la interacción. Muchas veces surgen temas que no están abordados en la revista y que sí los podemos tratar desde las redes sociales por una cuestión de temporalidad. También tenemos Instagram, la idea de esta red es una cuestión más visual e informativa.

EM: ¿Cómo definiría al público lector de Trazos?

MP: Es súper amplio. Nos ha pasado desde recibir fotos de nenes, con la revista en las manos mirando las fotos, hojeando, hasta gente grande que cuando estamos repartiendo, nos encuentran en la calle o se enteran de que nosotros somos quienes hacemos Trazos, nos dicen “Uy la revista, cómo me gusta”.

Anuncios

EM: ¿Tuvo que modificar algo de la revista en estos tiempos de pandemia?

MP: En vez de distribuirla en formato papel se publicó vía web únicamente, dejamos de imprimir, muchos de nuestros clientes cerraron sus puertas, suspendieron la publicidad.

Creamos y diseñamos flyers especiales para las redes en los que buscamos migrar todo el contenido que se hacía para el papel. Trabajar en redes todos los días, te lleva mucho más tiempo que escribir una revista; para diseñar flyers, muchos clientes te dicen, “che hoy tengo una promoción” la quiero difundir, lo hacemos sin costo, se publican tanto en sus redes como en las nuestras.

Es otro método para no dejar de comunicar; en estos tiempos semana a semana ha habido muchos cambios en la información, que va cambiando minuto a minuto, nosotros las fuimos publicando en nuestras redes y de cierta forma pudimos mantener la presencia durante todo este tiempo. 

A %d blogueros les gusta esto: