Hace más de un mes que los deportistas federados pueden entrenar en las piscinas, pero como práctica de deporte regular o de modo terapéutico aún no han podido acceder.

¿Encontraste algún error? Avísanos


Muchos rubros aún esperan la habilitación del COE Central para retomar sus actividades. Los natatorios son uno de los espacios que continúan buscando el visto bueno. 

Hace más de un mes que los deportistas federados pueden entrenar en las piscinas, pero como práctica de deporte regular o de modo terapéutico aún no han podido acceder. 

Ante esto, la Cámara de Natatorios de Córdoba envió una nota al mencionado organismo de control, solicitando “la apertura y habilitación en forma urgente» de las piletas de enseñanza y práctica del deportes.

Según asegura la organización deportiva, no se ha registrado ningún caso de COVID-19 durante los entrenamientos de los deportistas federados, por lo cual no hay razón para creer que es un riesgo siempre y cuando se respeten las medidas de seguridad. 

En la nota elevada al COE manifiestan: “¿Por qué desde el 16 de marzo se le sigue diciendo que no a la posibilidad de trabajo en los natatorios, conociendo todos y afirmado esto por profesionales de la salud que es un lugar seguro para el deporte?«.

Finalmente, la carta destaca: “Por ello, exhortamos de manera enfática a la igualdad de oportunidades y por ello la ampliación del permiso otorgado a nadadores federados de modo tal que nos comprenda y permita volver a trabajar«.