La opción de cremas para el cuerpo y shampoos, entre otros productos, de origen natural es cada vez más demandada.

¿Encontraste algún error? Avísanos


Cada vez son más las personas que buscan alternativas naturales y ecológicas para distintos rubros, y la cosmética no es la excepción. Esta nueva tendencia en el sector de la belleza tiene grandes aspectos positivos ya que los productos son muy buenos para la piel debido a su elaboración natural.

Gabriela Reynafe, farmacéutica y especialista en cosmética natural, es una vecina de Mendiolaza, quien explicó que los ingredientes utilizados son muy respetuosos con la piel y no producen alergias ni enrojecimiento.

Entre los beneficios de la cosmética natural se pueden encontrar una mejor adaptación de los ingredientes a la dermis (una de las capas de la piel), nutren y son menos agresivos que la cosmética convencional. Además, no tienen efectos secundarios ni provocan reacciones alérgicas, son especialmente positivos para las pieles sensibles o las personas con problemas cutáneos (como dermatitis atópica, acné, urticaria, entre otros)”, explicó a El Milenio Reynafe. 

Otro de los beneficios, es que no están relacionados directamente con la estética y no están testeados en animales ni se usa materia prima procedente de ellos con lo cual los hace veganos. Asimismo, no emplean productos sintéticos, ni minerales como parafina o silicona.

Vale mencionar, que Reynafe tiene su propio emprendimiento llamado Serendipia, en el cual pone a prueba todas las teorías. La profesional contó a este medio que sus envases y bolsas para entregar también están fabricados con productos reciclados, con el objetivo de ser eco-amigables.

Para concluir, Gabriela resaltó: “Al contrario que la cosmética convencional, la natural ofrece resultados en un periodo más largo de tiempo, lo que es buena señal porque se trabaja la piel desde el interior. Aunque los los mismos tarden en salir a la luz. Después serán más duraderos, ya que se habrá reparado el cutis desde las capas más internas”.