La perra ayudó durante muchos años en la búsqueda de niños y niñas. No hace mucho falleció, por lo cual será conmemorada.

¿Encontraste algún error? Avísanos


Pacha fue una perra con una gran misión en su vida: rescatar niños y niñas en diferentes situaciones. Tristemente, Pacha murió, pero su labor será recordada por siempre. 

La heroica can trabajó en Unquillo durante la Gran Inundación de aquel fatídico mes de febrero de 2015 y lo hizo junto a su entrenador Nicolás Romero. Es por esto que la Fundación Resilient decidió realzar una estatua conmemorativa en la localidad de Sierras Chicas. 

Para este reconocimiento, solicitan la donación de llaves, picaportes o cualquier objeto de metal. Además, convocan a estudiantes de arte para realizar la escultura. 

A Pacha la conocí buscando una pequeña, Sofia de 5 añitos, que se había perdido. No siempre tienen finales felices. El homenaje se trata de eso, de resaltar el trabajo de los perros de rescate”, contó a El Milenio Marcela Cantero, fundadora de Resilient.

Y agregó: “A Pacha le debemos un agradecimiento, como todos los perritos de rescate, porque ayudan a resolver los casos, con finales felices, tristes o trágicos. Ellos son los que resuelven”,

Además mencionó: “Sentimos que se merecen un reconocimiento y a eso corresponde la campaña de recolección de metal. Para que podamos contratar un artista que sea especializado en fundición de metales y pueda hacerle un monumento en Unquillo”.

Si bien, la fecha de inauguración esta planeada para el 28 de diciembre del corriente 2020, todo dependerá de cómo evolucione la situación de pandemia. “La idea es que se realice en un espacio social de Unquillo, donde haya niños y perros, ya que entre ellos se llevan muy bien y se brindan alegría y protección entre las dos partes”, concluyó Cantero. 

Para realizar una donación u ofrecerse para hacer la escultura, pueden comunicarse al 351157010941 o al Facebook Fundación.resilient