El equino rescatado fue utilizado para tirar de un carro. Su estado de salud era grave debido a un tumor.

¿Encontraste algún error? Avísanos


Benito es un caballo rescatado por la Fundación Sin Estribo de un carro en la Donato Álvarez. El animal se encontraba desnutrido, pero lo más grave fue que tenía un tumor en el pene. 

Para extraer el tumor, debía ser operado, pero los costos sumaban un total de $12.000 entre honorarios de veterinario, insumos y medicamentos. Gracias a las donaciones por parte de distintas personas y el arduo trabajo de la Fundación, pudo realizarse. 

La operación se llevó a cabo el pasado martes 4 de agosto, por Ignacio y Ricardo Gigena Cammisa. Según publicaron en la página oficial de Sin Estribo, Benito esta mejorando, tiene que cicatrizar bien pero pronto va a estar recuperado. Está comiendo bien y con antibiótico todos los días.