A los 39 testeos rápidos realizados el jueves 6/8 a trabajadores municipales, se sumarán otros 100 el sábado 8, y así se proseguirá en grupos hasta llegar a la totalidad de empleados.

¿Encontraste algún error? Avísanos


A partir de haberse confirmado el primer caso de COVID-19 en la ciudad de Unquillo – se trata de un empleado municipal -, la Municipalidad puso en marcha una serie de acciones sanitarias con el fin de hacer frente a la posible multiplicación de transmisiones. Y como mencionan a través de un comunicado oficial, “el estado local, contando con protocolos previamente diseñados, estaba preparado para esta situación, lo que permitió actuar rápidamente implementando medidas preventivas de amplio alcance”.

Así, frente a la presencia del nuevo coronavirus, se dispuso de inmediato la realización de testeos rápidos a quienes trabajan con proximidad física de la persona diagnosticada con el virus, siguiendo con el resto de oficinas hasta llegar a la totalidad de empleados, incluidos aquellos que no realizan sus funciones dentro de la sede de Av. San Martín 2186. El fin es lograr evaluar la trazabilidad epidemiológica.



Además de la desinfección en el edificio municipal, se redefinirán modos de funcionamiento de la planta de trabajo, sectorizando accesos para evitar contactos al máximo posible, con medidas extremas de bioseguridad para quienes deban movilizarse, siempre con el objetivo de reforzar la protección personal y garantizar la salud de quienes circulen, ya sean trabajadores o vecinos que asistan a realizar trámites.