Las empresas no podrán alegar causas de fuerza mayor o disminución de la demanda de trabajo. La extensión del decreto alcanza hasta el próximo 30 de septiembre.

¿Encontraste algún error? Avísanos


Este jueves 23 de julio, el Gobierno Nacional comunicó que se prorrogará por dos meses más, la prohibición de despidos trabajadores sin justa causa mientras dure la crisis desatada por la COVID-19.

De esta forma, la resolución original que vencía este 31 de julio, se extiende hasta el 30 de septiembre de este año, según comunica la agencia de noticias Télam.

La actualización del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) fue firmado por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni y también cuenta con la firma del presidente de la Nación, Alberto Fernández.

La base del decreto aclara «la prohibición de efectuar despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor por el plazo de 60 días contados a partir del vencimiento del plazo establecido por el Decreto N° 487/20».

Además, la norma también prohíbe por el mismo término, las suspensiones por los mismos motivos, aunque quedarán nuevamente exceptuadas las suspensiones que sean pactadas individual o colectivamente u homologadas por la autoridad de aplicación en el marco de los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo.

El decreto originalmente fue creado a fines del mes de marzo, luego de que se hiciera pública la intención del Grupo Techint de despedir a más de mil empleados.

Es uno de los casos que más me conmocionó, no es momento de hacer eso, es una falta de solidaridad enorme. Una sociedad que descarta no es una sociedad, es una perversión”, declaró Fernández en aquella ocasión.