Los trabajadores protestaban en el Obrador Municipal, denunciando descuentos en sus salarios. Intervinieron las fuerzas de seguridad y ordenaron la detención de 41 personas. Testigos aseguraron que hubo enfrentamientos entre policías y los empleados.

El pasado lunes 4 de mayo, empleados municipales llevaron adelante una protesta en la que denunciaban descuentos en sus salarios básicos y adicionales. La medida de fuerza tuvo lugar en las afueras del Obrador Municipal y terminó con la intervención de la Departamental Colón, con la colaboración también de policías de la de la Ciudad de Córdoba.


Jesús María: asamblea y movilización de empleados municipales

Covid-19: Jesús María fue catalogada como zona blanca


El fiscal Guillermo Monti ordenó la detención de 41 personas del Sindicato de Trabajadores Municipales por violar el aislamiento social obligatorio. El procedimiento, según informó FM Comunicar, fue tenso. Asimismo, testigos aseguraron que se produjeron peleas.


41 personas fueron detenidas, incluido el Secretario General del gremio. / Foto gentileza Nicolás Luque.


Previo a estas circunstancias, el Ministerio Público Fiscal aseguró haber solicitado a los trabajadores que redujeran la cantidad de personas y que, incluso, estaban jugando al fútbol en la vía pública.

Al arribar la policía, reiteraron el pedido de despejar la zona y cerca de las 20:00 hs. comenzaron con las aprehensiones. El Secretario General, Roberto Rojas, forma parte de los detenidos. También se secuestraron vehículos de los trabajadores, entre autos, motocicletas, bicicletas e incluso, reposeras.


Tras los acontecimientos, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Jesús María, emitió el siguiente comunicado:



Por su parte, el Departamento Ejecutivo Municipal manifestó a través de un comunicado oficial:

“La Municipalidad de Jesús María expresa su preocupación y lamenta lo ocurrido esta noche en el exterior del Obrador Municipal, que terminó con la detención de 41 personas.

La Fiscalía de Instrucción de Jesús María, a cargo del Fiscal Guillermo Monti, actuó de oficio ordenando el desalojo por motivos ajenos al reclamo salarial que los trabajadores realizaban y basándose exclusivamente en la violación de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio que rigen a nivel nacional.

Es preciso destacar que el Ejecutivo Municipal no tuvo ningún tipo de injerencia en las medidas adoptadas por la Justicia y la Policía.
Desde el Municipio se manifestó de manera permanente la voluntad y predisposición en la búsqueda de soluciones acordes con el contexto económico y social que estamos atravesando. 

Esta mañana la Comisión Directiva del Sindicato de Trabajadores Municipales solicitó una nueva audiencia con el Ejecutivo, a la que se había dispuesto dar respuesta en las primeras horas del martes, convocándolos una vez más al dialogo, al consenso y conforme a los procedimientos legales correspondientes a estas cuestiones”.