Graciela Ramos invita a formar parte de un vivo de Instagram, donde conversará con su editora sobre “La patria de Enriqueta”. El encuentro es el próximo martes 5 de mayo, a las 17 horas. Además, en diálogo con El Milenio, la vecina de Villa Allende adelanta algunos proyectos.

Con el objetivo de acompañar a la “comunidad lectora” durante la cuarentena, las editorales Historias que Enamoran y Penguin Random House proponen una serie de entrevistas a autoras de diferentes géneros y nacionalidades. La iniciativa se lleva a cabo a través de la cuenta @megustaleerarg en la plataforma Instagram y el próximo martes 5 de mayo, es el turno de Graciela Ramos. El encuentro está pautado a las 17:00 hs. y consiste en una charla entre la escritora de novelas históricas y Paula Echegoyen, su editora.

Durante el evento, ambas abordarán, fundamentalmente, la obra “La patria de Enriqueta”, última publicación de Ramos. Además, interactuarán con los usuarios en línea, respondiendo sus consultas.


Graciela Ramos está trabajando, actualmente, en dos novelas.


Graciela señaló a El Milenio que la importancia de estas actividades reside en ayudar a transitar, de la mejor manera posible, este periodo particular. Asimismo, destacó que otro propósito es estimular la lectura. “Es un momento excelente para leer, estamos todo el tiempo mirando para afuera esperando salir y lo mejor que podemos hacer es quedarnos en casa; en estos tiempos la lectura habilita un espacio, un refugio, para mi salva vidas”, valoró.

En este sentido, también hizo hincapié en la apertura de posibilidades para acceder a material de distinta índole. “Hoy el que no tiene tantos libros en casa, puede leer por la compu, el teléfono, acceder a portales donde se consiguen títulos gratuitos, es toda una movida que estamos dándole manija para fomentar la lectura como un medio de vida hoy”, remarcó y continuó: “al que no está habituado, que empiece un libro y si no le gusta lo deje y agarre otro, la lectura en este momento en familia es como una píldora mágica”.

Asimismo, aprovechando la situación, Ramos hace recomendaciones en sus redes sociales, se comunica con sus seguidores de distintas maneras, comenta libros o los lee para toda la comunidad virtual; y de la mano de la Biblioteca Libro Abierto, de su localidad, Villa Allende, realiza un taller de historia argentina, utilizando para ello, sus propias novelas.


Ramos hizo gran hincapié en el valor de la lectura, para transitar la cuarentena de forma amena.


Entre viajes y la denuncia

Para hacer rendir aún más los días de aislamiento preventivo y obligatorio, Ramos terminó una nueva obra que vería la luz en agosto. El relato, que implicó una ardua investigación, aborda el abuso infantil y la autora recalcó el “desafío personal”, que significó escribirlo. “Pateé mi propio tablero, me salí de las seis novelas históricas y conté algo totalmente diferente, escapé de mi situación cómoda”, declaró.

La historia que transcurre en los años 70, se plasmó a modo de novela y la trama entremezcla la complejidad del abuso, con la familiar y “lo que pasa cuando todas las instituciones fallan”.

«Buscamos acompañar a la comunidad lectora, que estamos abrazados por libros».

Aunque la narración está concluida, continúa el proceso de corrección y el trabajo “de tapa”. Pero no solo eso. A la par, Ramos se sumergió en otra aventura, la de dos chicas italianas, que en el 1900 planearon emigrar a Argentina y terminaron, por accidente, en Estados Unidos. Esta narración sí se presenta como una novela histórica, el clásico de Graciela y saldría al mercado literario en marzo de 2021.

Finalmente, la vecina de Villa Allende confirmó que su taller de escritura creativa volverá a salir por su canal de Youtube, al terminar la cuarentena. “Lo empecé y no seguí porque lo estoy haciendo con un equipo de producción, no pude filmar más, pero si ingresan hay capítulos terminados”, explicó Graciela.



En aquel proyecto, se ofrece una “mirada distinta de la literatura creativa” y se divide por módulos. En el primero –que ya se encuentra disponible- se trabaja, sobre todo, el “autoconocimiento”, “los cimientos personales para convertirse en escritor o lo que cada uno quiera ser”, en palabras de la autora a cargo.