Durante la reunión del pasado viernes 24 de abril, se resolvió la creación de una mesa de dialogo entre todo el sector comercial, acelerar la solicitud de créditos y préstamos y declarar la emergencia para flexibilizar la actividad en medio de la cuarentena.

El viernes 24 de abril, miembros del Nuevo Centro Comercial junto a ediles de diferentes partidos políticos se reunieron con el Intendente de Villa Allende, Eduardo Romero, para expresarle su preocupación por la crisis que atraviesa el sector debido a la paralización de la actividad comercial debido a la extensión del periodo de aislamiento social obligatorio que rige en todo el territorio nacional.

Parte de los comerciantes y concejales participaron de la reunión de forma virtual gracias a la aplicación Zoom, recordando que desde el pasado 9 de abril es el método elegido por el Consejo Deliberante, para realizar sus reuniones de gabinete.

En lineas generales, repasaron las encuestas y estadísticas que muestran como la pandemia afectó a los comerciantes y acordaron la creación de una mesa de dialogo entre todas las partes, para generar un plan de acción que permita la solicitud de créditos y préstamos para solventar el pago de alquileres y sueldos, además de acelerar la declaración de una emergencia que permita flexibilizar aliviar la actividad.

Por su parte, esta misma tarde se realizó la capacitación a voluntarios que colaborarán en las calles de la ciudad para concientizar para cuidarnos del COVID-19.